Un punto que sabe a poco
Stole Dimitrievski ha evitado el gol de los visitantes en dos ocasiones con manos prodigiosas | Foto: F.C. Barcelona

El Nástic empata en el Nou Estadi ante el Barça B en un partido en el que los locales podrían haber ganado con dos ocasiones clarísimas de Barreiro en la primera mitad y Brugui al final del encuentro. Ambos equipos se han encontrado con dos verdaderos muros: los porteros. Stole Dimitrievski y Ortolá han protagonizado grandes paradas para dejar sus porterías a cero. Con este punto, los grana salen de la zona de descenso gracias a la diferencia de goles con el Albacete.

Un Barça B reforzado por  Abel Ruiz, novedad en el once y con Aleña, quien venía de Atenas, como gran protagonista se presentaba en un Nou Estadi que mostraba una buena imagen con más de 600 chavales del filial en las gradas. La novedad en el Nástic era la vuelta de Abraham Minero al once titular y, con aún Uche lesionado, Delgado volvía a ocupar su lugar.

El partido empezaba con un ritmo muy lento, con ambos equipos tocando el balón e intentando buscar el error del rival para generar ocasiones. El primer disparo peligroso fue de Abraham Minero en el minuto 15, con un disparo que salía desviado por encima de la portería de Ortolá. El Nástic no se sentía intimidado por el rival y tenía el control del balón, pero no llegaba con claridad al área del rival.

Buenos primeros minutos del Nástic

La primera clara del partido ha tenido color grana. En el minuto 20 de encuentro Manu Barreiro se encontraba solo ante el portero con todo a favor para hacer subir el 1 a 0 en el luminoso. Pero el delantero se ha dormido de manera drástica y el defensa Palencia le ha recuperado 10 metros para rebañarle el balón por detrás. Tras esta acción era de nuevo el Nástic quien lo intentaba con un disparo de Mesa que la defensa desviaba y otro que Abraham enviaba muy lejos de la portería del Barça B. Diez minutos después era de nuevo Juan Delgado quien lo intentaba desde dentro del área con un disparo que con muy poca dificultad atajaba Ortolá.

Después del seguido de ocasiones grana, el Barça B ha despertado con dos grandes ocasiones que han hecho lucirse al Stole Dimitrievski. La primera llegaba en el 32 del partido con una gran contra de los blaugrana que el portero macedonio ha parado in extremis para enviar el balón a córner. Cinco minutos más tarde un xute desde la frontal de Jose Arnáiz hacía lucirse a Dimi quien ha volado para evitar que el 0 a 1 subiera al marcador.

La igualdad entre ambos equipos, con dos ocasiones claras para cada uno ha sido la protagonista en éstos primeros 45 minutos de partido. Un enorme Dimitrievski y una sólida defensa del Barça B habían hecho que el marcador mostrara el 0 a 0 inicial.

En los primeros minutos de la segunda mitad el Nástic ha salido muy enchufado con dos ocasiones muy claras de gol. La primera llegaba en el minuto 54 de partido con un disparo seco de Abraham que Ortolá desviaba a córner para evitar el gol local. En ese mismo saque de esquina el defensa Bruno Perone ha rematado con la cabeza el centro de Delgado que por muy poco no se ha colado en la portería rival. En ese instante y con una ocasión del Barça B con poco peligro, el partido entraba en una dinámica de vaivén que los más de 6000 aficionados agradecían.

Con la lluvia llegaba el juego más tranquilo de la segunda mitad. Los dos equipos volvían a jugar en el mediocampo sin querer tomar riesgos y para controlar ese ataque y gol del inicio de la segunda mitad. Aun así, los visitantes han tenido una clara ocasión de gol, con un remate de cabeza de Marc Cardona que se paseaba por el área grana.

En los últimos minutos el partido entraba en unos instantes de locura. El Nástic lo estaba intentando con múltiples llegadas al área, con Kakabadze y Abraham como protagonistas que la defensa rival podía evitar. El Barça B, aprovechando las acometidas del Nástic, encarrilaba unas buenas contras que gracias al acierto de la zaga local no acababan en gol.

El partido entraba de nuevo en unos minutos de ataque y gol constante. Con el encuentro totalmente roto llegaban algunas ocasiones sin claridad, menos la del minuto 86 que Dimitrievski salvaba el gol del Choco Lozano. Justo dos minutos después el protagonista era Ortolá, quien evitaba la victoria grana con un paradón al remate del jugador del filial Brugui.

Con un Nástic intentando marcar el gol de la victoria y con la afición llevándolos en volandas el encuentro ha acabado con el 0 a 0 inicial y con un punto que le permite salir de la zona de descenso con 12 puntos. El Barça B, por su parte, se coloca en la duodécima posición con 15 puntos. En el próximo partido el Nástic se enfrenta al Valladolid en el José Zorrilla  a las 18h del domingo. El partido, que se presenta difícil, tiene que servir para que las buenas sensaciones del Nástic en este partido sigan y sumar una nueva victoria lejos del Nou Estadi.  

VAVEL Logo