El Córdoba de Merino
FOTO: Laliga123

La llegada de Juan Merino al Córdoba CF ha supuesto cambios en muchas facetas, tanto en el sistema como en la estructura de entrenamientos del equipo.

Comenzando por los entrenamientos, la llegada del gaditano, ha supuesto una mayor carga en los entrenos y un aumento de los mismos, llegando incluso a tener dobles sesiones de algunos días de la semana.

Aunque quizá lo más curioso de todo haya sido que tras el partido contra el Numancia, y sólo cinco minutos después del pitido final, los jugadores regresaron al verde para hacer una sesión. Sí, como leen, sin margen a la ducha ni al descanso, los titulares realizaron una sesión de recuperación de una media hora y las reservas y no convocados realizaron una sesión algo más fuerte.

El método de entrenamiento y la carga de trabajo ha sido el primer cambio, donde se ha notado un sensible aumento de la misma y una mayor duración en los entrenos que la que había con Luís Carrión en el banquillo.

Con respecto al sistema de juego está en pleno desarrollo, pues los jugadores tienen que cambiar el chip y hacer suyo el sistema de merino. Quizá la característica principal es que las líneas están más juntas provocando menos espacios entre líneas y haciendo con ello más diíiciles los desajustes.

Portería

Merino sigue confiando en el arquero polaco Pawel Kieszek. El portero aporta seguridad en defensa y sus buenas actuaciones siguen poniéndoselo difícil a un Igor Stefanovic que sigue viendo los partidos desde el banquillo.

Defensa

El luso Joao Afonso y el sevillano Caro son fijos en el centro de la defensa junto con José Manuel Fernández y Dani Pinillos en los laterales. El sistema de merino requiere de laterales rápidos que suban al ataque pero que a la vez trabajen en defensa. Por el momento se ha visto poco prodigarse en ataque a ambos laterales, aunque suponemos que poco a poco lo irán haciendo.

Por contra tenemos a un Josema al que Caro le ha ganado la partida en el centro de la zaga, y a unos inéditos Loureiro y Noblejas, que siguen sin saber lo que es debutar en liga.

Centro del campo

El doble pivote es básico en el sistema de Merino, y aquí hay dos nombres propios, Aguza y Edu Ramos. Dos jugadores trabajadores, que apoyan en defensa y que tratan de salir con la pelota jugada. El juego no es muy vistoso pero quiere ser efectivo.

Quizá el más perjudicado con este sistema es el montoreño Javi Lara, que ha visto como su participación desde la llegada de Merino se ha desarrollado en escasos minutos al final de los partidos. Para el nuevo preparador califal, su sistema requiere de dos jugadores en el centro que trabajen bien en ataque y en defensa y aunque considera a Javi Lara como el mejor del equipo sin duda a balón parado, considera que no encaja en el centro del campo. Incluso ha puesto como ejemplo su paso por el Eibar donde jugaba por la banda izquierda, teniendo grandes actuaciones. Por ello, se vio al montoreño por banda izquierda en el último partido en casa ante el Numancia.

Otro jugador que ha quedado relegado ha sido Carlos Caballero, sin minutos desde la llegada de Merino, sin contar al inédito Esteve.

Bandas

Aquí son fijos Jaime Romero y Javi Galán, intentando hacer un trabajo con el apoyo de los laterales. Imprescindible llegar al fondo de la banda y centrar balones para los delanteros.

Ataque

Quizá aquí está el cambio más sustancial, pues Merino apuesta por dos delanteros el lugar del media punta y el único delantero por lo que apostaba Carrión.

Sergi Guardiola y Jona son titulares y realizan ambos trabajo de ataque. Como punto negativo está el que el equipo estaba estructurado para un único delantero y el otro delantero quedaba en el banquillo para usarlo como revulsivo. Con este cambio de sistema los dos únicos delanteros natos de la plantilla son titulares y no existe ese delantero nato en el banquillo.

Para ello Merino está trabajando para reconvertir en delanteros al serbio Sasa Markovic y al onubense Alejandro Alfaro de los que tiene claro que pueden actuar perfectamente como delanteros.

Este quizá es el resumen de lo visto hasta ahora con Merino, un equipo bastante más trabajado y que sabe a lo que juega. Pero como siempre en el fútbol, lo importante es que la pelotita entre y que los puntos se sumen de tres en tres pues la situación del Córdoba en la actualidad no deja mucho margen. Seguramente en el mercado de invierno haya algunas novedades en forma de fichajes pero mientras tanto "esto es lo que hay" y es momento de que las buenas sensaciones se trasladen al vídeo marcador y al casillero de puntos en la clasificación.

VAVEL Logo