Atasco en La Condomina
Instantánea del encuentro entre UCAM Murcia y El Ejido. Imagen: UCAM Murcia.

Por el titular esto podría tratarse de un mensaje de alerta referido a una carretera completamente congestionada en una de las denominadas por la Dirección General de Tráfico en cualquier época vacacional como 'Operación salida', pero no, La Condomina no es ninguna vía, aunque esta temporada, concretamente cada quince días, se produce en ella un atasco de mil demonios que desespera a todos aquellos que la transitan y que ya han empezado a hacer sonar sus cláxones a modo de alarma. 

El UCAM Murcia de Lluís Planagumá se está viendo incapaz de ofrecer buen juego y, sobre todo, sacar los resultados como local. El encuentro frente a El Ejido fue la enésima prueba en este curso de que el conjunto universitario tiene un problema en casa y que este se va agravando conforme pasan las semanas. Prueba de ello es que ya han volado la mitad de los puntos que se han puesto en juego en La Condomina, demasiados para un equipo que tiene la intención de disputar play off a final de temporada y luchar por el ascenso. 

La tarde se presentaba extraña, debido a la jornada intersemanal que se disputaba en Segunda B aprovechando la festividad del día de 'Todos los santos'. Además, Fran Pérez recibió una camiseta conmemorativa a manos del presidente del club, José Luis Mendoza, por cumplir su partido cien defendiendo la escuadra universitaria. Hay quien sostiene que este tipo de actos instantes antes del inicio del choque pueden distraer a los futbolistas. Y en este caso tendría motivos para seguir alimentando esa teoría.

Tras el pitido inicial del colegiado, el público que llenaba las gradas del estadio, sobre todo las de tribuna y grada lateral, palpó que no iban a ser aproximadamente dos horas apacibles para ellos. El Ejido saltó al césped con una intensidad y una concentración superior al equipo local y antes del cuarto de hora de juego recibió su merecido premio. Alfonso, único punta celeste, recibió el esférico cerca del córner y después de ganarle la posición a Carlos Moreno y zafarse de Fran Pérez con un magnífico caño, se adentró en el área para servirle en bandeja el tanto a Javilillo, que a puerta vacía no falló.

Los de Ruben González ya habían hecho lo más complicado, ponerse por delante en el marcador para así tener la posibilidad de jugar con los nervios de un conjunto que no coge velocidad punta ante su público. A  pesar del tanto, los almerienses prosiguieron con su buena dinámica para ahondar más en la herida universitaria y, aunque no ampliaron la ventaja, lograron conservar el botín hasta el descanso sin problemas, posando muchas dudas sobre los futbolistas del UCAM, que se marchaban al vestuario contrariados, porque las única vía de ataque se resumían a acciones individuales de Isi Ros y Arturo

La reacción por parte de Planagumá fue inmediata, Marc Fernández y Vivi entraron en escena sustituyendo a Kitoko y David López, tras disputar el veterano centrocampista sus peores minutos desde que llegó al club murciano. Era necesario un golpe de timón y rápidamente se pudo comprobar la sustancial mejoría. Vivi se situó como único pivote, aportando fuerza y criterio para distribuir el juego y Marc Fernández, partiendo desde la banda como es habitual, generó mucho peligro entre líneas.

Con las dos sustituciones llegaron los mejores minutos de los locales y por primera vez Gianfranco, guardameta visitante, vio su puerta amenazada. Góngora colgó un centró que remató Quiles, pero que despejó providencialmente el argentino tras una efectiva salida. Arturo, delantero universitario, dribló al portero, pero su disparo fue rechazado in extremis. Estas acciones serían el preludio del tanto del empate. Arturo cabalgó desde el centro del campo hasta el área rival y entonces le envió de forma magistral un pase interior a Marc Fernández, que culmió con un disparo medido que se coló por bajo cerca del poste, anotando así su tercer gol esta temporada, segundo consecutivo en casa.

Faltaba todavía media hora para el final, tiempo más que suficiente para que el UCAM, con el viento a favor del empate, lograra el segundo tanto, pero este nunca llegó y tampoco hicieron excesivos méritos para ello. La precipitación se adueñó de los hombres de Planagumá y, salvo en una acción de Arturo, que desde el interior del área no consiguió sacar su disparo, no generaron más oportunidades. Si lo hizo El Ejido que a la contra, por mediación de Echu, pudo darle la puntilla a los universitarios, pero no acertó ante Germán.

Con este resultado, el UCAM Murcia vuelve a dejarse dos puntos en su estadio y desperdicia una oportunidad pintiparada para ser líder del grupo IV, pero conserva su puesto de play off. El Ejido sale reforzado por su gran actuación ante uno de los gallitos de la categoría y suma un punto más para alejarse de la zona de descenso. 

Puntuaciones VAVEL.COM

Lolo González (El Ejido) 3 puntos
Marc Fernández (UCAM Murcia) 2 puntos
Vivi (UCAM Murcia) 1 punto

VAVEL Logo