Líderes con oficio
Machís, que tuvo ocasiones para deshacer el empate, trata de sortear a un rival de Osasuna | Foto: La Liga

El Granada suma y sigue en su ascenso meteórico en la tabla y terminará la jornada como líder de Segunda División si el Huesca no gana por goleada al Zaragoza. El conjunto nazarí se mostró muy sólido en defensa y logró sacar un punto en un campo muy complicado, El Sadar, ante un rival directo en la pelea por el ascenso. 

José Luis Oltra empieza a tener muy claro cual es su 11 titular, que solo modifica en caso de lesión de algún jugador. Para el día de hoy el míster optó por repetir la misma alineación que venció el pasado lunes al Lorca, formada por: Varas en portería; Víctor Díaz, Saunier, Chico Flores, Álex Martínez en defensa; Alberto Martín y Montoro en la línea medular; Pedro y Machís por las bandas; Espinosa de mediapunta y Joselu en punta de ataque. 

En los primeros compases del partido fue Osasuna el que tomó la iniciativa del juego, teniendo la posesión del balón en todo momento, mientras que el Granada se replegaba atrás esperando su oportunidad a la contra. 

Joselu intenta llegar a un balón ante la mirada de Aridane | Foto: La Liga.

La primera ocasión llegó pronto para el cuadro rojillo, que en el minuto dos vio como Roberto Torres mandaba el balón ligeramente desviado por encima del larguero tras una falta al borde del área. El partido estaba siendo muy intenso bajo la lluvia, siendo conscientes ambos equipos de que se estaban jugando el liderato. Los dos conjuntos estaban arriesgando poco, mostrando mucho respeto el uno por el otro y sin ser capaces de desmontar el muro defensivo del rival. Saunier y Chico Flores se mantenían en la línea ofrecida en los últimos partidos, realizando un gran partido. 

Sí que consiguió romper la defensa el cuadro local en el minuto 15, pero el gol de David Rodríguez fue anulado por fuera de juego. Mientras tanto el Granada estaba muy bien plantado en el campo, pero no conseguía hacerse con el control del balón, hasta que apareció Espinosa. El mediapunta fue el mejor de los rojiblancos en la primera parte, mostrándose muy participativo y poniendo un poco de temple en el juego de los visitantes. 

Montoro pelea bajo la lluvia con un jugador de Osasuna | Foto: La Liga. 

Tras una primera media hora muy disputada, el Granada dio un paso al frente y se hizo con el control del partido. Empezó a llegar con más peligro al área rival, aunque sin crear ninguna ocasión clara de gol. Un par de disparos de Pedro desde fuera del área fueron las oportunidades más destacadas del Granada en los primeros 45 minutos. 

Mismo guion en la segunda mitad

Tras la reanudación el partido siguió por el mismo cauce que en la primera parte. Osasuna salió más metido en el partido y embotelló al Granada en su campo durante los primeros minutos. A pesar de ello, los navarros no llegaban con excesivo peligro al marco defendido por Javi Varas, que no tuvo que emplearse a fondo durante los 90 minutos gracias a la solidez defensiva de la zaga rojiblanca. 

El Granada seguía muy bien plantado en el campo y no pasaba por ningún tipo de apuros. Con el paso de los minutos volvió a emerger la figura de Espinosa, que completó un excelente partido. Los de Oltra empezaron a tocar más el balón, todo lo que se podía debido al tremendo aguacero que cayó durante todo el partido, que dificultaba la fluidez del balón en algunas zonas del campo. 

Víctor Díaz despeja un balón ante la presión de un rival | Foto: La Liga. 

El partido carecía de ritmo y ninguno de los dos equipos parecía dispuesto a tomar riesgos que le pudiesen hacer perder un valioso punto. El cronómetro corría y ambos daban por bueno el empate. Oltra era consciente de que tal y como estaba el partido iba a ser muy difícil romper la defensa rival por dentro, así que optó por dar entrada a Manaj para que con su corpulencia tratase de pelear algún balón en el área que pudiese darle la victoria al equipo. 

No fue Manaj sino Machís con su velocidad el que estuvo muy cerca de lograr el gol de la victoria con un disparo desde fuera del área tras una gran conducción. A pesar de lo valioso que era el empate, el Granada no renunciaba a la victoria y en los últimos minutos estuvo más cerca del gol que su rival. Machís lo seguía intentado y en el minuto 88 realizó una gran internada en el área desbordando a Aridane, pero el venezolano tropezó en el último momento y no pudo asistir a Manaj, que esperaba en el punto de penalti con todo a su favor para desnivelar la balanza. 

En los últimos minutos, Osasuna buscó el gol con numerosos balones al área que metieron el miedo en el cuerpo a los nazaríes, pero se toparon una y otra vez con la infranqueable defensa rojiblanca, que no paró de desbaratar ocasiones de los rojillos hasta el pitido final.

Chicho Flores despeja con contundencia ante Quique | Foto: La Liga. 

Con este empate el Granada CF sigue con su racha triunfal que le sitúa como líder de Segunda. La próxima jornada los de Oltra recibirán en Los Cármenes al colista Sevilla Atlético, un rival idóneo para no perder el liderato pero con el que no hay que confiarse, ya que en esta categoría cualquier equipo puede plantarle cara y ponerle los pies en el suelo. Lo que sí está claro es que este Granada mejora partido tras partido y que sabe adaptarse a cualquier escenario, tirando de casta y oficio cuando el rival o las condiciones meteorológicas no  permiten desplegar un fútbol más bonito y vistoso. 

VAVEL Logo