Un diluvio, pero no de goles
www.osasuna.com

Se enfrentaban en El Sadar los rojillos contra el cuadro granadino bajo una gran tormenta que también se daba cita en el lugar. El público acudió a la llamada de su equipo como es lo habitual en este caldeado estadio.

Ambos conjuntos se respetaban pero los visitantes se veían más descarados, trataban de buscarle las cosquillas a la defensa pamplonica pero tanto Oier como Aridane se mantenían firmes y contundentes por lo que “poco asomaba” por el área local. Osasuna tuvo alguna que otra arrancada por banda y un gol anulado por claro fuera de juego tras un rechaze del portero sevillano Javi Varas pero aparte de lo dicho poco más. Osasuna se veía inferior a un Granada que se las apañaba bien con el esférico.

Digamos que Osasuna echa de menos a Fran Mérida, parece un barco a la deriva que no se derrumba con el fuerte oleaje pero que añora a su capitán. Recordemos que Osasuna lleva la friolera de 11 partidos de Liga consecutivos sin perder. Sin embargo, se está acostumbrando a empatar.

Fausto Tienza no estuvo a la altura del nombrado aunque contaba con el apoyo de un buen Lucas Torró en la medular rojilla, por lo que no se filtraban pases peligrosos hacia los de arriba: DR7 y Quique. Ni el delantero Talaverano, un clásico de la Liga 123, ni el pundoroso Quique recibían balones que transformar en gol. Melones y melocotones, algunos de ellos maduros. ¡Ala, buscaos las catañas!

Por parte del cuadro visitante Darwin Machís se mostraba explosivo en los cambios de ritmo y bastante participativo siendo Espinosa otro de los mas descarados, destapados y descarados futbolistas del cuadro andaluz. En Pamplona llovía, eso si, a falta de ocasiones...¡Goterones!

El excelente verde sobre el que hoy se disputaba el partido aguantaba la drenada y su magnífico corte (puntazo para el jardinero del Sadar y no es la primera) seguía luciendo impecable. Los futbolistas luchaban con poca profundidad y muy poca participación de los porteros.

A Sergio Herrera, portero rojillo, le probaron desde fuera del área en un par de ocasiones y tras el descanso el portero volvía a lucirse, una jornada más, con un paradón a Pedro que chutaba abajo muy fuerte y pegado al palo. De Sebas Coris no se tenía constancia hasta que cayó lesionado. Son muchas las voces que piden a Kike Barja en esa posición. Diego, alomejor deberías de darles el gusto. Los cambios estaban cantados Xisco y De las Cuevas. Este último que desesperación, llevaba 10 minutos en el campo y era el más relajado. ¿Valía el empate?

Xisco seguía con su buen perfil análogo al de Milosevic. Los minutos pasaban y parecía que era el Granada quien quería llevarse el gato al agua. Pero no se movía el luminoso y el partido era brusco. Un Osasuna que vasculaba bien y un Granada que se posicionaba bien en ataque organizado.

Se podría decir que faltas laterales y corners fueron lo más destacado en ambos conjuntos quitando alguna acción aislada como la de Pedro. Diego Martínez y José Luis Oltra empataban a todo en los banquillos.

Osasuna y Granada, dos candidatos al ascenso que tendrán que seguir luchando para ver cumplido su sueño, el Granada con este punto lo hará desde la primera posición. Como diría Martín Monreal (actual entrenador del Albacete) El Granada lo hará “desde el ático”.

Lo que cada día queda mas claro en esta frenética Segunda División del fútbol español es que todos los partidos son disputadísimos y no existe ningún desequilibrio entre los equipos punteros y el resto de clubes​, por lo que dar claros favoritos al ascenso este año es complicadísimo, es más sería muy aventurado incluso decantarse por unos posibles candidatos a los puestos de Play-Off. Pero dada la condición tanto de Osasuna como del Granada de recién descendidos parten como favoritos al ascenso en muchos hogares.

VAVEL Logo