Parón para coger fuerzas
Entrenamiento del equipo | Fuente: CD Leganés

El CD Leganés afronta el último parón antes de navidades en una cómoda posición en la tabla y con 17 puntos conseguidos. Las 11 primeras jornadas han sido muy positivas para el equipo de Garitano y, aunque se puede pensar que casi la mitad del trabajo está hecho, no debe perderse la tensión competitiva que hace al Leganés vivir la situación actual. El parón va a servir para coger fuerzas poniendo los ojos en los próximos compromisos que no serán tarea fácil.

La buena marcha del equipo y la racha de imbatibilidad se han visto truncadas por dos derrotas consecutivas en dos de los campos más complicados del fútbol español, Mestalla y el Sánchez Pizjuán. Fueron partidos, sobre todo el de Valencia a pesar de lo engañoso del resultado, en los que el Leganés mereció más de lo que consiguió. No es un tópico cuando un equipo humilde como el pepinero considera a estos rivales como “fuera de nuestra liga”, sino que el propio Garitano confirmó que “a pesar de estar muy bien, contra estos no te llevas nada”.

El parón también debe servir para que algunos jugadores vuelvan a su máximo nivel. Tito sustituyó a Zaldúa en los últimos minutos en Mestalla y Diego Rico dio descanso a Raúl García; ninguno de ellos completó un mal partido, pero sobre todo en el caso del lateral izquierdo se le vio algún fallo como el que le llevó a cometer el evitable penalti del 3-0. Los laterales son una parte importante del sistema defensivo de Garitano. También debe encontrar el entrenador al acompañante adecuado para Siovas en el centro de la zaga. Ezequiel Muñoz sustituyó a Dos Santos, pero tampoco brilló. Otros jugadores como Omar, Koné y Guerrero deben seguir trabajando si quieren contar con minutos.

Con la única baja de Amrabat, convocado con su selección, Asier Garitano afronta la preparación del próximo partido con todos sus hombres y será, nada más y nada menos, el FC Barcelona quien visite Butarque. No parece el mejor rival para volver a la senda del éxito aunque no es este un equipo que peque de poco competitivo. El año pasado, este partido acabó 1-5, pero los primeros minutos del Leganés fueron un ejemplo de derroche físico con los que puede hacer frente al equipo culé.

Después, el equipo pepinero viajará Vigo para medirse a un Celta que no acaba de encontrarse y dónde el año pasado el Leganés consiguió su primera victoria en Primera División. A ese compromiso, le seguirá la vuelta de los 1/16 de la Copa, partido en el que el Leganés  tratará de hacer bueno el 1-2 de la ida. Otro equipo complicado visitará Butarque, será el Villarreal de Javi Calleja, equipo con el que comparte bastantes características de juego y al que tratará de hacer daño al contragolpe.

El CD Leganés afronta este parón en una mejor situación que el año pasado cuando marchaba 16º con 10 puntos, a uno del descenso. La exigencia física del estilo de juego de Garitano es una de las señas de este equipo y, sin duda, agradece este parón para seguir funcionando de la manera que lo ha hecho hasta ahora.

VAVEL Logo