Los últimos malditos minutos

Alcorcón y Lorca medían sus fuerzas en la decimocuarta jornada de liga, en un encuentro que se antojaba directo en cuanto a las aspiraciones de ambos conjuntos para eludir el descenso. Los murcianos llegaban tras sumar un importante triunfo en el último suspiro ante el Córdoba, mientras que los madrileños perdieron por la mínima en su visita a Soria.

Como una partida de ajedrez

El encuentro arrancó de manera sobresaliente para el Alcorcón, que a los 8 minutos lograba abrir la lata. Álvaro Giménez se internó con fuerza en un pasillo que encontró por la vía central, para llegar con claridad al área rival. No pudo finalizar con un remate pero el esférico le cayó rebotado a Dorca que de primeras golpeó con decisión, ante la estirada de Dorronsoro que no pudo evitar el tanto. 

Con la ventaja inicial quizá se esperaba mucho más de un Alcorcón que no supo ser dominador del centro del campo y durante gran parte del tiempo se intentó asentar en la faceta defensiva, dando margen al Lorca para trenzar jugadas y sentirse con capacidad de hacer daño. El ex-alfarero Tropi, fue uno de los futbolistas más destacados con un par de disparos en zona peligrosa. Uno de ellos lo atajó Casto y el otro se fue alto. También apareció entre líneas, filtró buenos pases y se erigió como una figura importante. 

Errasti y Toribio formaban un doble pivote con mentalidad defensiva. Más pendientes de no perder el sitio que de generar peligro arriba. Precisamente fueron constantes los balones largos buscando a Álvaro Giménez, imperial a la hora de recibir el balón de espaldas, creando así espacio para buscarle las cosquillas al rival. 

Sin mayores ambiciones

El 1-0 al descanso propiciaba que los hombres de Curro Torres tuvieran que buscar otras alternativas. Y las encontraron. A los 30 segundos de la reanudación Tropi dispuso de una nueva ocasión que no aprovechó. Avisó Sito con un remate de cabeza muy peligroso que se marchó por poco. Intentó responder el Alcorcón mediante una falta, como un caramelo al borde del área, que Nono -aún lejos de su forma física ideal- mandó fuera de manera inocente. Pasada la hora de reloj, Sangalli intentó ajustar en un remate escorado dentro del área pequeña, pero el meta visitante se lució con una buena mano.

Sin proponer nada brillante, sin controlar la pelota y sin agobiar al rival, el Alcorcón se metió atrás e intentó darle pausa el partido, que el ritmo bajara. Es decir, se adoptó una mentalidad de salir a la contra. Pudo sentenciar Dorca en un contraataque a los 85 minutos, cuando recortó de manera brillante al defensor y con un sutil disparo con la pierna izquierda el balón salió repelido contra el poste. 

Fruto de ello, el Lorca pudo observar cómo la ventana aún estaba abierta y por ella logró colarse. En un centro lateral, un desbarajuste defensivo amarillo propició que el balón le cayera a Javi Muñoz, que solo en el área chica fusiló a Casto para poner las tablas en el marcador. Era el minuto 87 y otra vez volaban los puntos de Santo Domingo.

Incluso en los últimos compases tuvo el conjunto murciano dos llegadas peligrosas que por fortuna, acabaron en las manos de Casto. De lo contrario, hubiese sido un nuevo drama.

Con este reparto de puntos el Alcorcón suma 16 en 14 jornadas, por 13 del Lorca, en puestos de descenso aún. El próximo domingo, nuevo compromiso liguero que se antoja muy complicado, dado que se visitará El Sadar, para medirse a uno de los mejores equipos de la competición, el Club Atlético Osasuna. 

VAVEL Logo