La segunda unidad no funciona
Naranjo durante su presentación con el CD Leganés | Foto: CD Leganés

El banquillo del CD Leganés no acaba de tener todo el protagonismo esperado. Garitano da oportunidades frente a rivales importantes pero la segunda unidad no acaba de reaccionar. Jugadores como El Zhar, Mauro, Brasanac, etc. son buenos jugadores pero que no acaban de adaptarse al sistema y a las órdenes del míster 'pepinero'. 

Sin ir mas lejos, viendo el último partido liguero, frente al FC Barcelona, se puede observar como Garitano decidió alinear a un jugador que no es muy habitual como es el caso de Nabil El Zhar. El marroquí, pese a aguantar los noventa minutos no se terminó de acoplar al partido. Se le vio perdido en algunos instantes sobre el tapiz, y le costó asociarse con sus compañeros. Bien es cierto que Garitano le está dando mucha confianza. Suele jugar mas de cuarenta y cinco minutos y esta temporada tan solo se ha perdido tres encuentros. Frente al Espanyol, que no jugó nada, ante el Eibar, que no fue convocado y frente al Girona, que estuvo lesionado.

Caso aparte es el de la dupla Amrabat-Beauvue. Ambos delanteros son importantes para el esquema del entrenador del Leganés y muchas veces incluso pueden jugar juntos. No es problema para el míster, como sí lo puede ser por ejemplo la falta de un jugador revulsivo para las segundas mitades. Quitando la explosión de jugadores como Beauvue, Szymanowski o Gabriel, hay poco mas. Brasanac no acaba de jugar del todo bien y no hace tan buen doble-pivote como Eraso y Rubén Pérez. Ocasiones no le faltan porque solo se ha perdido los partidos frente al Getafe y Barça.

En lo que a la defensa se refiere, Garitano sí que hace más rotaciones, Siovas suele ser el intocable, y desde ahí tiene un amplio abanico. Zaldua, Bustinza, Raul García, Diego Rico, Ezequiel Muñoz, etc. Queda ver si en el mercado de invierno el CD Leganés pesca algo en río revuelto. La segunda unidad no funciona y el cuadro 'pepinero' necesita un jugador que revolucione el partido.

VAVEL Logo