La dupla vuelve a brillar
La dupla vuelve a brillar | Foto: Real Madrid

Cristiano Ronaldo y Karim Benzema volvieron a marcar. El luso no faltó a su habitual cita con el gol en Champions, y ya suma 17 goles en los últimos diez encuentros en competición europea. Tan solo se quedó sin anotar en la visita del conjunto blanco al Vicente Calderón, para la disputa de la vuelta de semifinales en la pasada Champions. Por su parte, el francés se reivindicó con dos tantos para acabar con su sequía de los últimos meses. El ‘9’ madridista celebró un gol en competición europea 279 días después.

La delantera del Real Madrid encontró el antídoto a su mal momento ante el Apoel en forma de goles, y es que cuando Cristiano y Benzema se asocian el rival no tiene mucho que ganar. El cuarto tanto fue un claro ejemplo de esta asociación letal, tras una gran contra el portugués recortó dentro del área para llevarse a dos defensas y dejar a Benzema solo ante Nauzet. Con esta asistencia CR7 se convierte en el segundo mejor asistente, con 35 pases de gol, por detrás de Ryan Giggs, que dejó el récord en 43. El último tanto también fue fruto de la dupla blanca. El francés presiona la salida de balón, pérdida de balón de la defensa y ahí estaba Cristiano para rematar y sentenciar al conjunto chipriota. Cristiano y Benzema disfrutaron, se sintieron felices, y demostraron que no se les había olvidado marcar goles.

Karim Benzema tuvo una gran noche. Aparte de los dos goles superó un récord convirtiéndose en el máximo goleador francés en la historia de la Champions League con 53 tantos, 41 con el Real Madrid y los 12 restantes con el Olympique de Lyon. El galo superó a Henry que contaba con 51 dianas. El delantero del Real Madrid llevaba desde el pasado 14 de octubre sin celebrar un gol, fue en el encuentro doméstico ante el Getafe. El primer gol del francés tuvo dedicatoria especial para Zinedine Zidane y, su posible sucesor, Borja Mayoral.

Benzema celebra un gol con Zidane | Foto: Real Madrid
Benzema celebra un gol con Zidane | Foto: Real Madrid

El conjunto blanco venció por 0-6, se gustó, y demostró que el equipo que ganó las dos Supercopas no ha desaparecido. Goleada que sirvió para curar las heridas y resarcirse de la mala racha de este inicio de temporada.  Ahora, esta dupla y el resto del equipo tiene que demostrar que esta goleada no es plato de un solo día y que esos goles llegarán también en liga. 

VAVEL Logo