La noche aciaga de Nauzet Pérez
Nauzet se lamenta, mientras Benzema celebra uno de sus tantos. Imagen: EFE

El Real Madrid recuperó la pegada de antaño para golear a un débil Apoel de Nicosia y certificar su clasificación a octavos de final de la Champions. Los blancos vencieron por un contundente 0-6 con doblete de los cuestionados Cristiano Ronaldo y Benzema, un tanto de Nacho y otro de Luka Modric. En la portería rival se encontraba el guardameta grancanario Nauzet Pérez que ni mucho menos tuvo su mejor noche.

El canterano de la UD Las Palmas estuvo, al igual que muchos de sus compañeros, desafortunado en algunas acciones del encuentro. Por ejemplo, pudo hacer mucho más en el primer tanto del Real Madrid. Es cierto que el disparo de Modric iba muy potente y que además, el balón le bota bastante cerca de su posición, pero a un portero de primer nivel hay que exigirle que detenga esos balones. En cambio, no se le puede culpabilizar del resto de los tantos encajado pues el nivel defensivo del equipo chipriota le dejó prácticamente vendido ante la avalancha blanca. Para completar su aciago encuentro, en el minuto 3 recibió un impacto en la mandíbula por el que estuvo cerca de ser sustituido.

A pesar de la dura derrota, seguramente hace poco más de un mes Nauzet firmaría la situación que vive a día de hoy. No debemos olvidar que el grancanario se encontraba sin equipo y entrenándose en Lanzarote para no perder la forma física. Sin embargo, su vida daría un giro de 180º el pasado 21 de octubre cuando recibió la llamada del Apoel de Nicosia.  Su dilatada experiencia unida a la lesión del meta titular Boy Waterman hizo que se pusieran en contacto con su agente para negociar su fichaje. Nauzet no dudó en aprovechar esta oportunidad y no tardó en hacer las maletas para partir hacia Nicosia.

El pasado 1 de noviembre y tras sólo unos pocos días de entrenamiento con el equipo chipriota, Nauzet Pérez cumplió uno de los sueños que tiene todo futbolista desde su niñez: disputar la Champions League. Además, no lo hizo en un escenario cualquiera, sino en uno de los estadios más espectaculares de Europa, el Signal Iduna Park de Dortmund. En dicho encuentro, el Apoel consiguió un meritorio empate a 1 en el que Nauzet colaboró de forma ostensible con múltiples paradas de mucho mérito. Posteriormente, partió de inicio en las dos últimas victorias del Apoel en la liga chipriota, 4-0 frente al Pafos FC y 1-3 frente al Omonia Nicosia. El pasado martes, Nauzet sufrió su primera derrota desde su llegada a Nicosia. El Real Madrid sacó a relucir todas las carencias del equipo chipriota y mostró su clara superioridad en plantilla y presupuesto imponiéndose por un rotundo 0-6.

La historia de Nauzet Pérez es una de esas que muestran lo grande y lo bonito que es el fútbol. Un jugador en paro que al mes siguiente se enfunda los guantes para intentar frenar al campeón de Europa. Es la historia de un sueño de la infancia cumplido con 32 años, es la ejemplificación de que "nunca es tarde si la dicha es buena", en definitiva, es una auténtica lección para la vida cotidiana. El destino le ha dado una Nauzet una buena oportunidad que se puede considerar un premio para un trotamundos del fútbol español que ha batallado en campos de las categorías profesionales y semi profesionales para acabar alcanzando, en el momento más inesperado, el reconocimiento de disputar la máxima competición continental a nivel de clubes. 

VAVEL Logo