Una Copa esquiva
Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

La final de la Copa 2013/14 es muy recordada entre los aficionados, por la victoria 1-2 ante el Barcelona, con aquel famoso gol de Gareth Bale tras una larga carrera contra Bartra y magistral definición. Esta fue la Copa del Rey número 19 para el Real Madrid y una de las razones por las cuales esa temporada fue una de las mejores en los últimos años gracias a que también ganaron la décima Champions League menos de un mes después.

En la siguiente temporada el Real Madrid tuvo que disputar los 32avos contra el Cornellá a quienes derrotaron en la ida 1-4 y en la vuelta 5-0 con dobletes de Varane y James Rodríguez, más goles de Isco, Jesé, el Chicharito Hernández, Marcelo y un gol en propia puerta de Borja López.

Al avanzar de ronda, el rival fue el Atlético de Madrid, en los 16avos. En esta ocasión el rival fue mucho más exigente y los partidos fueron complicados para los dirigidos por Carlo Ancelotti en ese momento. En el partido de ida, en el Vicente Calderón, los colchoneros ganaron 2-0, así que una semana después el cuadro merengue debía revertir la serie en su casa, pero el partido finalizó en empate 2-2 con goles de Ramos y Cristiano por el lado del Madrid, que no fueron suficientes para avanzar y así defender el título.

Para la Copa 2015/16 el Real Madrid quiso empezar la nueva campaña con energías recargadas con la esperanza de volver a coronarse campeón de este torneo, pero una confusión administrativa les despojo de cualquier sueño de levantar el trofeo. En ese momento el entrenador era Rafa Benítez y el rival designado en el sorteo de 32avos fue el Cádiz.

El partido de ida el Real Madrid fue visitante y lograron ganar 3-0 con doblete de Isco y un gol más de Denis Cheryshev. Precisamente el ruso fue el protagonista de la confusión en medio del partido, ya que algunos medios resaltaron que el jugador no podía estar en el campo, ya que, en la temporada anterior, cuando era parte de la plantilla del Villarreal, fue amonestado y quedó suspendido por acumulación de tarjetas.

Aquella suspensión debía cumplirla en su próximo partido en Copa del Rey que, tras su regreso al Real Madrid, era el encuentro ante el Cádiz. Por eso mismo, días después del partido, se decidió darle la victoria 3-0 de manera administrativa al Cádiz y eliminar al Madrid de la competencia por alineación indebida. Esto hizo que el club blanco tuviera que descontar la posibilidad de poder ganar la Copa del Rey en ese año.

Después en la versión de 2016/17, en la temporada pasada, el Real Madrid se enfrentó a la Cultural Leonesa en los 32avos, a quienes derrotaron con un marcador global de 13 – 2. En 16vos tuvieron que verse enfrentados al Sevilla dirigido por Jorge Sanpaoli, a quienes pudieron derrotar con contundencia en la ida 3-0, pero que en la vuelta en el Sánchez Pizjuán la llave se complicó con un empate 3-3, marcador que aun garantizaba el avance del Madrid a octavos de final, pero que prendió las alarmas en el equipo de Zidane.

Efectivamente aquellas alarmas se volvieron a encender en la siguiente ronda que se disputó ante el Celta de Vigo ya que, en la ida en el Santiago Bernabéu, los merengues perdieron 1-2 y en la vuelta, aunque lo intentaron hasta el final, el resultado fue de 2-2 en Vigo, por lo que el marcador global quedo de 4-3 a favor del Celta.

De esa manera las esperanzas de Copa se esfumaron por tercer año consecutivo. Ahora el Madrid está jugando una nueva edición y está por enfrentar el partido de vuelta ante el Fuenlabrada, después de haber ganado 0-2 como visitantes en la ida. Solo necesitan de la victoria y de mantener el arco en 0 para avanzar a los 16avos y tener esperanzas renovadas de seguir adelante y esperar con anhelo poder volver a coronarse al final de esta temporada como campeones de la Copa del Rey.

VAVEL Logo