Marc Gual, la esperanza del Sevilla Atlético
Marc Gual se lamente de una ocasión fallida. Foto: LaLiga123

La mala situación del Sevilla Atlético durante esta temporada no está dejando notas positivas que muestren cierto optimismo de cara a la temporada que viene. 12 puntos de 48 posibles es el balance de un conjunto que sorprendió el curso pasado, pero que sufrió un desmantelamiento de la plantilla durante este verano, lo que provocó una merma fundamental en el juego del equipo. Sin embargo, entre tanta oscuridad existe una pequeña luz que destaca aislada y mínimamente con respecto al fondo negro que le rodea. Este ramo de esperanza no es otro que el delantero Marc Gual. Llegado del Espanyol en plena campaña anterior, sus habilidades rápidamente calaron en el vestuario, además de sus cifras goleadoras (14 goles en 24 partidos). Fichado como reemplazo para el lesionado Carlos Fernández, sus prestaciones le han permitido situarse por delante de su compañero, a la vez de convertirse en uno de los jugadores más importantes para el filial sevillista. 

Un delantero con clase

La calidad de este atacante es indudable. A pesar del flojo inicio de temporada, su entrenador, Luis García Tevenet, confía plenamente en el delantero catalán. Además de su capacidad goleadora, este jugador de 21 años destaca por más factores que le permiten ser un atacante muy completo. Su inteligencia, acompañada por su continua movilidad, su técnica y su manejo de las dos piernas son los aspectos que mejor le definen.

Llamado a ser el "goleador"

A pesar de su facilidad anotadora, la suerte no parece estar dispuesta a acompañarle en este primer periodo de la temporada. Ningún gol en las siete jornadas disputadas de Liga es el balance negativo que está torturando al delantero catalán. El mal momento de juego que está pasando el equipo ha pasado factura también sobre el jugador. La falta de creación está perjudicando al conjunto, ya que aunque Gual no haya logrado marcar aún, los registros del resto de compañeros tampoco acompañan (3 goles en 7 partidos). Sin embargo, su peligro ofensivo no deja lugar a dudas y es un peligro constante para las zagas rivales, aunque ahora mismo no se encuentre en su mejor versión.

VAVEL Logo