¿Se ha cerrado la puerta a los jugadores del filial?
Imagen: VAVEL

El Sporting no acaba de arrancar esta temporada y empieza a transmitir preocupación entre “La Mareona” que está empezando a observar como su equipo está perdiendo la esencia de Mareo, esa esencia que hacía que siempre hubiese que un buen puñado de jugadores formados en la cantera en el once inicial.

Al principio de la presente temporada en todos lados se comentaba que Paco Herrera era un hombre que confiaba plenamente en los chavales del filial estuviese en el equipo que estuviese y aunque es cierto que en la pretemporada dio minutos a algunos chavales, sobre todo a Nacho Méndez, el irregular inicio de temporada ha marcado rocambolescos cambios en la configuración de la plantilla y en las formaciones de esta, algo que no ha beneficiado mucho a los jugadores del filial.

Si se echa un vistazo a los minutos de los que han dispuesto hasta ahora los tres canteranos más mirados por Paco Herrera ​se puede dar uno cuenta de que no son los suficientes como para demostrar mucho, además de que en puestos como los de Dani Martín, que juega de portero, las oportunidades son mucho más complicadas por las posibilidades que tienes de poder jugar y si a esto se le suma el gran inicio de campaña que está teniendo Diego Mariño, se puede entender que sus minutos y oportunidades sean más limitadas, pero en casos como los de Nacho Méndez o Pedro Díaz que desempeñan la función de centrocampistas el míster podría haberles dado alguna que otra oportunidad.

El último canterano en subir con el primer equipo ha sido Adri Montoro, un prominente lateral derecho, y es que con un filial tan competitivo como está siendo esta temporada el Sporting B hace que no se entienda muchas de las alineaciones de Paco Herrera, que podría disponer de canteranos que den más que muchos del primer equipo en casi cualquiera de las posiciones en el rectángulo de juego.

Por último, también es cierto que si el Sporting hubiera empezado la temporada arrasando y sacando ya una cierta ventaja a los equipos perseguidores se estaría hablando de canteranos con muchos más minutos o puede que incluso asentados en el primer equipo y con bastantes participaciones.

La temporada es larga y todavía queda mucha liga y puede que de aquí a final de temporada si los resultados acompañan se vea a algún que otro canterano en el once inicial, por lo menos eso es lo que espera la afición, que vuelva a ser el Sporting de los “guajes” y que no se desperdicien talentos por falta de minutos y oportunidades como lleva ocurriendo las últimas campañas.

VAVEL Logo