De más a menos
Sergio León se lamenta tras fallar una ocasión ante el Girona | FOTO: LaLiga

Nadie le dijo a Sergio León que su vuelta al Real Betis iba a ser sencilla. Tras haberse disputado el primer tercio del campeonato de liga y el primer partido de Copa del Rey, el ex goleador de Osasuna debe seguir reivindicándose para ganarse un puesto en el once. Si bien demostró a Quique Setién al principio de temporada, a base de mucho trabajo y goles, que merecía ser titular, la mala racha de resultados cosechados por el equipo está evidenciando aún más si cabe el bajón en el rendimiento del canterano bético. 

Arranque fulgurante

Llega y besar el santo. No hay mejor forma para un delantero de empezar una nueva etapa en otro club que a base de goles, y más cuando este es el club de tus amores. Sergio León anotó hasta seis tantos en sus ocho primeros partidos (además de un pase de gol) como jugador del Real Betis en la presente temporada, lo que situó al ariete de La Palma como el segundo máximo realizador del equipo. Y por si fuera poco, tras vencer a Real Madrid y Levante, y junto a Tonny Sanabria, el '7' y el '9' se convirtieron en la pareja de delanteros más efectiva de LaLiga.

Viendo el rendimiento del paraguayo, Setién se vio obligado a desplazar al cordobés a la banda si quería alinear de inicio a ambos jugadores. Y aun cuando Sergio parecía haber quitado el pie del acelerador, este se volvió a reivindicar con un doblete ante el Cádiz en el debut copera de los verdiblancos este curso, dos goles que sirvieron para encarrilar el pase a la siguiente ronda. Muchos aficionados podían llegar a pensar que el objetivo propuesto para esta temporada de anotar al menos 15 goles, tal y como reconoció el propio Sergio en una entrevista, se quedaría corto.

Estancado

Todo salía a pedir de boca para el ex futbolista rojillo cuando, de buenas a primeras, su promedio goleador se estancó y el nivel de juego ofrecido sobre el césped dejó de ser el esperado. No se le puede negar el trabajo, la entrega y las ganas incansables del cordobés por ayudar a su equipo, pero los delanteros viven del gol. Tras los dos tantos anotado en el Ramón de Carranza, el '7' verdiblanco no ha vuelto a ver portería.

Su mal fario de cara a portería comenzó tras fallar un penalti ante el Valencia cuando el conjunto che ganaba por 0-2, que habría puesto más fácil una posible remontada. El siguiente partido de LaLiga lo vería desde el banquillo; Sergio León no jugó ni un minuto en la victoria de los pupilos de Setién ante el Alavés. Posteriormente, durante la peor racha de juego y resultados del equipo de las trece barras desde que comenzara la 2017/2018, muchos han sido los fallos de cara a puerta (como las dos ocasiones ante el Eibar que habrían supuesto, primero, el 1-2 y, tras la expulsión de Mandi, el 1-3) que están penalizando este tramo de temporada del ariete bético. Aunque si de algo es capaz este jugador es de darle la vuelta a esta situación; el Real Betis necesita de la mejor versión del cordobés para salir de este bache por el que pasa. 

VAVEL Logo