Análisis: posibles rivales de España en el Mundial de Rusia 2018
Fotomontaje: Javier Jábega (VAVEL)

Una nueva edición de la Copa del Mundo se acerca. En 2018, Rusia vestirá sus calles con alegría y pasión por el fútbol, para acoger a aficionados al deporte rey de, mínimo, 32 nacionalidades diferentes. España aspira a ser campeona del mundo, pero lo tendrá muy complicado, ya que tendrá que luchar contra rivales del calibre de Brasil, Alemania, Francia, Argentina…

La FIFA lleva muchos meses concentrada en mantener la esencia del buen fútbol en este torneo, y espera que pueda vivirse un gran ambiente de fútbol en las calles rusas durante los meses de junio y julio.

El 1 de diciembre es la fecha prefijada para realizar el sorteo de los grupos del Mundial de 2018. A las 16:30, por tanto, se extraerán las 32 bolas que formarán los ocho grupos entre los que habrá un solo campeón del mundo, que se conocerá el próximo 15 de julio en Moscú.

Sorteo muy bien estructurado

Las 31 selecciones que han logrado clasificarse para el Mundial 2018, además de la anfitriona, Rusia, formarán parte de los bombos. Habrá cuatro copas, y cada uno contará con ocho bolas, con el nombre de un país diferente en cada una. Rusia, como anfitriona, será la primera cabeza de serie, por lo que será la primera en extraerse. Sin contar con Rusia, se ha hecho, según la FIFA, la lista de las 31 selecciones restantes en base a su puesto en el Ránking FIFA de octubre de 2017. La relación, que irá de mayor a menor, se basará, pues, en “principios deportivos”, como destaca la FIFA.

El sorteo, tal y como ha destacado la FIFA, comenzará con las bolas de la primera copa, en la que irán los países que son cabezas de serie. A continuación, se vaciará la copa número dos, y así sucesivamente hasta finalizar las cuatro copas. Rusia irá en el primer bombo y en la primera posición, y, a partir de ahí, se irán rellenando los bombos conforme vayan saliendo los nombres de las copas.

Lo más importante que hay que saber es que, tal y como ha confirmado la FIFA, ningún grupo tendrá más de una selección perteneciente a la misma confederación, con la única excepción de Europa, representada en el Mundial por catorce selecciones. Esto quiere decir que cada grupo, del A al H, tendrá como máximo un país de cada confederación. Sin embargo, habrá seis grupos que ostentarán a dos selecciones europeas, mientras que los otros dos solo contarán con una cada uno.

Además, las selecciones que estén en una misma copa no podrán ir al mismo bombo, lo que quiere decir que España no compartirá grupo con: Perú, Suiza, Inglaterra, Colombia, México, Uruguay y Croacia.

Las 32 selecciones, cara a cara

El próximo año, con la inauguración de la Copa del Mundo 2018 en Rusia, se cumplirán 20 años desde el primer campeonato en el que participaron, como novedad, un total de 32 naciones. Anteriormente, habían sido 24 las que cada cuatro años disputaban un torneo a nivel internacional y, desde 1930 hasta 1978, tan solo 16 países podían disfrutar de formar parte de ese importante y selecto grupo. Como dato interesante, fueron Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia, México, Paraguay, Perú, Rumania, Uruguay y la antigua Yugoslavia los primeros integrantes de la Copa del Mundo de 1930, celebrada en Uruguay. El ganador del torneo fue la anfitriona, Uruguay, que derrotó a Argentina por 4-2, después de que los visitantes fueran al descanso con el 1-2 en el marcador.

Los cuatro bombos que formarán los grupos del sorteo del Mundial de Rusia 2018. (FIFA.com)
Los cuatro bombos que formarán los grupos del sorteo del Mundial de Rusia 2018. (FIFA.com)

Sin embargo, el hoy es lo prioritario. En la actualidad, son 32 las naciones que disputarán la Copa del Mundo de 2018 con sede en Rusia. Tras una fase de clasificación muy intensa que finalizó el pasado 14 de noviembre con los partidos de repesca, se decidieron finalmente los 32 países que lucharán el próximo año para alzarse con el trofeo dorado en la capital rusa. En primer lugar, por tanto, es el turno del análisis de todas las selecciones.

Las selecciones asiáticas

Comenzando por la Confederación Asiática de Fútbol, nos encontramos aquí a cinco equipos luchadores. La más fuerte de las cinco es Australia, que se clasificó tras un largo proceso de varios partidos que no solo eran pertenecientes a la fase de grupo. Quedó tercera en el grupo B, y tuvo que disputar dos encuentros ante Siria, tercera clasificada del grupo A. Tras empatar a uno en la ida, se deshizo de los sirios en la vuelta con un 2-1 que les mandó directos a la repesca internacional. Lograron derrotar a Honduras y consiguió su plaza para el Mundial. Su estrella es el incansable Tim Cahill, delantero que ha logrado materializar once dianas durante la fase de clasificación, destacando, sobre todo, su precisión en remates de cabeza.

Fuente: FFA
Fuente: FFA

Arabia Saudí es otra selección asiática que estará en el Mundial. Colocada en la 63ª posición del ranking FIFA, solo ha disputado la Copa del Mundo en cuatro ocasiones, no pasando nunca de la fase de grupos. Hacía 12 años que no formaba parte de los bombos para la Copa del Mundo. Será, además, una selección entrenada por el mítico Juan Antonio Pizzi, que pasó por Valencia o la selección de Chile como técnico. Muy destacable es Mohammad Al-Sahlawi, un veloz delantero que tiene una tremenda agilidad que le permite deshacerse con rapidez de los defensas. Ha logrado 16 goles en la fase de clasificación.

Corea del Sur es una selección que siempre da que hablar. En esta ocasión, no le hizo falta disputar partido de repesca ya que logró clasificarse como segunda en el grupo A, ganando cuatro encuentros y empatando tres. Ki Sung-Yueng es su capitán y baluarte máximo. El de 2018 será su tercer Mundial y es conocido en toda Europa gracias a su gran visión de juego, además de ser jugador del Swansea City.

Por otro lado, Irán es una selección que se encuentra en la 32ª posición del ránking FIFA y que no ha disputado demasiadas Copas del Mundo, tan solo cuatro. Sin embargo, este año ha arrollado a sus rivales en la fase de clasificación, no habiendo perdido ni un solo partido. Destaca Sardar Azmoun como jugador clave, siendo un joven delantero muy cotizado que juega en el Rubin Kazan.

Por último, Japón es sinónimo de fútbol moderno. Su primera aparición en un Mundial data de 1998, y, desde entonces, ha participado en todos los torneos disputados. A los mandos se encuentra Vahid Halilhodzic, un entrenador con una extensa carrera que ha pasado por los banquillos de, entre otros, el PSG, Stade Rennais o Trabzonspor, además de las selecciones de Argelia o de Costa de Marfil.

Países africanos dispuestos a pelear

Toca conocer a las selecciones africanas. En primer lugar se encuentra Egipto, un país que está de fiesta desde que Salah convirtiera el gol decisivo, el pasado 8 de octubre, dando así a su nación la tercera clasificación histórica para un Mundial, la primera fue en 1934. Mohamed Salah es, sin ninguna duda, la estrella de Egipto, además de ser un grandísimo jugador muy seguido por los grandes equipos de Europa, siendo parte del Liverpool de Jürgen Klopp.

Marruecos es una selección que ha logrado volver a un Mundial, algo que no disfrutaba desde 1998. Ha sido líder del grupo C de la Confederación africana en la fase de clasificación, lo que le dio el billete directo al Mundial. Un potente central y atlético es Medhi Benatia, jugador del Juventus de Turín que es conocido en toda Europa, siendo uno de los mejores defensas del mundo.

Le toca el turno a Nigeria, selección conformada por tremendos atletas. Líder del grupo B, cuenta en sus filas con grandes jugadores de la talla de Alex Iwobi, Odion Ighalo o Victor Moses. Sin embargo, su jugador clave es John Obi-Mikel, capitán nigeriano que juega, tras su paso por el Chelsea, en la liga rusa.

Senegal volverá a jugar un Mundial por segunda vez en su historia. La primera y última aparición fue en 2002, cuando consiguió plantarse en los cuartos de final. Sadio Mané, extremo que actualmente juega en el Liverpool, es el principal baluarte de un país que disfrutará sin lugar a duda de esta Copa del Mundo.

En último lugar se encuentra Túnez, líder del grupo A. Hacía 12 años que no se clasificaba para un Mundial, pero, el pasado 11 de noviembre, tras empatar con Libia a cero, pudo celebrarse que matemáticamente Túnez volvería a un Mundial el próximo 2018.

Importantes naciones en América Central

Al este de todas estas selecciones están las que han logrado una plaza y pertenecen a la CONCACAF. Costa Rica es la 26ª selección según el ranking FIFA del pasado mes de octubre. Ha participado en cuatro ocasiones en una Copa del Mundo y tiene a grandes jugadores entre sus filas. Uno de ellos juega actualmente en el Real Betis, el extremo Joel Campbell tendrá complicado llegar a la Copa del Mundo debido a su grave lesión que aún le mantiene lejos de los terrenos de juego. En su lugar, Bryan Ruiz toma el relevo como capitán del equipo, alguien que destaca en cada partido que juega, asombrando a sus rivales con su gran técnica.

La líder absoluta durante la fase de clasificación de América Central ha sido la selección mexicana, entrenada por Juan Carlos Osorio, un enorme técnico. Ha sido partícipe de una Copa del Mundo en un total de 15 ocasiones, pero su mayor logro ha sido alcanzar los cuartos de final, en 1970 y en 1986. Tiene una gran plantilla, pero los máximos estandartes aztecas son Andrés Guardado, capitán y dirigente en el verde de los mexicanos; y Javier "Chicharito" Hernández, delantero sublime que ha pasado por las filas del Manchester United y del Real Madrid.

La primera debutante del próximo Mundial es la selección nacional de Panamá. Darío Gómez logró clasificar a los panameños para su primera Copa Mundial de fútbol, con un gran Blas Pérez que ha logrado pnce goles durante la fase de clasificación.

Duros rivales que parten desde Sudamérica

La CONMEBOL es una de las Confederaciones que mejores equipos ofrecen. Argentina o Brasil son dos de los rivales más duros, pero también ponen las cosas complicadas a sus rivales las combatientes Colombia, Perú y Uruguay. Es la fase de clasificación más duradera, siendo 18 los encuentros que se han de disputar para lograr una plaza en el Mundial.

La líder absoluta de la fase de clasificación fue la Brasil de Tite, que ha logrado ocho victorias de nueve encuentros disputados desde que el entrenador brasileño llegara al banquillo en junio de 2016. Se ha alzado con el liderato gracias a las doce victorias y cinco empates cosechados desde que el 8 de octubre de 2015 comenzara esta fase. Destacan goleadas como el 5-0 a Bolivia, el 3-0 a Argentina de hace un año o el 1-4 conseguido ante Uruguay. Cuenta en su plantilla con jugadores de impresionante calidad. Grandísimos centrales como Thiago Silva, Dani Alves o Marcelo o, incluso, las estrellas que despuntan en sus clubes y que liderarán a su selección, Gabriel Jesús, Firmino y, por supuesto, Neymar. El delantero del PSG lleva siete goles y cinco asistencias en diez partidos con el club francés, e intentará capitanear a su nación hacia el triunfo en la final del Mundial de 2018.

Fuente: CBF
Fuente: CBF

Otro duro rival que pondrá las cosas difíciles a España en caso de cruzarse será la Argentina del mejor futbolista del mundo, Lionel Messi. Pasó más apuros para lograr la clasificación en la fase de clasificación, luchando hasta los últimos partidos con Colombia y Chile, que les pusieron las cosas complicadas debido a diferentes derrotas encajadas por los albicelestes. Sin embargo, el liderazgo de Lionel Messi y sus goles —siete en total— permitieron a los jugadores conducidos por Jorge Sampaoli colocarse en la tercera plaza del grupo. Actualmente es la cuarta mejor selección según la FIFA, y no es para menos, ya que cuentan con la ayuda de jugadores como Sergio Agüero, Ángel Di María, Gonzalo Higuaín, Icardi, Dybala, Biglia, Mascherano, etc. Jorge Sampaoli, quien dirige actualmente a los argentinos, llegó al banquillo el pasado mes de junio tras finalizar su vinculación contractual con el Sevilla FC, su anterior club, ya que su deseo expreso era dirigir a Argentina como director técnico. Sin embargo, no todo ha sido de color de rosa desde su llegada, ya que ha estado cuestionado en todo momento por los pobres resultados conseguidos, a pesar de la clasificación. Aun así, se espera que la actual subcampeona del mundo pueda lograr grandes resultados en Rusia el próximo año, dejando atrás las malas sensaciones y pudiendo alzarse con el título internacional.

La segunda clasificada fue, para ‘sorpresa’ de todos, Uruguay. La selección de la que forman parte los grandes delanteros Luis Suárez, del FC Barcelona, y Edinson Cavani, del París Saint-Germain, logró mantenerse en la segunda posición de un concurrido grupo que tuvo idas y venidas durante los dos años. Sin hacer mucho ruido, y a pesar de perder un partido más que Argentina —cuatro los uruguayos y cinco los argentinos—, logró ganar los partidos clave que le dieron la opción de situarse a la cola de Brasil, dando así el salto directo hacia el Mundial de 2018. Si España se enfrenta a Uruguay en la Copa, tendrá que tener mucho ojo con ellos, ya que, entre los delanteros celestes, Suárez y Cavani, suman 15 goles en toda la fase de clasificación. Fue campeón, Uruguay, de la Copa del Mundo, en 1930 y 1950, habiendo participado en 12 Mundiales en total. Además, con Tabárez en el banquillo uruguayo, ganó la Copa América de 2011 gracias a su estilo extremadamente ofensivo. Un rival, sin duda, muy a tener en cuenta.

Si bien Colombia ha participado en solo cinco Mundiales desde 1962 —su primera clasificación mundialista—, se encuentra, según la FIFA, en la 16ª posición del ránking de dicho organismo. Pékerman ha logrado desde la banca dar una identidad de juego a los cafeteros, gracias, también, a una gran lista de jugadores destacados, liderados por el mediocentro James Rodríguez. Maravilló en el Mónaco a toda Europa, y tras un paso bastante infructuoso por el Real Madrid, se dedica hoy a disfrutar del fútbol en el Bayern de Munich, por lo que es muy conocido en todo el mundo y cualquier equipo que esté enfrente de él en el verde tendrá que poner mucho cuidado con las decisiones que tomen en cuanto a fútbol se trate.

En último lugar está Perú, la undécima del ranking FIFA que ha participado en cuatro Mundiales, sin haber pasado nunca de la fase de grupos. Su estrella es Jefferson Farfán, actual jugador del Lokomotiv de Moscú. A sus 33 años, ha liderado a su selección en la clasificación al Mundial, dando la cuarta plaza a los peruanos gracias a su gran experiencia y sus goles.

Europa, referente máximo del fútbol

Como colofón se encuentra la UEFA, la Confederación europea que ofrece a la FIFA el mayor número de selecciones participantes: 13.

En primer lugar, hay que analizar a la vigente campeona del mundo. Tras vencer en la final de 2014 a Argentina con un gol de Mario Götze en la prórroga, la primera del ranking FIFA es uno de los ‘cocos’ máximos de esta Copa del Mundo. Ha ganado cuatro Mundiales y ha aparecido en ocho finales en total, habiendo participado en 18 torneos de este calibre. A los mandos del torpedo alemán se encuentra Joachim Löw, que dirigirá a la selección bávara en su duodécimo año como técnico de la selección nacional alemana. Es la única selección del mundo que lo ha ganado todo durante la fase de clasificación. De diez partidos disputados, ha salido victorioso en todos, ante rivales no muy duros —Irlanda del Norte, República Checa, Noruega, Azerbaiyán y San Marino—. Como es lógico, han sido muchas las goleadas logradas durante esa fase clasificatoria, destacando el 6-0 a Noruega o el 7-0 a San Marino. Aunque hay que decir que todo esto no es solo fruto del trabajo de Joachim Löw desde el banquillo, sino que ha sido también gracias a los inconmensurables jugadores que han hecho volar a Alemania. Ellos son, entre otros, Werner, Özil, Götze, Kroos, Müller, Sané, Khedira, Boateng, Hummels… Jugadores del nivel más exigente posible que convierten a Alemania en una de las selecciones más temibles del sorteo.

Fuente: DFB
Fuente: DFB

Otra cabeza de serie será la selección francesa de Didier Deschamps. Solo ha logrado ser campeona del mundo en una ocasión, hace diecisiete años. Desde entonces, solo ha conseguido alcanzar la final una ocasión más. Es importante saber que no ha brillado tanto como otras durante la clasificación para el torneo, pero es cierto que jugadores como Griezmann, Umtiti, Varane o Lacazette asustan a medio mundo. Tienen un equipo extremadamente sólido que se basa en la velocidad en el ataque y la robustez en la defensa. Músculo e inteligencia dotan a esta selección de un juego muy resolutivo que le ha permitido deshacerse con facilidad de equipos como Holanda o Bulgaria.

Anda de capa caída, sin convencer a los suyos y sin vencer lo que debería a los demás, pero la selección nacional de Inglaterra es un icono del fútbol y lo será en cada torneo entre países que se dispute. Ha participado en 14 Mundiales, pero tan solo ha logrado llegar a la final una vez, en 1966, cuando logró ganar el torneo. Sin embargo, lleva seis participaciones consecutivas en Mundiales y es algo digno de elogio. Esta vez lo ha logrado Gareth Southgate, quien relevara a Sam Allardyce en septiembre de 2016 como entrenador de la selección inglesa. Gracias a él, Inglaterra ha logrado erigirse como líder del grupo F sin haber perdido un solo partido, con ocho victorias en su haber. Su estrella, Harry Kane, además, ha sido el principal valedor de esta selección, con cinco goles en su marcador personal y actuaciones de nivel máximo en todos los partidos.

Foto: FA
Foto: FA

Discreta pero letal es Portugal. Con nueve victorias y una derrota, logró empatar a puntos con Suiza, pero la diferencia de goles le permitió situarse como primera en su grupo. Con un claro factor clave, la estancia de Cristiano Ronaldo, vigente Balón de Oro, y otros buenos jugadores a su alrededor como Gonçalo Guedes o Nelson Semedo, los lusos han llegado con suma facilidad al Mundial de Rusia, siendo un rival que siempre pondrá las cosas difíciles, ya que hablamos de la vigente campeona de la Eurocopa, lograda el pasado 2016 ante Francia, que ostenta, además, la tercera plaza del ranking FIFA de octubre.

La selección belga es un rival plagado de jugadores jóvenes, pero con una calidad increíble. Se sitúa en la quinta posición del ranking FIFA, y ha disputado 12 Copas del Mundo, llegando a la semifinal en 1986. Está dirigida por el español Roberto Martínez, entrenador conocido por haber conducido al Everton y al Swansea por la Premier League, desde 2016, tras haber suplido en el banquillo a Marc Wilmots. Desde entonces, y teniendo como referencia la fase clasificatoria, ha logrado el objetivo con grandes actuaciones, siendo el líder de su grupo tras nueve victorias y un empate. Su líder en el césped es, indiscutiblemente, Eden Hazard, extremo del Chelsea que cuenta con seis goles y cinco asistencias en la fase de clasificación.

Contaremos también con la participación de Croacia, un equipo con jugadores de un nivel técnico excelso, entre los que destacan Iván Rakitic, jugador del FC Barcelona, y Luka Modric, del Real Madrid, entre otros. Ha llegado una vez a la semifinal, en el año 1998, pero tan solo ha disputado cuatro Copas del Mundo.

Poco a poco se ha ido haciendo un hueco entre los países que mejores resultados consiguen con ‘pocos’ recursos, ya que Dinamarca ha logrado ser segunda de su grupo con seis victorias, dos empates y dos derrotas. Su estrella es el jugador del Tottenham Christian Eriksen, un maravilloso mediocentro que ha conseguido once dianas en la fase de clasificación.

Polonia ha sido el líder de un grupo bastante fácil, a excepción de la ya citada Dinamarca. Se encuentra en la séptima plaza del ranking FIFA y sus posiciones más altas fueron las semifinales alcanzadas en 1974 y 1982. Destaca, claramente, como mejor jugador polaco, el delantero Robert Lewandowski, actual jugador del Bayern de Munich que ha finalizado la fase clasificatoria con 16 goles en 10 partidos, una cifra escandalosa.

La segunda debutante en un Mundial es la 22ª selección según el ranking FIFA, Islandia. Un país con apenas 350.000 habitantes gozará de la participación en el primer Mundial de su historia, gracias a una fase de clasificación impoluta, en la que ha dejado atrás a rivales como Croacia o Turquía para alzarse con el liderato del grupo, gracias a sus siete victorias. Muy importante la aportación al juego de un gran jugador como es Sigurdsson, estandarte islandés que juega actualmente en el Everton.

La anfitriona tiene un hueco en el Mundial, como es obvio, sin tan siquiera necesidad de clasificación. Tras diez participaciones en Mundiales, en las que solo una vez ha logrado llegar a las semifinales, Rusia ocupa la plaza de selección anfitriona e intentará, con el apoyo de su afición, lograr la machada. Muy importantes para ellos son los goles de Alexander Kokorin, delantero que destaca por su capacidad goleadora.

La selección serbia disputará, en 2018, su duodécimo Mundial. Puede presumir de dos semifinales logradas en su historia, a pesar de encontrarse en la 37ª plaza del ranking FIFA. Ivanovic, lateral que jugó en el Chelsea y que ahora forma parte de la plantilla del Zenit, es su jugador clave.

La 18ª selección según la FIFA es Suecia, equipo que ha llegado una vez a la final del Mundial, en 1958. Ha logrado hacerse con un billete a Rusia gracias a sus seis victorias en la fase de clasificación, a pesar de haber empatado a puntos con Holanda, quien será una de las grandes ausencias el próximo año. Marcus Berg cogió el testigo de Ibrahimovic tras su retiro internacional y no ha defraudado, ya que ha conseguido ocho goles para su selección y ha sido crucial en la clasificación.

Por último, es Suiza, la octava mejor selección según la FIFA, la que ocupará la 32ª plaza en los bombos del sorteo. No ha pasado nunca de los cuartos de final, tras diez participaciones, pero, gracias a Granit Xhaka, entre otros, ha logrado empatar con Portugal en su grupo y conseguir así el pase al Mundial.

VAVEL Logo