Koné, más fuera que dentro
Imagen: LaLiga

Tras una temporada en la que las lesiones y la falta de actividad le tuvieron apartado del club madrileño, Mamadou Koné mostró a la directiva su deseo de continuar en el equipo. Ni siquiera llegó a disputar 200 minutos a lo largo de la campaña, pero ante la posible salida a un equipo de la segunda categoría decidió quedarse. Sabía el papel que tendría que llevar a cabo, con tres delanteros por delante suya tendría que ganarse el puesto mediante el esfuerzo y trabajo, pero al parecer no termina de convencer al técnico del Leganés.

Hacerse un hueco en la delantera pepinera actualmente es una labor bastante complicada para el costamarfileño. Por delante están nada más y nada menos que Amrabat y Beauvue, que actualmente se alternan en la punta de ataque. Detrás de ambos jugadores, que están demostrando un nivel sensacional, se encuentra Guerrero. El delantero toledano ha sido el principal perjudicado con las llegadas de ambos jugadores y su situación es similar a la de Koné, pero ha gozado de más oportunidades.

La Copa del Rey ha sido su única opción y en ningún momento ha dejado buenas sensaciones. Ambos partidos frente al Valladolid han servido para dejar constancia del bajo nivel en el que se encuentra. Poco fino de cara a puerta y sin mucha presencia en las jugadas de ataque que llevaron a la frustración y a la posterior desparición del africano sobre el terreno de juego.

El mercado de invierno puede ser el momento apropiado para su salida en busca de minutos. Garitano ha demostrado que no cuenta con él y que baraja numerosas opciones por delante de darle la oportunidad de formar parte del once inicial. Por lo tanto, la Segunda División es el destino perfecto para recuperar el ritmo y su olfato goleador que tanto ha echado de menos en su estancia en Madrid. 

VAVEL Logo