Cara y cruz
Olabe trata salir de la marca de Luque | Foto: Alberto Molina - Atlético de Madrid.

Los diez minutos finales del partido fueron el postre perfecto a una indigesta comida. Durante ochenta largos minutos, ni el Atlético de Madrid B ni el Club Deportivo Guijuelo merecieron los tres puntos del botín que había en juego en la Ciudad Deportiva Wanda. Tampoco en la recta final, donde dos fallos individuales agitaron, por fin, el marcador electrónico. Christian Perales adelantó a los locales pero cuando éstos soñaban con cerrar el año 2017 en casa con una victoria llegó otro fallo defensivo que propició el empate visitante por medio de Diego Suárez. Insulsas tablas, un punto para cada uno y a recargar fuerzas en este puente. No hay más resumen.

Porque la celebración de este enfrentamiento, el penúltimo de la primera vuelta, respondió a la festividad del viernes 8 de diciembre. El encuentro, eso sí, no fue ninguna fiesta. Y es que el Atlético de Madrid B, absoluto dominador del juego durante el primer periodo, no sacó ningún rédito a su ingente posesión del balón para generar ocasiones de gol. Le faltó en muchos momentos profundidad, algo que no encontraba entre el buen sistema defensivo tejido por un Jordi Fabregat que tuvo que seguir el encuentro desde la grada por sanción, y en otras ocasiones cierta precisión en los pases. En otras palabras, veneno y mordiente, dos ingredientes que han costado muchos puntos al filial este curso.

El Atlético B fue absoluto dominador del juego pero le faltó profundidad e ingenio para generar ocasiones de gol

Las apretadas líneas del Guijuelo se deshilacharon únicamente en dos ocasiones y en ninguna de ellas fue capaz de castigar a tiempo el equipo rojiblanco. La primera llegó al cuarto de hora, cuando un buen balón de Roberto Olabe encontró por la derecha a un Ródenas que buscó la espalda de su defensor en todo momento. El alicantino ganó la posición y colgó un balón al segundo palo que Juan Moreno, llegando solo desde atrás y libre de marca, enviara por encima del larguero. El intercambio de papeles llegó a la media hora de partido, con Moreno asistiendo y Ródenas haciéndose un lío en un mano a mano en el que Kike tan solo tuvo que esperar a que el ‘9’ tomara la peor decisión de todas.

Al Atlético B le faltó oficio

No parecía que la constante basculación y el movimiento entre líneas del cuadro madrileño hicieran mella en el físico de un Guijuelo cómodo con la propuesta de juego de su contrincante. Porque es de justicia destacar que el filial lo intentó por todos los medios posibles pero siempre se encontró una pierna de por medio, con un pase mal ejecutado o con la ausencia de una chispa de ingenio que rompiera los esquemas al conjunto chacinero. Centrado en atacar, el Atlético B se olvidó por momentos de defender. Los de Fabregat encontraron en el costado de Andrés Solano un filón al que dañar, con un Manu Dimas con más intenciones que aciertos.

El carrusel de cambios refrescó al Guijuelo, que empezó a salir de la cueva y empezaba a negar la alargada posesión del filial rojiblanco. En el otro bando, Óscar Fernández intentó imprimir velocidad por los costados manteniendo a Arona Sané por la derecha y metiendo a Salomón Obama por la izquierda como revulsivo, así como el ingreso de Christian Perales en el campo, que otorgó al Atlético la posibilidad de generar una presión más alta que dificultara la salida o el error en la zaga visitante. No surtió del todo ya que el Guijuelo estuvo a milímetros de adelantarse en el marcador: un centro desde la derecha fue rematado de forma ortodoxa por Manu Dimas, que desvió con la puntita de la bota la trayectoria del esférico. Miguel San Román, con unos reflejos felinos, sacó a tiempo el pie para evitar el gol.

Perales hizo el 1-0 inmediatamente después de Miguel San Román evitara que el Guijuelo se adelantase

Con dos delanteros, el Atlético B buscó más jugar por el exterior que por dentro. Óscar recurrió al plan de siempre, el de mover y mover hasta encontrar un espacio que explote Arona Sané con su velocidad. Inmediatamente después de la ocasión desperdiciada por Dimas, fue el ‘B’ el que encontró premio a su insistencia por la derecha. En el enésimo duelo de Arona con su par, el senegalés llegó hasta línea de fondo y puso el balón hacia atrás para que Christian Perales, al primer toque, lo enviara al fondo de las mallas.  

En medio del júbilo y a falta de ocho minutos para el final, al Atlético de Madrid B le faltó oficio. Y también contundencia. Restando apenas dos minutos del minutero, pendiente también del añadido, el Guijuelo hizo bueno un mal despeje que el equipo local no supo repeler y Diego Suárez sí resolver batiendo a Miguel San Román. Sin tiempo para mucho más, el Guijuelo rescató un punto y el Atlético de Madrid B acumula su tercera jornada consecutiva firmando tablas.

Puntuaciones VAVEL

3

 

2

Manu Dimas / Miguel San Román

1

Roberto Olabe

VAVEL Logo