Vuelven las malas costumbres
Vicente y Manu García disputando un balón | Foto:www.laliga.es

 

La Unión Deportiva Las Palmas y el Deportivo Alavés jugaban hoy un importante partido en Mendizorroza en la lucha por la permanencia. Ambos equipos necesitaban la victoria pero fueron los locales los que salieron con más intensidad al campo. Desde el primer minuto realizaron una buena presión a la salida del balón del conjunto amarillo, lo que impidió que estos pudieran realizar su juego.

 

No tardaron en llegar las ocasiones por parte del Alavés y en apenas dos minutos Burgui ya forzaba el primer saque de esquina a favor de su equipo que despejó la defensa de Las Palmas. Poco después sería Pedraza quien intentara marcar con un disparo desviado al lateral de la red. Las Palmas intentaba combinar y atacar, pero sus ataques acababan siempre con un mal control o un mal pase que daba de nuevo la pelota al rival.

 

La presión dio sus frutos

El partido se estaba desarrollando como el Alavés quería y poco a poco se encontraban más cómodos en el terreno de juego y creaban más peligro. Llegaban al área de Las Palmas y finalizaban jugada muchas veces provocando saques de esquina. En el minuto veinte de partido volvía a amenazar el Alavés con un remate desviado de Munir, y solo dos minutos después llegaría el primer gol del Alavés. La jugada del gol fue una doble ocasión en la que primero Pedraza realiza un potente disparo que consiguió desviar Raúl, aunque el rechace fue a parar a los pies de Ibai Gómez que remató y marcó el gol. Raúl intentó hacer una doble parada pero no llegó. El gol suponía un golpe para el equipo amarillo que no había sido capaz de entrar en el partido y veía como su rival que estaba mejor, además conseguía ponerse por delante.

 

La dinámica del partido no cambiaba y el Alavés seguía atacando y provocando saques de esquina a favor. El partido pudo haberse igualado en el minuto treinta y dos cuando Oussama Tannane saltó a disputar un balón dentro del área y fue derriba por Duarte que llegó tarde provocando un claro penalti que los colegiados no señalaron. Perdía así Las Palmas una buena ocasión para igualar el marcador y meterse en el partido.


En los minutos finales de la primera parte Las Palmas se encontró un poco más cómoda aunque seguía con un juego muy irregular. Aun así fueron posiblemente los mejores minutos de los amarillos. Remy realizaría dos disparos a puerta aunque ninguno de los dos entre los tres palos, y Tannane otro que despejó Pacheco.

 

El segundo tiempo comenzó de forma parecida al final del primero, con Las Palmas intentando jugar y el Alavés bien posicionado y contrarrestando el juego de los amarillos. La mejora de la Unión Deportiva se vería frustrada en el minuto cincuenta y cinco cuando Munir se adelantó a Raúl en un centro y consiguió marcar el segundo.

 

Raúl y el palo evitan la sangría

Con el dos a cero en el marcador la ligera mejoría de los amarillo desapareció y Las Palmas volvió a disolverse. El Alavés aprovechó esta circunstancia para intentar ampliar el marcador y aprovechaba cada ataque para hacer daño al conjunto canario. En el minuto sesenta y cuatro Alexis se hace con un rechace de la defensa amarilla y dispara a puerta, el balón impacta contra el poste y sale fuera del campo ante la mirada de los jugadores. Las Palmas intentaba tímidamente hacer algo en alguna jugada aislada como la protagonizada por Viera y Vicente y que acabó en córner, aunque sin mucho peligro. En el minuto setenta Raúl paró con la cara un remate de Maripán que se colaba en la portería salvando el tercero. Tres minutos después sería Munir quien perdonara tras fallar un disparo claro a puerta vacía en el segundo palo. En el ochenta y uno volvía a aparecer el guardameta canario para despejar con el pie un mano a mano con Christian Santos que acababa de entrar al terreno de juego. Lo cierto es que, aunque pudo haber fallado en el segundo gol, el portero de Las Palmas fue el mejor del equipo en la segunda parte. En los últimos minutos del encuentro poco o nada de fútbol se pudo apreciar. Terminó así un partido en el que Las Palmas se dejó tres puntos muy importantes.  

VAVEL Logo