Victoria para un Albacete con energía y carácter
Celebración gol Roman Zozulia | Foto: Twitter oficial del Albacete Balompié S.A.D

Zozulia consigue que la grada caiga a sus pies

Comenzaba una primera parte de la manera esperada, un Real Valladolid que mantenía la posesión del balón mientras que el Albacete Balompié incomodaba sus salidas de balón con la presión de sus dos puntas. El equipo vallisoletano creaba jugadas de peligro pero que no llegaban a ser ocasiones claras de gol. Aunque en el minuto 12, se produce una jugada en el área que acaba con Mata en el suelo y un remate final de Óscar Plano, pero el colegiado no señala penalti.

En el minuto 19 llega el primer gol del Albacete, de una manera sencilla, tras una conducción de Chus Herrero que centra al área y el jugador ucraniano peina sacando un magnífico gol. En la celebración del gol en el córner de gol sur, donde se ubica el foco de animación en el Carlos Belmonte esta temporada, se vencía la valla que separa el graderío del campo, con gran susto de los que allí estaban y tuvo que ser atendido un hincha del equipo blanco.

Dos minutos después volvía a tener otra clara ocasión Espíndola, que se quedaba solo ante Masip pero el balón terminaba marchándose rozando el palo.Veía la quinta amarilla el jugador argentino, Esteban Saveljich, en el minuto 44. Se perderá así el encuentro contra el Zaragoza el que hasta ahora ha jugado todos los partidos de liga y que realiza una gran labor en la defensa del Albacete.

El marcador suma minutos y el Albacete, intensidad

Con el resulta a favor y con un Valladolid que no asustaba llegaba el descanso al Carlos Belmonte. Y aunque viene siendo tendencia que las segundas partes el equipo manchego vaya perdiendo su característica intensidad y se acomode al resultado, este no ha sido el caso de hoy. El equipo dirigido por Enrique Martín volvía al terreno de juego con una tendencia aun más ofensiva que la mostrada en la primera parte, el Valladolid apenas pisaba el campo contrario.

Zozulia, peleaba todos y cada uno de los balones y parecía ganar los balones por alto sin tan siquiera saltar, su pelea constante por ganar la posición le hacía no perder ni un sólo balón. La primera ocasión clara del Albacete en esta segunda parte, llegaba de la mano de Zozulia, Espíndola y Dani Rodríguez, con una jugada entre los tres que terminaba con un tiro alto del mediocentro gallego, que realizaba un excelente trabajo ofensivo durante todo el partido. En el minuto 56 llegaba la segunda tarjeta amarilla también para los locales, en este caso para Espíndola por incomodar en el saque.

Viendo que el Valladolid seguía sin entrar en el área del equipo local, el que fuera técnico del Albacete y que ahora dirige el vestuario del Real Valladolid realizaba dos cambios en el minuto 58, salían del terreno de juego Óscar Plano y Deivid y entraban Toni Villa y Michel. Pero esto no impedía que en el minuto 67, el delantero que levanta las pasiones de los albacetetistas, Zozulia, marcara el segundo gol tras un centro de Morillas y una pérdida de la posición de Calero cuando el ucraniano se va al segundo palo.

El último cambio de los pucelanos y sin duda el más acertado, se realizaba en el minuto 70 con la salida de Iban Salvador y la incorporación de Asier Villalibre, el cual sería participe de la jugada que daría lugar al gol en propia puerta de Gaffoor un minuto después.

Y a partir de ese minuto y con la realización de los cambios en el Albacete, Bela que ocupaba el sitio de Espíndola y César de la Hoz el de Susaeta, veíamos quizás unos últimos 20 minutos con dos equipos más metidos en el partido, en los cuales ninguno de los dos se rendía a llegar a la portería del otro, pero en el que sin duda la presión que ejercía una y otra vez el Albacete imposibilitaba mucho el trabajo del Valladolid. Salía por último el goleador del partido en el minuto 82, con una gran ovación del estadio y entraba Aridane.

Se jugaba con gran intensidad en el verde hasta el minuto 93 en el que el colegiado pitaba el final, dejándonos un gran partido por parte del Albacete que demuestra que si puede aguantar su tan característica intensidad 90 minutos y sobretodo un Roman Zozulia que cada jornada saca a relucir su altísimo nivel. Mientras que el Valladolid se va con una cuarta derrota consecutiva que empieza a poner en duda a su entrenador, Luis César Sampedro. 

VAVEL Logo