En Mestalla solo hay un rey
Fuente: LaLiga

Valencia y Celta se enfrentaban en Mestalla en uno de los partidos de la jornada. Los 'chés' llegaban al encuentro como segundos por detrás del Barcelona, mientras que los gallegos afrontaban el choque con opciones de acabar la jornada en puestos de Europa League.

Marcelino salió con su once de gala -a excepción del lesionado Gonçalo Guedes-, al igual que Juan Carlos Unzué, que utilizó a Fontás en el lugar del lesionado Sergi Gómez. Repetía convocatoria Brais Méndez por parte de los celtistas tras su gran partido la pasada jornada en el Camp Nou, mientras que la novedad en el banquillo valencianista era el canterano Ferrán Torres.

Primera parte frenética

Tanto locales como visitantes deleitaron al espectador del encuentro con una apasionante primera mitad. El Celta se mostró fiel a su filosofía y buscó la posesión, a lo que el Valencia respondió con contragolpes que siempre llevaban algo de peligro. Sin embargo, esta no fue la tónica durante los primeros 45 minutos, ya que el Valencia también intentó sofocar la posesión del Celta con fases de dominio con el balón.

La primera ocasión clara llegó muy rápido -en el minuto 2-. El primer saque de esquina fue favorable al conjunto local, algo que siempre supone peligro gracias al excelente lanzador que tiene el equipo de Mestalla.  Parejo colgó el balón al corazón del área y, tras un momento de incertidumbre, Rubén Vezo logró conectar un remate -casi sin querer- que se estrelló en el poste izquierdo de la portería de Rubén Blanco cuando Mestalla ya cantaba el gol. El público ya intuía el gran partido que se avecinaba. 

La clave de los primeros 45 minutos estuvo en que la defensa del Celta fue capaz de anular a Rodrigo Moreno. El delantero valencianista no se sintió cómodo entre líneas en ningún momento, algo que su equipo echó en falta. Carlos Soler tampoco tuvo su día. En el Celta destacó Stanislav Lobotka, que demostró un criterio impresionante pese a su temprana edad -22 años-.

Iago Aspas y Pione Sisto llevaban por el camino de la amargura a Montoya y Gayà. Los dos extremos del Celta eran los que más peligro llevaban en el conjunto visitante, mientras que en el Valencia Andreas Pereira lo intentaba pero no tenía demasiado éxito.

A partir del minuto 20 el Valencia cobró mayor protagonismo. El partido estaba un poco roto, y eso al Valencia le venía de perlas según el juego que estaba desplegando. Jugadores como Gayà, Zaza o Carlos Soler pusieron a prueba a Rubén Blanco, en lo que sirvió como aviso del gol que estaba a punto de llegar. Este llegó en el minuto 28 en un córner. Parejo la puso desde la esquina y Simone Zaza se elevó en el aire para rematar al fondo de las mallas tras golpear en el larguero. Un gol justo que confirmaba el dominio del Valencia.

Con el 1-0 se llegó al descanso para la alegría de Mestalla, pero el partido aún tenía mucha tela que cortar.

El Celta fue superior en la segunda mitad

Nada más arrancar el segundo periodo llegó el empate. Iago Aspas aprovechó un barullo dentro del área del Valencia para batir a Neto Murara, que no pudo hacer nada para detener el cuero. El esférico salió rebotado tras un tiro de Maxi Gómez y el delantero gallego fue el más listo de la clase para poner las tablas en el marcador.

Llegada la hora de partido Marcelino decidió mover el banquillo para dar entrada a Nacho Gil y a Santi Mina. El asturiano pretendía agitar el partido quitando a Rodrigo y Carlos Soler, que estuvieron desaparecidos. El choque transcurrió sin jugadas destacadas, por lo que Unzué también empezó a hacer cambios. Emre Mor entró en el lugar de Pione Sisto, que realizó un despliegue físico tremendo.

Le vinieron bien los cambios al Valencia, que tiró de empuje y consiguió forzar un penalti sobre Nacho Gil. Los jugadores del Celta protestaron al no considerar que fuese pena máxima. Parejo anotó el 1-2 definitivo con suspense, ya que Rubén estuvo a punto de detener el lanzamiento.

El partido concluyó con la victoria del Valencia, que recorta puntos al Barcelona en la pelea por el liderato. El Celta, por su parte, sigue viendo Europa con el rabillo del ojo a expensas de lo que haga el Villarreal ante el Barça en el Estadio de la Cerámica.

 

 

VAVEL Logo