Final salvada
Mosquera y Lucas celebrando la victoria| Fuente de la imagen: La Liga

El Deportivo se enfrentaba al Leganés con olor a final. Los coruñeses  llegaban al encuentro tras cosechar tan solo un punto en 4 jornadas. Entre esos partidos destaca la derrota contra el colista, el Málaga, por 3-2. La tensión entre los aficionados herculinos se palpaba al empezar a ver que ni el cambio de entrenador les hacía empezar una dinámica diferente.

Desde el primer minuto del partido, el Dépor ya cogió la batuta del partido y no dejó hablar sobre el campo a un Leganés que se limitaba a perseguir la pelota en pies de los gallegos. Aún así el Dépor no conseguía convertir esa superioridad sobre el campo en ocasiones de gol.

Uno de sus primeros tiros a puerta propiciaría el único gol del partido. En el 23', Emre Çolak dispararía desde fuera del área para que Cuéllar rechazara el balón que caería cerca de la posición de Lucas Pérez, aunque rápidamente un defensa despejaría el balón lejos del coruñés, con tan mala suerte para los pepineros que Adrián se encontraría en la posición perfecta para rematar ese despeje al fondo de las mallas de cabeza.

El partido no podía pintar mejor para los blanquiazules que se adelantaran pronto en el marcador y dominaban el juego sin ninguna oposición. La primera parte acabaría con un remate de cabeza de los visitantes tras un saque de córner que se marcharía fuera.

Tras la reanudación del partido el guión del partido seguiría siendo el mismo con una pequeña diferencia, el Leganés se cansó en la primera parte de correr detrás del balón y empezó a parar el partido continuamente con faltas, dando a ver que había un equipo rocoso enfrente.

Si al Deportivo ya le costara en la primera parte encontrar las ocasiones de gol, con los continuos parones en el juego en la segunda parte le costó mucho más llegar a la portería rival. Una de las primeras ocasiones claras de la segunda parte llegaría en el 66' con un centro de Juanfran desde la banda derecha que llegaría a los pies de Adrián, el asturiano cedería el balón a Çolak que llegaba desde la izquierda totalmente sólo pero finalmente no acertó a disparar entre los tres palos. 

En la siguiente jugada Carles Gil estrellaría el balón en la cruceta de la portería defendida por Cuéllar tras un saque en corto de un córner. En el 75' Borges volvería a tener el tanto de la tranquilidad en sus botas, tras unas maravillosas combinaciones en la banda izquierda con Fernando Navarro y Lucas Pérez, el tico recibió, levantó la cabeza y le pegó sin miedo haciendo que Cuéllar realizara una gran estirada.

En el 80' llegaría otra ocasión clara para los coruñeses que seguían desperdiciándolas . Lucas aprovechaba una buena escapada por la banda izquierda para dar un pase que dejaría sólo a Adrián que desde la frontal del área sin oposición remata algo forzado y manda el balón rozando el palo derecho de la portería defendida por los madrileños.

La desesperación de los visitantes se haría notar tras una pequeña molestia de Çolak con el balón en juego que hace que Guilherme tirara el esférico fuera para que atendieran al turco. La polémica llegaría luego cuando los pepineros decidieron no devolver el balón para disponer de una ocasión más en el partido. Desde ese momento el público no dejó de silbarlos cada vez que el Dépor perdía la posesión

Como de costumbre los coruñeses dieron el susto a su afición prácticamente al final del partido concediendo una ocasión al Leganés tras el saque de una falta escorada, dejando que el balón botara en su área y tras un gran barullo los locales consiguieron despejar el balón. Los visitantes acabaron el partido sin disparar a puerta fruto del dominio deportivista del balón.

Finalmente los tres puntos se quedarían merecidamente en casa y darían un balón de oxígeno a este Dépor al que le toca la semana que viene enfrentarse a todo un Barcelona como visitante.

VAVEL Logo