El buen fútbol no es premiado
Foto: Real Betis

Llegaba una nueva oportunidad de revertir la negativa situación por la que atraviesa para el Real Betis. Tras perder en Las Palmas, le tocaba recibir a uno de los equipos de la cabeza de la tabla clasificatoria como es el Atlético de Madrid.

Los rojiblancos tampoco pasaban por una buena situación tras su reciente eliminación de la Liga de Campeones, donde quedó como tercer clasificado de su grupo, algo que le sirvió para clasificarse para la Europa League. Además, este encuentro suponía un choque entre dos estilos de juego muy diferentes representados por dos técnicos también muy diferentes. Por un lado, el Real Betis de Quique Setién es un equipo al que le gusta tener la pelota y ser ofensivo con ella, mientras que, el Atlético de Madrid del Cholo Simeone es un equipo que lo que sabe hacer muy bien es defender y aprovechar las pocas ocasiones de gol que suele tener en cada partido.

Primera parte injusta

En la primera parte del encuentro, los verdiblancos salieron al verde del Benito Villamarín con ganas de cambiar la tendencia de resultados que se venían dando en Heliópolis y también lejos de allí. Los hombres de Setén mostraron desde el primer minuto un cambio en su actitud con respecto a los partidos anteriores.

Los verdiblancos, cómo no, intentando tener la pelota siempre en su poder estaba metiendo a los rojiblancos en su área mientras ellos movían el esférico de un lado a otro. Ambos equipos estaban cómodos, pues ambos estaban haciendo lo que mejor sabían.

El Real Betis salía desde atrás ante una tibia presión de los jugadores del Cholo Simeone, quienes, a veces, aumentaban la intensidad de la presión pero los verdiblancos lograban salir de ella con la bola en su poder.

Los locales llegaban a zona de tres cuartos de campo rojiblanco pero no lanzaban a puerta, salvo un par de tiros aislados que llevaban los nombres de Ryad Boudebouz primero y de Sergio León después. Ambos de encontraron con un muro en el que ponía Oblak.

Mientras los verdiblancos encerraban a los de rojo y blanco en su área pero no lograba materializar su buen juego, los del técnico argentino sí que supieron hacerlo. La primera llegada del equipo visitante a la meta defendida por Antonio Adán supuso el cero a uno en el marcador.

En el minuto treinta de partido, un centro de Vrsaljko desde la banda derecha del ataque rojiblanco se paseaba por el área del Real Betis sin que nadie despejara la bola y eso lo aprovechó Saúl, que hizo el gol rojiblanco rematando desde el suelo en el segundo palo.

Los verdiblancos, que habían sido mejores en esta primera mitad, no iban por delante en el electrónico. Sin embargo, el Atlético de Madrid, con un juego conservador y poco valiente, se iba en ventaja.

Segunda parte sentenciada

La segunda parte del partido fue menos intensa que la primera. El Real Betis intentaba hacer lo mismo que en la primera parte, tener la pelota el mayor tiempo posible, y el Atlético se encontraba muy cómodo defendiendo ese gol de Saúl que le daba la victoria. Los verdiblancos no perdían la fe, algo que ya han demostrado en el otros partidos. Ya han sido varios los partidos en los que ha logrado sumar en los últimos minutos. En el minuto cincuenta y nueve, un buen tiro de Cristian Tello tras un error al despejar de Thomas, obligaba a Jan Oblak a estirarse, realizando una grandísima parada. El guardameta esloveno enviaba el esférico a córner.

Llegaban los primeros cambios. El Cholo Simeone, haciendo honra a su estilo basado en defender, retiró del césped del Benito Villamarín a Ángel Correa y daba entrada al central José María Giménez. Este cambio implicaba el avance de Vrsaljko al medio campo, dejándole el lateral derecho al uruguayo. Por su parte, al Real Betis se le acumulaban las malas noticias. El primer cambio de Quique Setién fue obligado debido a la lesión del mexicano Andrés Guardado, quien dejaba su lugar al ex del Levante Camarasa. El conjunto de la capital de España se había fortalecido aún más en la zona media del campo y a los verdiblancos les costaba más atravesar la medular. La partida en el medio del campo la estaba ganando el Atlético, dejando el balón a los verdiblancos.

El técnico cántabro del Real Betis hacía debutar a dos canteranos; Julio Gracia, que entró por Barragán, y Aitor Ruibal, en lugar de Fabián Ruíz. Cambios ofensivos que realizaba el entrenador verdiblanco para buscar el empate por todos los medios. El Atlético de Madrid, por su parte, terminó el encuentro con seis defensas en el terreno de juego, tras dar entrada a Giménez y Lucas por Correa y Thomas, respectivamente.

El encuentro acabó con la victoria de los rojiblancos gracias al gol de Saúl en el minuto treinta de la primera mitad. El Atlético de Madrid suma tres puntos que le colocan a un solo punto del segundo, el Valencia, y a tres del FC Barcelona, aunque los culés tienen un partido menos. El Real Betis se queda con dieciocho puntos en el decimoprimer puesto de la tabla, aún a tan solo tres puntos de la Europa League. Los de Setién suman su sexta jornada sin ganar.

   
   
   

 

VAVEL Logo