El Tenerife vence y convence aplastando a un Reus sin mordiente
Los jugadores del CD Tenerife celebrando el gol de Longo | Foto: CD Tenerife

El Tenerife supera claramente a un Reus desubicado e impreciso, y que de no ser por la buena actuación de Edgar Badia podría haberse marchado con un resultado muy abultado. Liderados por el italiano Samuele Longo, que ha anotado un doblete, los tinerfeños han realizado un partido muy completo, con una buena primera media hora, y una segunda parte en la que han sabido aprovechar el desespero reusense para matar el partido.  

La primera parte, un recital tinerfeño

El partido empezó con un domino de la posesión por parte del Tenerife, y tras avisar con un tiro dentro del área pequeña que Badia despejó magistralmente, consiguieron adelantarse en el marcador tras haberse disputado apenas doce minutos. El autor del tanto, Samuele Longo, aprovechó un rechace para adelantar al conjunto isleño, dejando a la zaga reusense retratada que veía como el delantero italiano reaccionaba más rápido para cabecear un balón que acabaría en el fondo de la red de Edgar Badia.

La hegemonía tinerfeña se mantuvo los primeros treinta minutos, con un tiro de Tyronne que se marchaba muy cerca de la escuadra derecha de la meta reusense. Cinco minutos más tarde, y tras un despiste de Tito Ortiz, el Tenerife pudo haber anotado el segundo, pero un Edgar Badia salvador evitó el remate de Aitor Sanz dentro del área pequeña. Los reusenses, descolocados, se veían superados claramente por el Tenerife, y no conseguían generar peligro en la portería canaria. Tan solo un despiste del guardameta tinerfeño, que estuvo a punto de ser aprovechado por Lekic, fue la única ocasión de peligro de los reusenses en la primera media hora.

A partir de ese momento, el Reus consiguió apaciguar el arranque eléctrico del Tenerife, recuperando el control de la posesión pero sin generar ocasiones de peligro. Y así terminaba la primera mitad, con un Tenerife que con poco conseguía generar mucho peligro, ante un Reus impreciso y sin mordiente.

Longo, celebrando su primer gol con Casadesús | Foto: CD Tenerife
Longo, celebrando su primer gol con Casadesús | Foto: CD Tenerife

Quince minutos para la esperanza

La segunda mitad empezó con una sustitución arriesgada por parte de López Garai, dando entrada a Karim Yoda, que sustituía a Tito Ortiz. No obstante, la hegemonía de los canarios se mantuvo en la reanudación, con un Tenerife que en los primeros compases del segundo tiempo gozó de una ocasión clarísima de Longo, que no consiguió finalizar un mano a mano ante Edgar Badia. Cinco minutos después llegaría la primera ocasión de los reusenses, con un disparo lejano de Gus Ledes que atrapó con seguridad el guardameta tinerfeño. Justo después llegaría la segunda y más clara ocasión para los reusenses, con un tiro libre lanzado a la perfección por Vítor Silva que se encontró con la madera de la portería canaria. En el posterior rechace Atienza mandó el balón a las nubes, y se reclamó una posible pena máxima por juego peligroso de la zaga chicharrera que el árbitro decidió no indicar. Tan solo quince minutos duraría el dominio reusense, que se vería detenido por el segundo chicharro de Longo. 

David Haro disputando un balón con Camille | Foto: CD Tenerife
David Haro disputando un balón con Camille | Foto: CD Tenerife

Del 1-1 al 2-0, y mazazo final

Y cuando parecía que el Reus recuperaba la confianza en sí mismo, llegaba el mazazo en forma de gol del Tenerife. En el minuto 60, Longo aprovechaba un rechace de la zaga reusense para anotar un doblete que dejaba a los reusenses con media hora por delante para intentar, como mínimo, acortar distancias. Para intentar esa gesta López Garai realizó dos cambios prácticamente consecutivos, dando entrada a Juan Domínguez y Juan Cámara sustituyendo a Gus Ledes y David Haro. Cinco minutos después de saltar al terreno de juego, Cámara tuvo otra ocasión para intentar anotar el 2-1, pero su tiro se marchó desviado. El mismo protagonista lo volvía a intentar en el 70, y tras driblar dos rivales su chut se marchó lejos de la portería tinerfeña. Lejos de conseguir reducir distancias, fue el Tenerife el que lo volvió a intentar, y a punto estuvieron de anotar el tercero de no ser por dos buenas atajadas de Badia tras dos disparos peligrosos de Acosta y Longo. Y para rematar el festival tinerfeño, Aitor Sanz culminaba un contraataque del conjunto chicharrero para anotar el 3-0, sentenciando así el encuentro. El Reus acababa desbordado, superado, y moralmente deshecho.

Longo, celebrando su segundo gol con Acosta y sus compañeros | Foto: CD Tenerife
Longo, celebrando su segundo gol con Acosta y sus compañeros | Foto: CD Tenerife

Con esta victoria, el Tenerife recupera la ilusión y adelanta a los reusenses en la tabla, ocupando ahora la octava plaza. Por su parte, el Reus cae una posición y se encuentra ahora en la undécima plaza con 24 puntos, a cinco del descenso y a otros cinco de las zonas de playoff. 

VAVEL Logo