El Sevilla acaba con la mala racha del Real Madrid
Rico y Nolito observan cómo se cuela el balón de Achraf | Foto: Dani Nieto (VAVEL)

Un Sevilla desconocido llegó a Madrid con el objetivo de sobrepasar al campeón de la Uefa Champions League en La Liga Santander, ya que el Real Madrid se encontraba cuarto empatado a 28 puntos con el Sevilla que se situaba en la quinta posición, y así siguió siendo a la conclusión de la primera parte. 

El Sevilla clasificado casi "in extremis" para los octavos de la Liga de Campeones con el empate ante el Maribor el pasado miércoles, no pudo ni siquiera dar la talla ante un Real Madrid en horas bajas, de los peores que se recuerdan en los últimos años. Además de esto, el conjunto merengue estaba lleno de bajas entre sancionados y lesionados. En la enfermería se encontraban Gareth Bale y Rafael Varane; mientras que Sergio Ramos, Dani Carvajal y Casemiro no podían estar en los convocados debido a las sanciones. El Madrid salía con varios suplentes en el once titular: Achraf Hakimi, Nacho, Vallejo, Marcos Asensio y Lucas Vázquez. 

Por su parte el Sevilla llegaba con los ya de costumbre lesionados Nico Pareja y Daniel Carriço. Las otras dos bajas que también parecen ser la tónica de cada encuentro son las Walter Montoya, más fuera que dentro del club, y Steven N'Zonzi, por decisión técnica, aunque se sabe sobradamente de lo que sucede con el futbolista francés. Sorprendía en la alineación sevillista Lionel Carole.

Solamente cuarenta y cinco minutos...

Ni 3 minutos aguantó el Sevilla ante el Madrid. Simon Kjaer y Luis Muriel no se entendieron para despejar un córner sin aparente peligro y dejaron la pelota muerta en el área chica, donde Nacho solamente tuvo que fusilar a quemarropa a Sergio Rico. Comenzaría la sangría con este gol y sería uno por cada balón de oro que Cristiano Ronaldo que bajó al césped del Bernabéu. El conjunto de Nervión intentó mantener el tipo y mejoró un poco los veinte minutos siguientes mediante la posesión del balón, pero ni con esas. 

En el 23, una jugada hilvanada entre Marcos Asensio y Cristiano Ronaldo desembocó en el dos a cero y ya no paró. El español nacido en los Países Bajos dio un pase al portugués que batió a Rico con un disparo raso. 

A partir de ahí, todo fue para olvidar. Jesús Navas tocaba con la mano el esférico en el área y el árbitro pitaba penalti a la vez que le sacaba una tarjeta amarilla al canterano, qué mejor día para igualar a Pablo Blanco con la elástica sevillista en cuanto a partidos disputados. Cristiano la colocaba a la izquierda de Rico, el cual llegó a tocar balón, y se coló por debajo del cuerpo del guardameta.

Ni diez minutos después, un robo de Cristiano Ronaldo a Guido Pizarro generaba un contragolpe de libro. Ronaldo para Toni Kroos, Kroos a la banda para Lucas Vázquez que se la devuelve y trallazo para adentro. El gol del alemán recordaba a la goleada de la selección germana ante Brasil en las semifinales del Mundial de 2014. 

Un 4-0 fácil y parecía que no iba a parar. El juego del Real Madrid se asemejaba a un rondo con los jugadores del Sevilla, que parecía que aún no se habían bajado del autobús. Tres minutos después del gol de Kroos llegaba una carrera en solitario del debutante en primera división Achraf Hakimi. El internacional marroquí batía a Sergio Rico, que estaba vendido. Llegaba el descanso para suerte de los sevillistas. 

Ya estaba todo finiquitado

El segundo tiempo solo sirvió para dar minutos a los menos habituales. El Real Madrid se relajó y el Sevilla no pudo ni siquiera maquillar el resultado. Entraron en esta segunda mitad Marcos Llorente por Toni Kroos, el cual se llevó una ovación y dejó paso al canterano que ansiaba minutos; Dani Ceballos por Luca Modric, el croata salió para dar entrada al ex jugador bético; y a Cristiano Ronaldo por el malagueño Isco, con el mismo objetivo que la del alemán, levantar el Bernabéu y que se cayera de aplausos.

En el Sevilla salieron Pablo Sarabia, Johannes Geis y Michael Krohn-Dehli por Nolito, Franco "el Mudo" Vázquez y Éver Banega. Las sustituciones sevillistas no produjeron ningún cambio en el partido. Una ocasión de Muriel y un palo de Benzema fueron lo más destacado del segundo tiempo.

El Sevilla, humillado, continúa siendo quinto a tres puntos del Real Madrid y a dos del Atlético a expensas de lo que haga contra el otro equipo sevillano, el Real Betis. 

El Real Madrid se adelanta a la tercera posición y se coloca a tres del Valencia y a cinco del Barcelona. El conjunto madrileño disputará el Clásico ante el Barcelona cuando regrese del Mundial de Clubes.

VAVEL Logo