Asensio y sus debuts, una pareja perfecta
Marco Asensio celebra su golazo contra el Barça en la Supercopa de Europa I Foto: Real Madrid

Marco Asensio tiene un don. Se luce cada vez que es elegido para jugar un partido que quedará en su memoria para siempre. Sus debuts se traducen en goles y la estadística así lo refleja. El joven ha logrado marcar en Liga, Copa del Rey, Champions League, Supercopa de Europa y también de España. Descomunal.

Si Zidane decide darle una oportunidad al extremo blanco en el primer duelo del 'Mundialito' y este consigue ver puerta, continuará con su ídilica carta de presentación en las competiciones donde ha debutado. Comienza pronto a alcanzar récords inéditos en el mundo del fútbol. Larga vida al talento madridista.

Estreno en Liga y Copa del Rey

No hace tanto que Asensio viste la camiseta blanca del mejor club del siglo XXI. Concretamente, fue hace dos veranos que el mallorquín inició su etapa al lado de cracks como Cristiano Ronaldo. Algunos ya le comparaban con el cinco veces balón de oro, pero las distancias aún son enormes.

Tras ser fichado ya por el club madridista, el joven permaneció en el Mallorca para al año siguiente irse cedido al RCD Espanyol. Allí disputó 34 partidos, aunque solo sumó cuatro goles y brindó trece asistencias. Su primera diana no llegó hasta la jornada 25, contra el Deportivo.

No obstante, en su debut con la camiseta perica y también en Primera División, el rival fue una Real Sociedad de la que seguro se acordará siempre. El extremo se estrenó como madridista y anotó su primer tanto ya en las filas del conjunto madrileño precisamente contra los txuri-urdines.

Marco Asensio en su último partido liguero contra el Sevilla I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Marco Asensio en su último partido liguero contra el Sevilla I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Aquel 21 de agosto de 2016 jugó sesenta y seis minutos, marcó tras asistencia de Varane. Una forma espléndida de experimentar un encuentro inolvidable, debut con gol. La combinación fetiche de Marco Asensio.

En Copa del Rey volvió a repetir su particular hazaña y lo hizo con un doblete. Fue ante la Cultural Leonesa en octubre del año pasado y en su estreno copero no defraudó. Sus asistentes fueron Lucas Vázquez e Isco, dos compañeros y ahora también muy amigos en la entidad blanca.

Misma línea en Champions League

No contento con eso, el futbolista balear también mojó en su debut europeo. Contra un rival bastante asequible, pues los de Zidane le endosaron cinco al Legia Warszawa. Asensio fue autor del tanto que desempataba el partido, tras el pase de Ronaldo. A partir de ese momento y en la segunda mitad, los blancos fueron muy superiores.

Así transcurrieron sus primeros 80 minutos en una Champions -la de la undécima- que no pudo acabar mejor: con gol en la final de Cardiff. En el tiempo de descuento logró su tercera diana, la última de dicha competición. También anotó contra el Bayern, aunque no jugó nada en octavos y apenas media hora en semis. En esta temporada aún no ha logrado ver puerta, cierto es que solamente fue titular en Nicosia.

Un talismán en los debuts

Asensio todavía tenía reservada una cita goleadora en otros dos torneos donde no había jugado. Supercopa de Europa y también de España. Lo suyo es algo inigualable, una suerte del debutante de lo que solo él puede presumir por haberlo conseguido en tantas competiciones.

Asensio contra el Sevilla en la Supercopa de Europa I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)
Asensio contra el Sevilla en la Supercopa de Europa I Foto: Daniel Nieto (VAVEL)

Fue el Sevilla su siguiente víctima en la final veraniega de agosto. A los 21 minutos se sacó un golazo de la chistera, desde lejos y ante el que nada pudo hacer el guardameta andaluz. Un tanto para recordar en la memoria blanca, otro más del balear en un estreno.

Pero para la posteridad madridista dejó huella el gol que inauguró el electrónico en la Supercopa contra el Barça. Un misil kilométrico que fue directo a la escuadra izquierda de Ter Stegen y cuando apenas se llevaban cuatro minutos de juego. Eso sí, ese tanto fue en la vuelta, para deleite del Santiago Bernabéu.

Su debut con gol incluido llegó antes y sobre la bocina. El joven de veintiún años maquilló el resultado de 1-3 en el descuento, después de que los blancos se comieran al equipo azulgrana durante los noventa minutos en el Camp Nou. Salir desde el banquillo y besar el santo, Marco Asensio es un talismán.

Ese que puede también servirle al Real Madrid para encaminar otro Mundial de Clubes este mes de diciembre. El futbolista mallorquín todavía no se ha estrenado en dicha competición y deseará hacerlo siguiendo su ideal del gol.

VAVEL Logo