El Leganés echa de menos a Siovas
Siovas marcando a Morata la temporada pasada | Foto: CD Leganés

Dimitrios Siovas es uno de los jugadores más queridos por la afición del Leganés y así lo demuestra su cántico: ¡Siovi, Siovi, Siovas! ¡Cada día te quiero más! que suena cada partido en Butarque. En poco menos de un año, se ha ganado el cariño de los aficionados y el respeto de sus compañeros por su sobriedad y su fortaleza. El defensa tan solo ha disputado 26 partidos (7 victorias y 7 empates) pero ya es uno de los estandartes del club.

Media temporada le bastó para volver

El pasado verano Siovas  fichó por el Leganés por 2,7 millones de euros convirtiéndose en el fichaje más caro del club pepinero en su historia. Esta apuesta por el central mostró lo que había significado por el Leganés su media temporada cedido por el Olympiakos.  Debutó el 4 de febrero en el Vicente Calderón en la derrota por 2-0 de su equipo ante el Atlético de Madrid aunque lo hizo jugando de pivote defensivo. A partir de ahí se hizo con la titularidad de manera indiscutible perdiéndose solo dos partidos de liga en lo que restaba de temporada (Sporting y Éibar). Incluso marcó un gol en Pamplona ante Osasuna.

“Los cedidos que teníamos (Siovas, Champagne y Luciano) no se pueden comprar por las cantidades que se habló” afirmaba pesimista Garitano.

Junto a Mantovani, formó la defensa que consiguió que el Leganés alcanzase la permanencia encajando tan solo 17 goles en los 16 partidos que disputó, todos como titular. Garitano vio en él un miembro clave para continuar el proyecto en 1ª División y pidió a la directiva un esfuerzo, aunque no se mostraba muy confiado días antes: “Los cedidos que teníamos (Siovas, Champagne y Luciano) no se pueden comprar por las cantidades que se habló”, Llegó el 19 de junio siendo el tercer fichaje tras Raúl García y Tito.

Comenzó la temporada lesionado

La pretemporada no empezó bien para Siovas pues apenas dos semanas después de comenzar la preparación veraniega cayó lesionado por una rotura de fibras el día 27 de julio. En la previa de un amistoso contra el Fuenlabrada sintió unas molestias y no disputó el encuentro, pero las peores noticias se confirmaron y tuvo que parar durante prácticamente todo el mes de agosto perdiéndose así el debut liguero ante el Alavés.

La lesión tampoco le permitió participar, en el encuentro ante el Espanyol en Barcelona, por lo que su vuelta tendría que esperar a la tercera jornada tras el parón de selecciones en el derbi frente al Getafe. Sin embargo, el central tampoco consiguió llegar a dicha cita y su debut se produjo el 15 de septiembre ante el Éibar con derrota por 1-0.

Rachas diferentes y lesión

Tras el partido en Éibar donde Garitano formó con línea de tres centrales,  Siovas amarró la titularidad. Junto a Mauro Dos Santos comenzó la racha de imbatibilidad del  Leganés que duró  500 minutos (5 partidos completos).  Parecía que Garitano había encontrado el equilibrio defensivo, pero el mes de noviembre trajo consigo la racha de cuatro derrotas consecutivas y las cosas no le iban a ir tan bien al griego.

En el partido frente al Barcelona fue sustituido por Raúl García tras ver una amarilla cinco minutos antes cuando el partido ya marchaba 0-2. Volvió a jugar como titular en Vigo, pero otra rotura de fibras como la del comienzo de la temporada provocó que tuviese que ser sustituido en el minuto 58.

El equipo se está mostrando un tanto irregular en defensa, quizás en parte debido a que la pareja de centrales está siendo conformada por dos laterales, Bustinza y Raúl García. La lesión de Siovas le tendrá apartado hasta enero, pero por el rendimiento que ha mostrado en esta temporada y, sobre todo, en la media temporada pasada es evidente que Asier Garitano le echa en falta.

 

VAVEL Logo