Que anochezca, solo significa que volverá a amanecer
Willian José se lamenta tras fallar una ocasión / Foto: Real Sociedad

El fútbol siempre se ha caracterizado por ser un deporte en el que las rachas y la moral han sido determinantes en los resultados de cualquier equipo. La Real es un equipo que, actualmente, se encuentra en una dinámica descendente, me atrevería a decir que va cuesta abajo y sin frenos.

Esta temporada, ha demostrado ser un equipo total de rachas: comenzó muy bien la liga, logrando cuatro victorias seguidas, tanto en liga (Celta de Vigo, Villarreal y Deportivo de La Coruña) como en Europa League (Rosenborg) pero todo ello se torció con una racha de cuatro derrotas consecutivas (en liga frente al Real Madrid, Levante y Valencia, y en Europa League ante el Zénit de San Petersburgo).

Luego llegó un momento de la temporada medianamente regular, en el cual en un total de 11 partidos, solo se perdió una vez (Getafe), se ganó seis veces (Alavés, Vardar x2, Lleida, Eibar y Rosenborg) y se empató cuatro veces (Betis, Espanyol, Girona y Las Palmas).

Pero todo eso se ha ido al garete en las últimas dos semanas, en las que dos objetivos se han desechado de mala manera: primero está la estrepitosa eliminación de la Copa del Rey frente al Lleida en Anoeta por 2-3 (los tres goles encajados en la segunda parte), y luego la derrota ante el Zénit de San Petersburgo en casa por 1-3 que dejó a la Real como segunda de grupo en la Europa League. Aparte, los txuri urdines perdieron en liga ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano por 2-1 y en casa frente al Málaga por 0-2. Esta última mala racha lleva a cuestionar unas cuantas decisiones de Eusebio.

Puntos a destacar sobre la mala racha del equipo

1. Un punto flaco a destacar sería lo tan previsible que puede llegar a ser la Real durante un partido, ya que se pasa los encuentros centrando a través de los desdoblamientos de sus laterales o extremos y pone balones (normalmente no muy buenos) a la cabeza de Willian José, uno de los que más marca, pero también de los que más perdona, que es, curiosamente el siguiente punto.

2. Otro tema a tratar sería lo mucho que perdonan los jugadores txuri urdines de cara a puerta. La Real es un conjunto con una de las mejores piernas creadoras de la liga, e incluso me atrevería a decir de Europa, y eso se nota en cada partido, ya que crean muchas ocasiones de peligro sobre la meta rival. El problema es que los jugadores no logran materializar un montón de ocasiones manifiestas de gol, y el rival con uno o dos ataques logra meter el balón en la portería de Gerónimo Rulli, lo cual nos lleva también al próximo problema de la Real en esta mala racha.

3. Es curioso que teniendo una de las mejores defensas de la liga, el conjunto realista es el tercer más goleado de toda la liga, después de Las Palmas (34) y Betis (29) con 28 dianas en contra. ¿Qué no funciona en el esquema defensivo txuri urdin? En esta pregunta se pueden sacar dos respuestas:

3.1. Los laterales habitualmente titulares, es decir, Kevin Rodrigues y Álvaro Odriozola, son sumamente ofensivos, y muchas veces, se exceden en su labor de ataque, y cuando la Real pierde el balón y el rival monta el contraataque, suele ser demasiado tarde para la bajada a la defensa de estos dos.

3.2. El caso Aritz Elustondo: el joven central de Beasáin comenzó la temporada como titular debido a las lesiones de Íñigo Martínez y Raúl Navas. El chaval lo hizo muy bien e todas sus actuaciones, siendo conscientes de que el centro de la zaga defensiva era un puesto bastante nuevo para él.

Con el regreso de los lesionados anteriormente mencionados, Elustondo desapareció, ya no solo del equipo titular, sino del banquillo, como en el fin de semana pasado, el cual fue desconvocado ante el Málaga. Algo más debe de haber entre Eusebio y Aritz para que esto haya sucedido así por así…

4. Los insultos y los pitos no ayudan al equipo en estos malos tiempos. En los momentos de zozobra de un equipo, es cuando más necesitan los jugadores el calor y el apoyo de su afición, para que vean que no están solos. Pues bien, eso es algo que en Anoeta no se está viviendo últimamente, ya que los pitos estuvieron bien presentes al finalizar el partido ante el Málaga.

Los pitos pueden hasta ser justificables, en cierta medida; la afición es soberana y tiene derecho a enseñar su malestar al equipo, pero pasar de ahí a los insultos no. Ya que siempre hay que tener el mayor respeto a todos los integrantes del club. Todos somos humanos y podemos fallar en algún momento, pero los insultos no hacen sino agravar la situación.

Conclusión: la Real sacará esto adelante

Como bien se ha mencionado anteriormente, el fútbol es un deporte de rachas. El buen momento para la Real volverá, además de que estando eliminados de la Copa del Rey, el tiempo para preparar y analizar cada rival será mayor hasta febrero. Ahora toca centrarse en terminar el año con buenas sensaciones, logrando sacar el máximo de puntos posible frente al Athletic y al Sevilla.

En 1/16 ha tocado el Red Bull Salzburgo, un rival bastante asequible para la Real teniendo en cuenta todos los cocos que se iban paseando por las bolas del sorteo, por lo que no todo está perdido, aupa Real!

VAVEL Logo