Etxeberria brilló en la primera derrota en Liga de la Real
Fotomontaje: VAVEL.com

Semana de derbi vasco en La Liga, de derbi vasco descafeinado, pues ni el Athletic ni la Real Sociedad, dos conjuntos que deberían estar peleando por las plazas nobles de la tabla, están en un momento de forma acorde a lo que se esperaba de ellos, 17 puntos los rojiblancos, 19 los donostiarras, ambos lejos de la zona europea en cuanto a posiciones se refieren, que invitan a recordar otros derbis con más tensión, emoción, y pelea por algo importante.

Como por ejemplo, el derbi de la temporada 2002-2003, que tiene como denominador común que el Athletic llegaba al mismo peleando por salir de la quema, aunque con moral tras empatar en el último encuentro de la primera vuelta 1-1 contra el Real Madrid en San Mamés. Todo lo contrario que su rival, la Real Sociedad, que llegaba al choque líder en solitario, con cinco puntos de ventaja sobre el conjunto madrileño, y sin conocer la derrota. Se esperaba partidazo.

Una jugada ensayada abrió a los txuri-urdin

El partido se presentaba apasionante, una vieja creencia recorría la ciudad de Bilbao los días y horas antes del partido, los derbis son algo distinto, sin embargo, eso es algo que había que demostrar. El Athletic de Heynckes iba a empezar la segunda vuelta con el siguiente once en el césped: Aranzubia; Del Horno, Aitor Ocio, Luis Prieto, Javi González; Oskar Vales, Alkiza, Yeste, Tiko, Etxeberria y Urzaiz.

La Real Sociedad, por su parte, saltaba al césped conocedor del empate del Real Madrid en el Lluis Companys, por lo que una victoria les alejaba aún más de los blancos, y Denoueix, puso en liza a: Westerweld; Rekarte, Jauregui, Schürrer, Aranzabal; Xabi Alonso, Aranburu, Karpin, De Pedro; Nihat y Kovacevic.

Comenzó mandando la Real

El partido empezó con poco ritmo, sin que ocurriera demasiado, hasta los primeros diez minutos, donde la Real Sociedad tuvo la primera ocasión del partido, un pase atrás de De Pedro a la frontal hacia Karpin, hacía que el ruso colgara la pelota al área, tras un par de rebotes, la pelota le cayó a Schürrer, que tras marcharse de su marcador, sacó un disparo algo centrado que tuvo que despejar Aranzubia. Tres minutos después, lo intentaba De Pedro desde lejos sin demasiados problemas para el portero rojiblanco.

Sin embargo, fue el equipo rojiblanco el que primero vio puerta, El Athletic de Heynckes, que después heredaría Valverde, tenía mucho peligro a balón parado, y lo demostró cerca del minuto 20 de partido, una falta lateral era sacada en corto al área grande por Tiko lo remataba de primeras Joseba Etxeberria al fondo de las mallas sorprendiendo a la Real. El de Elgoibar remató solo, y puso el 1-0 en el marcador.

Etxeberria celebra el primer gol del choque. | Foto: AthleticTV
Etxeberria celebra el primer gol del choque. | Foto: Athletic

El Athletic creció con el tanto y seguiría intentándolo minutos después. Un balón largo de Aranzubia lo iba a bajar con una calidad espectacular Ismael Urzaiz, para dejársela a Yeste, que, tras tocar en un defensor, se encontró con la cepa del poste tras una volea sensacional que pudo suponer el 2-0.

Reaccionó la Real, y no encontró el gol de milagro, un centro pasado al segundo palo que parecía fácil para Dani Aranzubia, no lo hizo así el guardameta, que voló, para que se le acabara escapando la pelota, que acabó en los pies de Schürrer, que no acertó a encontrar puerta, más bien despejó. Poco antes del descanso, un centro desde la derecha de Rekarte lo despejaba directamente a saque de esquina el guardameta, cuando lo más sencillo era quedarse con la pelota. Con eso se llegó al descanso.

Exhibición Joseba

En la segunda mitad, la Real Sociedad decidió salir al ataque desde el minuto uno, y poco le faltó para encontrar premio, tras un saque de esquina que no encontró rematador, la pelota le cayó a Nihat, que estrelló su disparo contra la defensa, la jugada continuó hasta que Xabi Alonso, tuvo la sangre fría de poner una pelota en el punto de penalti, dejando solo a Kovacevic, que falló cuando nadie lo esperaba, golpeando la pelota mal.

De nuevo buenos minutos de la Real, y gol del Athletic

Minutos después en una contra, Karpin cedió de nuevo al delantero, y tras una gran jugada cruzó en exceso un disparo, que de ir entre palos, hubiera sido un golazo. Estas dos jugadas despertaron al Athletic. Más bien les despertó un despeje que recogió Urzaiz, y tras una buena maniobra dejó solo a Yeste entre tres jugadores, el de Basauri fue capaz de conducir y sacar un disparo raso que obligó a Westerweld a realizar una parada sensacional.

Ocho minutos después, y de nuevo a balón parado, iba a llegar el segundo. Una falta botada a la frontal del área por Oskar Vales la iba a recoger Etxeberria, que tras una pequeña dosis de fortuna, consiguió que la pelota le quedara franca para golpear y poner el 2-0. El partido se calentó en los últimos minutos, y una entrada muy fea de Nihat sobre Alkiza iba a suponer la expulsión del turco.

Etxeberria celebra en piña su segundo gol. | Foto: Athletic
Etxeberria celebra en piña su segundo gol. | Foto: Athletic

Ya en el tiempo de descuento, cada equipo iba a gozar de una ocasión. Primero la Real, con un balón largo hacia Barkero que no acierta a cortar Javi González, sin embargo el centro de este no lo llegó a rematar nadie.

El Athletic sí encontró premio tras una buena salida de balón, que llegó a los pies de Yeste, un movimiento sensacional del de Basauri, que vio como Etxeberria le doblaba, el de Elgoibar la puso de primeras y Ezquerro cruzó ante Westerweld poniendo un gran gol en el marcador, y el tercero en la cuenta del Athletic, que sumaría tres puntos que le darían mucho aire.

VAVEL Logo