Quique Setién, el capitán del barco verdiblanco
Quique Setién: El capitán del barco verdiblanco [Foto LaLiga]

El próximo lunes 18 se enfrentan en La Rosaleda el Real Betis y el Málaga CF en el que será un partido bastante interesante para el devenir de ambos equipos en lo que queda de liga antes de que acabe el año 2017. Nos centramos en el actual técnico verdiblanco, Quique Setién, el cual lleva mucho tiempo en el mundo del fútbol, y por lo tanto, sabe mucho de él.

Nacido en Santander, comenzó su carrera como futbolista en el equipo de su tierra, el Racing de Santander. Debutó en Primera División en el año 1977 con el equipo Cántabro. Jugó 14 temporadas en Primera repartidas en tres equipos: Racing, en el que disputaría 207 partidos y anotaría un total de 31 goles, lo que le sirvió para probar suerte en el Atlético de Madrid, con el que jugó 73 partidos, anotando 7 goles. Después de su etapa como colchonero, se marchó al CD Logroñés, en el que disputó 114 partidos y realizó 20 goles, en lo que fue su mejor registro como goleador. Tras esta etapa, decidió volver al Racing, en el que anotó un total de 58 goles. Después de su retirada, fichó por el Levante en el que solo jugó 4 partidos, ya que llegó como refuerzo para jugar la liguilla de ascenso a Segunda División, la cual acabaron llevándose y por tanto, consiguieron el ascenso.

En cuanto a su paso por la selección Española, disputó tres partidos internacionales con España. Debutó el 20 de noviembre de 1985 en Zaragoza, con Austria de rival. Su último partido internacional fue el 22 de enero de 1986, contra la desaparecida Unión Soviética, en el Estadio Insular de Las Palmas de Gran Canaria. Fue al Mundial de México de 1986, pero no jugó. 

Centrándonos ya en lo más interesante de Quique, que es su carrera de entrenador, la cual aún perdura, volvemos a ver que todo comienza con el equipo de su ciudad, el Racing de Santander. Fichó por el Racing de Santander en la temporada 2001-2002, que militaba en Segunda División, en la calidad de director general deportivo; y llevó al conjunto cántabro al ascenso a Primera División. Continuó en los despachos del club racinguista un año más. Tras este paso por tierra cántabras, empezó a entrenar al Poli Ejido, en la temporada 2003-2004, aunque solo estuvo doce jornadas dirigiendo al club, debido a que solo consiguió 2 victorias en los últimos 15 partidos. Su siguiente etapa es realmente sorprendente, ya que fue entrenando a la selección de Guinea, aunque también duró poco en el combinado africano.

En la temporada 2007-2008 dirigió al Club Deportivo Logroñés, de la Segunda División B, durante unos meses, hasta que fue destituido en enero de 2008, tras ganar 2 de los 11 últimos partidos. No le estaban yendo bien las cosas al bueno de Quique, aunque no dejó de intentarlo en los banquillos. En junio de 2009, fichó por el Club Deportivo Lugo. Tras la temporada 2011-2012, consiguió el ascenso con el equipo Gallego a la Segunda División, por lo que fue renovado para dirigirlo en la categoría de plata. ​En la temporada 2012-13, el Lugo logró la salvación con comodidad, sin estar ninguna jornada en puestos de descenso,por lo que Setién fue nuevamente renovado.​ Las cosas se complicaron en la temporada 2013-14, donde no se pudo conseguir la permanencia hasta la última jornada. Aun así Setién anunció que iba a continuar. El 7 de junio de 2015 dirigió su último partido como entrenador del Lugo, dejando al equipo consolidado en Segunda tras 6 temporadas y después de anunciar su marcha debido a los cambios en el Consejo de Administración de la entidad.

Esto lo llevó a Las Palmas, equipo en el que todos hemos visto el nivel de este entrenador y su amor por este deporte. Llegó a la isla en octubre de 2015, sustituyendo a Paco Herrera, tras la derrota por 4-0 ante el Getafe en la jornada 8. Firmó por una temporada con opción a otra en caso de lograr la permanencia. Se hizo cargo del equipo cuando ocupaba zona de descenso, y debutó el 25 de octubre cosechando un empate a cero frente al Villarreal. Finalmente Las Palmas consiguió la permanencia en el mes de abril, esto trajo a Quique un gran número de reconocimientos por el gran trabajo que hizo.

La pasada temporada comenzó de forma ilusionante, ya que situó al conjunto amarillo en las primeras posiciones de la Liga al inicio del campeonato. La mala relación con algunos jugadores, y el comportamiento de alguno de ellos, le llevó a no poder mantener al equipo durante mucho tiempo en la parte alta de la clasificación y posteriormente, a anunciar que dejaría el banquillo Canario. Eso le llevó a tener la oportunidad de dirigir al Betis en la presente campaña, en la que, pese a haber tenido grandes expectativas, aun hay dudas entorno a él y sus jugadores.

Quique se podría caracterizar en definitiva, como un entrenador al que le gusta tener el balón, teniendo 3 centrocampistas que muevan bien la pelota, con un extremo a cada banda y un delantero centro. Se espera que venga con ganas a La Rosaleda, ya que las ganas de triunfar como verdiblanco del técnico, son realmente grandes.

VAVEL Logo