Ojeando al rival: Albacete Balompié, en dulce estado de la mano de Enrique Martín
LFP

Quien pudiera pensar que el conjunto zaragocista tiene un compromiso sencillo en Albacete, por tratarse de un equipo recién ascendido, está completamente equivocado. El conjunto manchego se encuentra en una buena dinámica de juego y los resultados le están acompañando, especialmente en el Carlos Belmonte. Si además tenemos en cuenta la irregularidad de los blanquillos, el choque del sábado será una prueba de gran nivel, donde el equipo de Natxo González deberá sacar lo mejor de sí mismo para conseguir algo positivo del feudo albacetense.

Inicio complicado

El Albacete logró su ansiado retorno a la categoría de plata del fútbol español tras acabar primero del Grupo II de Segunda División B y doblegando en la fase de promoción de ascenso para campeones al Lorca, Atlético Baleares y, en la última eliminatoria, al Valencia Mestalla. Sin embargo, el comienzo en la presente campaña fue un tanto complicado. En las siete primeras jornadas ligueras el equipo tan solo logró una victoria y un total de cuatro puntos que lo colocaron durante varias jornadas en puestos de descenso. Además, el equipo albaceteño encajaba una media de dos goles por partido. La situación explotó tras caer derrotados por 5-1 frente al Numancia y supuso la destitución del hasta entonces técnico José Manuel Aira, artífice del ascenso anteriormente comentado.

Cambio de situación tras la llegada de Enrique Martín

El entrenador navarro, ex del Leganés u Osasuna entre otros conjuntos, cogió el timón del barco albacetense con el objetivo de revertir el difícil comienzo liguero que estaban teniendo en Albacete.  La labor del técnico está siendo meritoria. Ha conseguido impulsar a los manchegos sacándolos de los puestos de descenso e impulsándolos hacia una buena dinámica. En los once encuentros que lleva al mando, el Albacete ha sumado un total de diecisiete puntos con tan solo dos derrotas. Este crecimiento se debe en gran medida a la mejora defensiva impuesta por Enrique Martín, que únicamente ha recibido diez goles desde su llegada, cambiando el promedio de tantos encajados por partido a poco menos de uno.

El Carlos Belmonte, un fortín

Además, el equipo albaceteño ha hecho del Carlos Belmonte una auténtica fortaleza inexpugnable. Desde que cayeran el pasado 10 de septiembre por 0-1 frente al Lugo, ningún rival ha conseguido sacar los tres puntos de Albacete. Es decir, acumulan más de tres meses sin conocer la derrota en casa.

Pilares del equipo experimentados

Los hombres clave en los esquemas del Albacete Balompié son jugadores que atesoran una gran experiencia en Segunda División y están rindiendo a un buen nivel. Es el caso de Néstor Susaeta, quien abandonó el Oviedo el pasado verano y puso rumbo a tierras manchegas. El veterano jugador está en un gran momento de forma y posee uno de los golpeos de balón más extraordinarios en la categoría. Otra pieza importante es Jon Erice, quien también abandonó el cuadro ovetense para probar fortuna en Albacete tras una polémica salida de tierras asturianas. Jon se ha convertido en el ancla del equipo en el centro del campo y está realizando una buena temporada. No podemos olvidar que en las filas del Albacete se encuentra el ex canterano zaragocista Chus Herrero que, tras probar suerte en Chipre, decidió volver a España de la mano del equipo albacetense y poder aportar su valiosa veteranía. Otros jugadores con dilatada experiencia en Segunda División son Gaffoor, el ex oscense David Morillas o Álvaro Arroyo. Sin embargo, Enrique Martín no podrá contar ante el Zaragoza ni con Pelayo Novo, lesionado, ni con Esteban Saveljich, sancionado por acumulación de amonestaciones.

Goles desde Ucrania

La referencia en ataque se encuentra en las botas de Román Zozulia, quien llegó al Albacete Balompié en septiembre tras desvincularse del Real Betis Balompié. El jugador ucraniano vivió un polémico episodio la pasada campaña. Tras rubricarse su cesión al Rayo Vallecano desde el Real Betis de Sevilla, la afición rayista, y en especial el grupo ultra “Bukaneros”, ejercieron una enorme presión para que Román no formase parte del club por sus supuestas afinidades con grupos neonazis y paramilitares ucranianos. La hinchada franjirroja consideraba que el ucraniano no representaba los valores identitarios de su club, obteniendo el caso una enorme repercusión mediática en el panorama nacional. Finalmente, Zozulia no firmó por el equipo de Vallecas y se quedó toda la temporada pasada sin poder disputar ni solo un partido oficial, tan solo entrenando con el Betis. Tras finalizar la temporada pasada y vivido un verano convulso, el futbolista decidió fichar por el Albacete Balompié con el objetivo de reivindicarse. Y vaya si lo está consiguiendo. Esta campaña el delantero ucraniano está rindiendo a un gran nivel; ha marcado siete tantos y dado dos asistencias en trece partidos jugados.  Román, en los últimos cuatro choques de competición, ha enviado cinco veces el balón al fondo de las mallas. Concretamente lleva los mismos goles que el máximo artífice zaragocista (Borja Iglesias). Con la estabilidad que ha encontrado en Albacete, el artillero ucraniano está dando su mejor versión y ha vuelto a disfrutar del fútbol.

Posible once del Albacete

VAVEL Logo