Previa Pontevedra - Atlético B: brindis final por un gran 2017
Foto: webs del Pontevedra y del Atlético de Madrid

El Estadio Municipal de Pasarón acogerá la celebración del último duelo de la primera vuelta del calendario en el Grupo I de Segunda División B, correspondiente también al último partido antes de poner fin al 2017, que servirá para cerrar un año y dar la bienvenida a uno nuevo que sea, al menos, la mitad o igual de bueno en lo deportivo como ha sido este 2017. Y es que, con diferentes objetivos cumplidos, tanto el Pontevedra como el Atlético de Madrid B pueden sentirse satisfechos con lo realizado. El conjunto pontevedrés logró clasificarse la temporada para los playoffs de ascenso a Segunda División, quedando eliminado en la primera ronda contra el Real Murcia, mientras que el filial madrileño terminó como líder de su grupo en Tercera División y consiguió el ansiado ascenso eliminando con autoridad a un histórico como es la Gimnástica Torrelavega.

El 2017, en cambio, no termina de la misma manera para ambos equipos. Es por eso que los tres últimos puntos que hay en juego antes de iniciar el 2018 adquieren una especial relevancia para los dos equipos. El Pontevedra necesita despedir el año con un triunfo ante su gente para poner tierra de por medio con los puestos de descenso. Por su parte, el Atlético de Madrid B, que pese a tener siete puntos de ventaja con respecto al descenso, demanda sumar tres puntos ya que está jugando con fuego al acumular una  racha de cuatro partidos consecutivos sin ganar en partido oficial.

Sin Luisito en el banco

El último partido de 2017 del Pontevedra Club de Fútbol en Pasarón será con su míster, ‘Luisito’, en la grada. El técnico del cuadro pontevedrés no podrá estar en la zona técnica al ser castigado por el Juez de Competición con dos partidos sin sentarse en el banquillo en aplicación del artículo 120 como resultado de su exposición contra el Unión Adarve. Así las cosas, será su segundo el que dictamine las órdenes a seguir para que el aficionado granate se lleve un buen sabor de boca a casa en el que será el último encuentro del año.

Y no es para menos, pues el Pontevedra lleva cuatro partidos de forma consecutiva sin dar una alegría a su afición. No gana como local desde el 22 de octubre cuando venciera por la mínima (2-1) al Coruxo con los goles de Alex González y de David Añón desde el punto de penalti. Esa, además, es el último triunfo del cuadro granate, que lleva ocho jornadas sin saber lo que es ganar tres puntos.

Los dos largos meses sin ganar están haciendo mella a un Pontevedra que está muy lejos de la versión ofrecida en la temporada 2016/17 cuando quedó como cuarto clasificado en el Grupo I y se clasificó para los playoffs de ascenso a Segunda División. Los de Luisito, que vienen de empatar a cero contra el Unión Adarve, son decimoquintos en la tabla, con los mismos puntos de una Ponferradina en posición de promoción para la permanencia, y con dos de ventaja con respecto a una Gimnástica Segoviana que marca la línea de los cuatro equipos que descienden a Tercera División.

La Copa Federación ha supuesto un respiro necesario para el Pontevedra

Esta mala dinámica, que tiene a determinados jugadores “atenazados” según el propio Luisito, ha encontrado un punto de inflexión que puede marcar un antes y un después en el devenir de los resultados del equipo. Los granates, tras tantos empates seguidos, han encontrado cierto alivio en la Copa Federación, donde han avanzado esta misma semana al eliminar al Rápido de Bouzas con un doblete de Lezcano. Así las cosas, esperan prolongar en el tiempo esta reacción con un triunfo contra el Atlético de Madrid B, un partido en el que sí podrá estar David Añón tras cumplir el partido de sanción por acumulación de amonestaciones en el encuentro correspondiente al Adarve.

Acción, reacción

Hace apenas un año, el Atlético de Madrid B competía con la ilusión, el talento y la juventud como principales armas contra un amplio número de equipos que aspiraban a final de temporada a estar entre los cuatro primeros clasificados. Ese era uno de los dos objetivos que se marcó Óscar Fernández, sabiendo que ser líder en Tercera es un salvoconducto que te eleva al 50% tus posibilidades de ascender de categoría. Con mucho tesón, el filial colchonero consiguió los dos objetivos y a día de hoy, a semanas de concluir este 2017 de ensueño para los rojiblancos, compite contra los mejores de la Segunda División B con los mismos elementos que tenía disponibles en Tercera División.

Es por eso que el 2017 será un año que La Academia del Atlético guardará en el recuerdo teniendo en cuenta el último año y medio de sufrimiento vivido por el descenso a la Tercera División. El equipo que lidera Óscar Fernández está a punto de dar la bienvenida al 2018 entre los diez primeros clasificados, sin bajar nunca de dicha posición a falta de una jornada para concluir la primera vuelta del calendario y teniendo los puestos de ascenso más cercanos que los de descenso. La situación es privilegiada aunque el técnico valenciano, dados los últimos acontecimientos, prefiere ser más cauto y advertir que el equipo necesita dar un giro de 180º.

El Atlético B lleva un mes sin ganar y su entrenador busca una reacción urgente de su equipo

Dicha advertencia se basa en el mes que lleva el filial madrileño sin cosechar una victoria. Se remonta ya al 12 de noviembre, cuando ganara por la mínima (2-1) a la Ponferradina en la Ciudad Deportiva Wanda Atlético y durante ese camino acumula una derrota y tres empates, dos de ellos después de adelantarse en el marcador. “Los de atrás ganan y como no empecemos a ganar, cuidado… Que ganen los de atrás es un riesgo. Hay que tener tranquilidad porque esto es muy largo. Siempre he dicho que debemos tener los pies en el suelo”, advirtió Óscar en relación al bagaje, tres puntos sumados de los últimos doce posibles, cosechado en los últimos 30 días de competición.

De cara al partido, todos los jugadores son seleccionables por Óscar Fernández salvo los lesionados de larga duración, como son el talentoso mediocampista Rubén Fernández y el guardameta Carlos Marín así como el uruguayo Nico Schiappacasse, que se recupera de una nueva lesión muscular, la tercera que sufre desde el mes de agosto, sufrida en el partido contra el Talavera de la Reina en la Ciudad Deportiva del cuadro colchonero.

Tendencia a la X

Si únicamente por antecedentes se tratara, la apuesta al empate en el duelo liguero entre Pontevedra y Atlético B sería a caballo ganador para el apostador, garantizadora de una buena suma de dinero. Y es que ambos equipos están reñidos con la victoria desde hace mucho tiempo. Los locales llegan a esta cita con una secuencia de ocho semanas sin celebrar un triunfo mientras que la de los colchoneros se reduce a cuatro.

La mitad de los resultados del Atlético B son empates; el Pontevedra llega a la cita empatando sus últimos cinco partidos

Sea como fuera, ambos parecerían estar abocados al empate si nadie lo remedia durante los noventa minutos que quedan por delante. O al menos según lo que arrojan los números. Los rojiblancos son los reyes de las tablas en el Grupo I de la Segunda División B. No hay equipo que sume más igualadas, nueve en 18 jornadas, una estadística solo mejorada por el Arenas Club, con once en el Grupo II, y por el CE Sabadell, con 12 en el Grupo III. De esos nueve empates, en cuatro de ellos (contra Unión Adarve, Rápido de Bouzas, Navalcarnero y Guijuelo) se había adelantado en el marcador; en otros cuatro (Talavera de la Reina, Real Madrid Castilla, Racing de Ferrol y Celta de Vigo B) el equipo supo encontrar la manera de remontar un partido que empezó perdiendo. En el otro restante, contra el Rayo Majadahonda, los colchoneros no pasaron del 0-0 inicial.

El caso toca de cerca también a un Pontevedra que suma de uno en uno desde el mes de noviembre. Alcanzado casi el ecuador de la temporada, tiene un registro de siete empates, de los cuales cinco se han producido seguidamente. Desde el 12 de noviembre ha sido de lo más regular: ha empatado contra CDA Navalcarnero (1-1), CD Guijuelo (3-3), Real Valladolid B (1-1), Gimnástica Segoviana (0-0) y Unión Adarve (0-0). Y a este serial de resultados se le suma la falta de gol: no ha marcado ningún gol en los últimos 207 minutos de competición doméstica.

Cita especial para dos granates

No es novedad que equipos españoles, independientemente de la división, se nutran con futbolistas de las canteras de aquellos equipos más prestigiosos de España. El Atlético de Madrid, por su metodología e historia, es uno de ellos. Así las cosas, hasta dos futbolistas del Pontevedra Club de Fútbol vivirán el domingo una cita especial personal. Es el caso del centrocampista Carlos Ramos y del defensor Víctor Mongil, que desarrollaron parte de su trayectoria deportiva en La Academia del Atlético de Madrid.

Carlos Ramos, ahora en el Pontevedra, debutó con Simeone en Copa del Rey en diciembre de 2013

Carlos Ramos, formado en el Zamora y fichado por Amorrortu para el Juvenil B del Atleti, militó durante dos temporadas en las filas del Atlético de Madrid B aunque fue en la última, en el curso 2014/15, cuando tuvo mayor participación (22 partidos y dos goles). Pese a que lo jugó todo con el Atlético C que dirigía Óscar Mena, la enorme competencia que había en aquel filial lastró su continuidad. Pese a eso y antes de encadenar cesiones como al Guijuelo o al Burgos, debutó con el primer equipo en diciembre de 2013 al contar con minutos a las órdenes de Diego Pablo Simeone para el partido de Copa del Rey contra el Sant Andreu en el Vicente Calderón.

Por su parte, Víctor Mongil llegó a La Academia en la temporada 2012/13 procedente del Real Valladolid. Disputó 24 partidos en su primer año, una cifra que aumentó (28) en el curso siguiente. Con el descenso del filial a Tercera División, no renovó su contrato y buscó un futuro en las filas del Alcoyano, donde pasó dos temporadas antes de fichar por el Mérida en el verano de 2016 y por el Pontevedra este último curso. Cabe mencionar también al defensor redondelano Bruno Rivada, cuyo paso por las categorías inferiores del Atlético de Madrid fue casi testimonial por una inoportuna lesión.

Posibles alineaciones

Pontevedra: Edu; Bruno Rivada, Goldar, Jimmy, Prosi, Alex Fernández, Kevin Presa, Adrián León, Añón, Etxaniz y Marcos.

Atlético B: San Román; Solano, Rafa, Montoro, Sergi González; Olabe, Keidi, Toni Moya; Manny, Ródenas y Juan Moreno.

VAVEL Logo