Esta vez hubo 2 sin 3
Los jugadores en pleno calentamiento. Foto: deportivoalaves.com

Comenzó el partido con un Alavés valiente, intentado discutir la posesión al conjunto madrileño, pero las ocasiones no llegaban. Las imprecisiones, por parte de ambos equipos, eran abundantes y el primer disparo con cierto peligro se hizo esperar. Saúl, en el minuto 13, tuvo una de las ocasiones más claras del encuentro, con un disparo que rebotó en Manu García y se escapó por un palmo. A partir de ese momento, el Atlético comenzó a llevar la iniciativa, mientras que el conjunto vitoriano se dedicaba a estar replegado y a esperar. A pesar de no tener el control de partido, cada vez que el Glorioso pasaba del medio del campo había una cierta sensación de peligro. El conjunto colchonero empezaba a asediar la portería rival, y a punto estuvo de conseguir el premio que buscaba con un doble disparo de Koke, que lograba atajar Pacheco.

El guión estaba escrito y un conjunto albiazul bien plantado en el campo resistía las internadas de los de Simeone. Aún así, el Alavés se sentía cómodo y consiguió frenar el ritmo del partido, haciendo que las llegadas del Atlético fueran escasas y faltas de peligro. Esta falta de ritmo hizo que el encuentro se endureciera a pocos minutos del final de la primera parte, con un par de entradas consecutivas que se saldaron con tarjeta, una para Savic por protestar y la otra para Maripán.

Duarte pugna con Vrsaljko  |  Foto: La Liga
Duarte pugna con Vrsaljko | Foto: La Liga

Simeone sabía que algo tendría que cambiar para llevarse el encuentro, por lo que decidió dejar a Thomas en el vestuario y comenzar la segunda parte con Ángel Correa. La dinámica continuaba siendo la misma y las ocasiones seguían siendo blanquirrojas, lo que hacía preveer el primer tanto local.

Las sustituciones, determinantes

Las internadas Atléticas hacían que la zaga albiazul se cargara a tarjetas, siendo Pina y Duarte los amonestados a mediados del segundo periodo. Aun así, las ocasiones seguían sin ser excesivamente claras, y el técnico rojiblanco decidió meter más pólvora arriba, dando entrada a Fernando Torres y a Carrasco, siendo Saúl y Kevin Gameiro los sacrificados. Lo que el plan “A” del Atlético de Madrid no pudo lograr en 70 minutos lo logró el  “B” en 5, cuando el “Niño” Torres consiguió rematar a placer un gran centro de Vrsaljko, poniendo por delante a su equipo y dejando muy tocado al conjunto dirigido por Abelardo. El planteamiento del entrenador asturiano se vino abajo en cuestión de segundos y con poco más de un cuarto de hora para intentar lograr un punto de su visita a Madrid. Así, decidió dar entrada a Bojan para intentar enriquecer el ataque.

Como venía haciendo en los últimos encuentros, el conjunto madrileño se dedicó a defender el resultado positivo e intentar aprovechar alguna oportunidad que le surgiera para sentenciar definitivamente el mismo. Así, el Alavés tuvo que llevar el peso del encuentro durante los instantes finales, pero sin éxito alguno. El Atlético de Madrid dejó morir el encuentro llevándose otra victoria por la mínima.

Vivos en sus respectivas batallas

Con este resultado, el conjunto de casa lograba seguir vivo en la pelea por llevarse el título de liga, situándose provisionalmente a 3 puntos del líder, el F.C. Barcelona y con una serie de encuentros venideros donde tendrá que dar el todo por el todo para seguir enganchado. El siguiente partido lo disputará frente al Espanyol en su casa. Por el contrario, el Glorioso cosechaba la primera derrota de la “era Abelardo”, y seguiría en puestos de descenso una semana más, viendo como los equipos de arriba podían distanciarse a más de 3 puntos. El siguiente encuentro será clave en las aspiraciones de salvación para el conjunto babazorro, contra el Málaga en Mendizorroza.

Pedraza luchando el balón. Foto: deportivoalaves.com
Pedraza luchando el balón. Foto: deportivoalaves.com
VAVEL Logo