Monchu y su debut con el FC Barcelona B
Monchu Rodríguez | Noelia Déniz - VAVEL

Este viernes el filial azulgrana perdió ante el Cádiz por 3-1. Sin embargo, pese a ser una derrota, este fue un partido especial para Ramón Rodríguez, más conocido como Monchu, que debutó con el FC Barcelona B en Segunda División, con tan sólo 18 años.

El joven mallorquín ya entró en la convocatoria ante el Sporting y calentó un buen rato, sin embargo, Gerard López decidió no darle entrada, cuando el partido estaba en un momento complicado para el equipo, teniendo que defender un 2-1. Y, tras esa convocatoria, el viernes llegó el día de Monchu que, con el 3-1 en el marcador, el técnico catalán le dio entrada al terreno de juego para que jugara los 20 minutos que quedaban aproximadamente. Evidentemente, no tuvo tiempo de hacer gran cosa, pero está claro que es un jugador especial y Gerard López lo sabe, y por eso lo ha convocado en dos ocasiones consecutivas.

Monchu entró en sustitución de Oriol Busquets, otro futbolista en edad juvenil y que parece que ya se está asentando en el filial de forma definitiva. Sin duda, la apuesta por la cantera es clara, y el técnico del filial convoca a muchos juveniles, sabedor de la importancia de hacerlo en un club como el FC Barcelona B.

Del Mallorca a la Masía

Ramón Rodríguez nació en Palma de Mallorca el 13 de septiembre de 1999. Monchu empezó a jugar al fútbol a los 5 años en la escuela de fútbol del CIDE, dónde pronto empezó a despuntar y, ya con 10 años el Mallorca se fijó en él y lo fichó, para ya en la temporada 2012-13, acabó llegando a la Masía, para jugar en el Infantil A. En sus inicios, empezó a jugar de pivote, pero pronto vieron que jugando de interior podría dar más rendimiento y, así fue. De interior hasta el día de hoy sigue dando un gran rendimiento y, además, es dónde más cómodo se siente.

Sus cualidades más sobresalientes son el buen disparo que posee, el regate y que va bien de cabeza. Además, para ser un centrocampista, tiene mucho gol y eso no se suele ver demasiado.

El tiempo dirá si los que se fijaron en él acertaron, pero lo cierto es que, de momento, en todas las categorías por dónde ha pasado ha dado sensaciones muy buenas y, con 18 años, ya quiere entrar en la dinámica del filial.

VAVEL Logo