El capitán entra en el top 10
Sergio Ramos levantando el Mundial de clubes en la celebración del equipo | Foto: Real Madrid CF

Sergio Ramos completó frente al Gremio el pasado sábado en la final del Mundial de Clubes su partido número 543 con el Real Madrid, que le hace entrar en el top 10 de jugadores con más partidos con la camiseta blanca. El camero superó a toda una leyenda como Guti y probablemente no sea a la única que deje atrás en este ranking durante esta campaña. Tiene a tiro a otras tres como lo son Míchel (559), Pirri (561) y Camacho (577). En lo más alto del top 10, encontramos a Raúl González Blanco (741) e Iker Casillas (725), ambos ex-compañeros de Sergio Ramos, a los que de seguir así dará caza dentro de pocas temporadas. 

Quien le iba a decir a aquel chaval de 19 años cuando fichó por el Real Madrid allá por 2005 que se convertiría en el capitán y en toda una leyenda del club blanco. Sergio Ramos llegó al club de Concha Espina por 27 millones de euros -en la primera etapa de Florentino Pérez como presidente- después de que Joaquín Caparrós lo hiciera debutar en Primera División con el Sevilla, siendo pieza clave del conjunto hispalense en la temporada 2004/05. El dorsal escogido fue el 4, vacante tras la marcha del antiguo capitán, Fernando Hierro. Una responsabilidad añadida que no supuso ningún problema para el defensa sevillano. Una muestra de valentía que ya dejaba entrever como iba a ser la carrera de Sergio con la elástica madridista

Durante estos 12 años siempre ha sido titular y pieza clave de la escuadra merengue. Bien como lateral en sus inicios, bien como defensa central en estos últimos años, siempre ha sido considerado uno de los mejores, dejando a su paso momentos que pasarán a la historia del club y de este deporte. Como el gol de la Décima, por el que todo aficionado madridista le tendrá que estar agradecido hasta el fin de sus días. Como tantos y tantos goles -69 hasta el día de hoy- que le han valido al Real Madrid para ganar partidos y eliminatorias que parecían cuesta arriba. Porque, como él mismo dice, es un defensa con alma de delantero

Pocos jugadores pueden presumir del palmarés que ha acumulado el camero a lo largo de estos años. Tetracampeón de Liga, tricampeón de Europa y tricampeón del mundo con el Real Madrid. Bicampeón de Europa y campeón del mundo con la selección española. Y a día de hoy, ostentando el brazalete de capitán de ambos combinados. Cargado de responsabilidad. Algo que le encanta. Que le motiva a darlo todo hasta el último segundo. Premiado ocho veces con el XI Mundial FIFA siendo reconocido así como uno de los mejores del planeta temporada tras temporada. Una carrera de leyenda que de seguro seguirá engordando de récords y trofeos hasta que se retire. 

VAVEL Logo