Los que jugaron el clásico en ambos bandos
Ronaldo Nazario / Fotos: Fcbarcelona.com y Realmadrid.com

El clásico entre el Real Madrid y Barcelona siempre trasciende a las canchas, es una rivalidad que está presente en todo lo que rodea a estos dos clubes, incluyendo el mercado de fichajes, por supuesto.

El hecho de que ambos equipos son dos de los más respetados en el mundo ha hecho que varios jugadores a lo largo de la historia, por su talento y fama, hayan terminado vistiendo ambas camisetas, algo que para muchos aficionados puede ser llamado traición y que sin dudas levanta muchas opiniones desde de la prensa hasta las gradas.

El mítico delantero brasileño Ronaldo Nazario fue uno de ellos. Deseado por sus impresionantes números goleadores, fue fichado por el Barcelona en 1996, proveniente del PSV Eindhoven. El Barça fue su segundo club europeo en su larga carrera, aunque solo estuvo una temporada, aunque le fue suficiente para irse con tres títulos en el bolsillo. En 2002 regresó a España, pero para vestirse de blanco. Venía de ser campeón del mundo con Brasil y logró marcar 104 goles en las cinco temporadas que estuvo en el Real Madrid, ganando dos ligas, una Copa Intercontinental y una Supercopa de España.

El camerunés Samuel Eto’o dio sus primeros pasos en el futbol europeo en el Real Madrid, más exactamente en el Castilla en 1996, pero tras una temporada, fue cedido al Leganés donde estuvo un año. Ya en 1998 volvió a la casa blanca y se integró al primer equipo, donde estuvo por dos años, sin mucha participación, lo que resultó nuevamente en su salida, esta vez definitiva del club al Espanyol. Como jugador madridista consiguió una Copa Intercontinental y la novena Champions League en el 2000. En 2004 llegó al Barcelona, donde estuvo durante cinco temporadas y fue uno de los goleadores más importantes del equipo con 129 goles a su nombre en el club y ocho títulos con los blaugranas.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

El actual entrenador de la selección española, Julen Lopetegui también compartió un pasado con ambos equipos. En 1985 ingresó al Real Madrid Castilla, fue cedido a Las Palmas tres años después y en el 89 regresó para estar con la primera plantilla del Madrid, aunque siempre fue el tercer arquero y tuvo pocas chances para jugar y finalmente se fue en 1991. Tres años después se enfundó la camiseta del Barcelona donde estuvo hasta 1997 y donde ganó cuatro títulos.

Otro entrenador actual, Luis Enrique, tuvo la misma experiencia que todos estos jugadores. Estuvo desde 1991 hasta 1996 en el Real Madrid, jugando 244 partidos y anotando 23 goles además de ganar tres títulos en ese tiempo. Pero su salida fue seguida justamente de su llegada al Barcelona, un cambio de equipo polémico en ese momento. Estuvo en el club culé durante ocho temporadas hasta su retiro en el 2004 y durante ese periodo consiguió siete títulos con el equipo catalán.

El argentino Javier Saviola llegó al Barça en 2001 hasta 2004 y fue cedido al Mónaco y Sevilla antes de regresar al Camp Nou en 2006, donde jugó por una temporada más. Solo logró ser campeón de la Supercopa de España en su última campaña en el club. Su salida del equipo blaugrana fue sucedida por su llegada al Real Madrid, donde estuvo durante dos temporadas donde ganó una liga y una Supercopa de España.

El danés Michael Laudrup tuvo cinco temporadas altamente exitosas con el Barcelona entre 1989 y 1994, ya que ganó cuatro ligas, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y una Copa del Rey. Pero tras su salida, llegó directamente al Real Madrid donde jugó durante dos años y ganó una liga.

Foto: Realmadrid.com
Foto: Realmadrid.com

Bernd Shuster tuvo una historia particular en el futbol español, ya que jugó en Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid, de manera consecutiva. En el equipo blaugrana consiguió una liga, tres Copas del Rey y dos Supercopas de España entre 1980 y 1988. Por el lado del club merengue, estuvo dos temporadas y ganó dos ligas una Copa del Rey y una Supercopa de España.

Tal vez el caso más polémico y conocido fue el de Luis Figo. El histórico jugador portugués tuvo un paso turbulento de un club al otro. En 1995 fue fichado por el Barcelona gracias a Johan Cruyff y la idea era que pudiera reemplazar al ya mencionado Michael Laudrup. Figo estuvo durante cinco temporadas con el club culé en el que ganó dos ligas, dos Copas del Rey, una Supercopa de España, una Recopa de Europa y una Supercopa de Europa.

Foto: Realmadrid.com
Foto: Realmadrid.com

Pero el 2000 la polémica tuvo lugar, ya que Florentino Pérez estaba en la disputa para ser el nuevo presidente del Real Madrid y una vez consiguió la victoria en las elecciones, hizo de su principal misión fichar al portugués, cosa que logró, lo que desató el enojo de los aficionados culés. Lo catalogaron de traición, teniendo en cuenta que Figo se había convertido en uno de los jugadores más importantes de su equipo y también porque era la historia repetida de lo sucedido con Laudrup cinco años antes.

El portugués fue el fichaje más caro hasta ese momento, al haber costado 61 millones de euros. Él dijo años después que su salida del Barcelona se debió más a que no se sentía lo suficientemente valorado en allí y no tanto por el tema económico, pero ha sido tema de suposiciones y teorías durante ya 17 años. En el Madrid jugó también cinco temporadas donde ganó dos ligas, dos Supercopas de España, una Champions League, una Súpercopa de Europa y un Copa Intercontinental. 

VAVEL Logo