El Sevilla no encuentra su estilo
Escudero se lamenta del partido ante el Levante. Foto: Gertty Images.

En su vuelta a los banquillos el pasado viernes ante el Levante, el entrenador del Sevilla, Eduardo Berizzo reconoció que ''la temporada del equipo es irregular, incluso durante varios partidos, también es irregular''. Ha pasado cuatro meses desde que comenzó la temporada, y el entrenador no da con la tecla necesaria para dar lo mejor de sí a una plantilla llena de jugadores con calidad que también han demostrado estar por debajo de su mejor nivel.

Diferentes rachas

El Sevilla empezó de manera casi perfecta hasta que jugó contra el SpartakA comienzos de temporada, el equipo mostró que debía de mejorar, pero los resultados fueron buenos: el sufrido pase a la fase de grupos de Champions League ante el Basaksehir y cuatro victorias consecutivas en liga le dieron la razón al fútbol de Berizzo sin ser dominadores de cada uno de esos partidos, pero la preocupación empezó a surgir cuando dejó de seguir la fortuna a los rojiblancos y empezaron a cosechar derrotas dolorosos. Goleadas ante el Valencia y el Spartak de Moscú fueron detonantes, no por el hecho del resultado (que también), sino por la actitud de los jugadores, que parecían estar cansados a los dos meses de competición.

Luego llegó una cosecha de resultados positivos con remontadas ante el Celta, Liverpool y Villarreal, que incluso llegó a estar en la apuesta por ganar el título de liga, pero esa ilusión les bajó de la nube tras la bochornosa goleada ante un Real Madrid con muchos suplentes. Un 5-0 en tan sólo cinco minutos provocó más de un enfado y se empezó a dudar de la capacidad de Berizzo y los suyos ante este equipo. Además, no hubo reacción ante el Levante y el público manifestó su malestar por el triste juego del Sevilla.

Y eso que el míster argentino ha probado varios sistemas que le han ido bien pero poco a poco los rivales les han cogido la matrícula. El doble pivote con N'Zonzi y Pizarro hizo efecto tan sólo tres o cuatro partidos, las continuas rotaciones parecen no dar grandes resultados, ya que algunos jugadores se le notan con mucho cansancio y la falta de alternativas a la posesión del balón con movimientos en estático y apenas sin balones directos al ataque deja al equipo en un sistema previsible y apático con pocos remates con efecto.

Correa tampoco está haciendo su mejor campaña. Foto: Getty Images.

Una plantilla que puede dar mucho más

La afición señala directamente al entrenador, que en casi el ecuador de la temporada, aún no sabe bien cómo manejar un equipo plagado de jugadores estrella pero que en esta temporada están siendo estrellados. El presidente del Sevilla, a principios del curso, admitió que la de esta temporada es la plantilla más cara en la historia del club. Con un valor de la plantilla de más de 220 millones de euros, el presidente no se ha equivocado, pero la compenetración de varios jugadores con el pensamiento del entrenador es más bien escasa.

Muriel, Nolito, Navas, 'Mudo' Vázquez y Rico son los más señalados por la afición

El rendimiento pobre de varios jugadores es más que evidente, sobre todo, gran parte de los fichajes. Jesús Navas, Nolito y Muriel son los principales jugadores que están muy lejos de su nivel. Los tres atacantes del equipo son el reflejo del triste bagaje ofensivo del equipo en lo que va de temporada: 19 goles en 16 partidos en liga es poco debido al potencial que tiene. De hecho, los máximos goleadores del equipo son Ben Yedder y Muriel con la pobre cifra de tres goles. En total entre las tres competiciones, el Sevilla ha hecho 42 goles. Quizás el delantero colombiano Muriel sea el que más desilusión está provocando debido a que es el fichaje más caro de la historia del club con algo más de 21 millones de euros gastados, pero la realidad es que pocas veces está siendo titular y la sensación es que está cuajando del todo en el equipo.

Pero la zona atacante no es la única que está dando dolores de cabeza. El parte de atrás también es un gran problema. Carriço y Pareja se lesionaron dejando con pocas posibilidades el recambio de la defensa forzando a Berizzo tener que poner a jugadores como Geis de titular, pero aún así no cuaja. Mercado no está en su mejor momento, Escudero cumple pero también ha bajado el nivel, Carole es un jugador con muchas limitaciones físicas. Quizás Kjaer puede ser el mejor fichaje por el rendimiento mostrado y Lenglet es, de momento, quién es el que mejor temporada está haciendo con el interés del Barcelona como rumor.

Además, jugadores importantes que hicieron grandes partidos en la temporada pasada con Sampaoli han acabado ser de protagonistas a secundarios siendo relegados al banquillo. El portero Sergio Rico va alternando partidos con David Soria, ya que el míster argentino confía a los dos jugadores por igual. Actuaciones en varios partidos le han condenado a no ser indiscutible por el entrenador. Otro castigado es 'Mudo' Vázquez, que estuvo un tiempo lesionado pero desde su recuperación, su nivel es bastante pobre hasta ser pitado por la afición el último partido.

La imagen ante el Real Madrid fue bochornosa para los aficionados. Foto: Getty Images.

Los problemas no se acaban

Si todo eso se le une a los problemas extradeportivos que ha sufrido el Sevilla, se convierte que algo que tiene que desaparecer. Berizzo tuvo que ausentarse algo más de un mes debido a una enfermedad en la que se está recuperando, y eso en el vestuario es algo muy grande de asumir. Y no sólo eso, también el caso N'Zonzi, apartado de las convocatorias desde el partido ante el Liverpool en el Pizjuán, el club y el jugador no han logrado entenderse y éste ha declarado en medios franceses el deseo de irse del Sevilla, todo un dilema para el club con una de las piezas más importantes de la plantilla.

Sin duda, son varios los problemas que el Sevilla ha de solucionar si quiere cumplir sus objetivos. Durante el parón invernal después del partido ante la Real Sociedad, el club tiene varias semanas para reponer fuerzas y seguir en un continuo proceso de cambios para encontrar el mejor sistema que pueda mejorar el nivel de los jugadores. La eliminatoria de Copa del Rey ante el Cádiz puede ser trampa debido al gran estado de forma de los cadistas a pesar de estar en un división y menor. Además, el primer partido del año en liga es ante el Betis en el Pizjuán, todo un examen ante su afición en el que Berizzo puede salir reforzado o prácticamente sentenciado. El tiempo dirá.

VAVEL Logo