La suerte no sonrió a un Lugo que volvió a darlo todo
Azeed y Luis Ruiz disputando un balón// Fuente: LFP

El Rayo se llevó tres importantísimos puntos del choque que le enfrentó a la escuadra lucense en el Ángel Carro. El cuadro dirigido por Francisco no se encontró en los primeros 45 minutos, y se vio superado tanto en la posesión como en la presión, sus mejores facetas. Unai adelantó a los visitantes nada más comenzar, lo que sorprendió a un Lugo que todavía no se había asentado sobre el terreno de juego. Tras el descanso, un nuevo palo en forma de gol atizó al cuadro anfitrión. De Tomás batió a Juan Carlos en el 53 y amplió la renta de su equipo, que terminó sufriendo, ya que el Lugo tiró de orgullo, recortó distancias por medio de Luis Ruiz, y pudo igualar en el 80 con un penalti errado por Polaco. La remontada no pudo ser esta vez, y el Lugo encajó una dolorosa derrota en su último partido del año.

Las lesiones de Campadabal y de Dorado fueron las peores noticias para dos equipos que acaban el año con un buen balance. Sabor agridulce en el caso del cuadro rojiblanco, ya que se quedó a las puertas de dar la sorpresa. Sexto partido sin perder de los de Michel, que no caen en liga desde el pasado 11 de noviembre.

Un Rayo superior en el primer acto

El Lugo saltó frío al ring. En el primer asalto, el cuadro dirigido por Michel golpeó, y muy duro. Un error en la salida de balón de Iriome en el minuto dos fue aprovechado por Santi Comesaña, que sirvió un preciso centro para que Unai López batiera a Juan Carlos en dos tiempos. El conjunto madrileño propuso más y contó con los mejores acercamientos en el primer acto, pero el cuadro lucense guardó fuerzas para el último tramo y pudo igualar en un intenso arreón final.

En el minuto 37, Luis Ruiz estiró el carril izquierdo y puso un centro medido a la cabeza de Herrera,  que remató desviado ante la atenta mirada del meta rayista. Campadabal tuvo que ser sustituido tras lesionarse en un mal apoyo en carrera, por lo que Francisco dio entrada a Leuko. Dorado también salió lesionado del terreno de juego en el minuto 24 y Amaya ocupó su posición en una desafortunada noche para ambos equipos.

Primer cuarto de hora de locos

Tras el descanso, el ritmo del partido se movió a otro compás, fue mucho más intenso. Raúl De Tomás amplió la renta visitante en el 53 al conectar un pase de Embarba, lo que despertó definitivamente a un Lugo que no estaba a su nivel habitual. La presión sin balón, una de las mejores armas del cuadro dirigido por Francisco, dio sus frutos, y el cuadro rojiblanco recortó distancias 4 minutos después con un golpeo de Luis Ruiz desde la frontal.

La reacción, insuficiente

El 1-2 revivió al Lugo. El cuadro anfitrión tuvo las ideas más claras y consiguió plasmarlo sobre el césped, donde fue dueño y señor del balón los últimos 30 minutos. Polaco erró en el 80 un penalti que pudo meter al cuadro gallego en la lucha por los tres puntos. El colegiado señaló juego peligroso de Amaya dentro del área visitante y expulsó al central madrileño, por lo que el Lugo dispuso de una pena máxima que falló el punta argentino. El Rayo cambió de sistema y su técnico apostó por un 4-4-1 de contención que logró neutralizar las embestidas del Lugo.

Luis Muñoz fue expulsado en el 88 por cometer una falta en el borde del área con la intención de abortar una peligrosa contra vallecana, y ambas escuadras equilibraron fuerzas. Se le fue la oportunidad al Lugo. Polaco remató forzado de cabeza en el corazón del área en un intento final del conjunto rojiblanco por igualar. Con todo, los pupilos de Michel tuvieron la última palabra, y entre Javi Guerra y Embarba pudieron poner la puntilla a un Lugo que volvió a caer en el Ángel Carro, que volvió a caer en liga y que volvió a dar una buena imagen ante su público.

VAVEL Logo