Anuario VAVEL Real Madrid Castilla 2017: Solari, paz y tranquilidad tras un año para el olvido
Anuario VAVEL Real Madrid Castilla 2017: Solari, paz y tranquilidad tras un año para el olvido | Imagen: Daniel Nieto (VAVEL)

Santiago Hernán Solari comenzó su andadura como entrenador en la temporada 2013-14 en el segundo equipo cadete, al que logró convertir en campeón. A la siguiente temporada y tras ascender al primer equipo de cadetes también lo convirtió en campeón. En la siguiente temporada volvería a cambiar de categoría y dirigiría al segundo equipo juvenil.

En la temporada 2015-16 llegaría su mayor reto como entrenador desde que empezara tres temporadas antes, el de convertirse en nuevo entrenador del primer filial tras la destitución de Luis Miguel Ramis. Tras un año donde no se conseguía el objetivo el argentino se ponía el "mono de trabajo" con el objetivo de lograr el ascenso a la categoría de plata del fútbol español.

La trayectoria del entrenador castillista no ha tenido mas que único color, el blanco del equipo que le vio jugar y dar tantas alegrías a Chamartín, el del Real Madrid.

Tras una temporada donde el Real Madrid Castilla venía de disputar el playoffs tras quedar primero pero fracasar en las eliminatorias perdiendo las dos eliminatorias, el argentino veía como se producía una desbandada de los jugadores que formaron la plantilla dirigida por el anterior entrenador. Tras las salidas de Odegaard, Febas, Álvaro Jiménez... Solari tenía el "deber" de formar de nuevo una plantilla competitiva para lograr competir de nuevo por el ascenso.

Esto se logró, pero con una temporada caracterizada por las idas y venidas, por las buenas y malas rachas de resultados donde lo conseguido tras muchas semanas de esfuerzos y victorias se iban al traste en dos o tres derrotas consecutivas lo que llevó al filial en las últimas jornadas a quedarse fuera de los playoffs.

Si por algo se caracteriza Solari es por analizar estas situaciones y corregir los fallos de las temporadas y partidos anteriores. Es por ello que tras otro verano de numerosas bajas de los futbolistas mas destacados y nuevas caras ha logrado una estabilidad que tantos jugadores como aficionados agradecen. 

Las primeras jornadas no fueron nada fáciles puesto que el equipo llegó a estar incluso cerca de los puestos de descenso pero Solari y su cuerpo técnico a base de entrenamientos mas duros, de concentraciones mas largas y de charlas no largas pero si mentalizadoras consiguieron enderezar esta mala situación y sumergir al Castilla en una racha que todavía acompaña donde todavía no se ha perdido desde que se hiciera ante Unión Adarve hace mas de dos meses exactamente el 22 de octubre.

Solari ha conseguido desde que llegó la confianza necesaria de todos los futbolistas y entre todos forman un "ejército", un "búnker" que ahora mismo ningún equipo es capaz de tirar. Con Solari todos los futbolistas se sienten importantes incluso el que menos juega y todos tienen sus oportunidades, algo que está gustando en el seno tanto de la plantilla como el club y es por ello que hay plena confianza en él.

VAVEL Logo