Anuario VAVEL SD Eibar 2017: derecho a soñar ganado
Derecho a soñar ganado | Montaje: Omar Elkan (VAVEL)

La Sociedad Deportiva Eibar ha hecho historia en 2017. Un año que todos y cada uno de los armeros recordarán con orgullo a la larga, ha terminado. La pasada campaña se quedaron con la miel en los labios al no lograr el billete para Europa. Esta temporada ha comenzado de mala manera; pero de manera paulatina, los de Mendilibar han ido retomando el vuelo, al más puro estilo del Ave Fénix y nuevamente sueñan con lograr el pasaporte europeo. La redacción de Eibar VAVEL ha procedido a repasar lo que ha sido este último año, y he aquí el resultado:

Irregularidad inicial 

El primer mes de año en la Sociedad Deportiva Eibar fue algo irregular. Lo cierto es que no estuvieron mal, pues los dos partidos a priori más sencillos se ganaron. De hecho, los únicos dos partidos que se perdieron fueron ante dos rivales de nivel, Barcelona y Atético de Madrid.

Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)
Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)

Comenzaron cayendo ante el Atlético de Madrid, perdieron por 0-2 y además dejaron a un lado la condición de invictos en Ipurúa presente desde octubre del 2016. Pese a ello, en el siguiente encuentro consiguieron una importante victoria ante el Sporting de Gijón en El Molinón. El equipo daba buenas señales, pero no lo pudieron prolongar ante el Barcelona, que goleó en Ipurúa 0-4.

Con trabajo, el Eibar volvió a conseguir la victoria en su estadio ante el Deportivo de la Coruña. En el encuentro ante los coruñeses, el más destacado fue Yoel, que salvó al equipo en numerosas ocasiones. Los de Mendilibar conseguían tres puntos que les situaban por aquel entonces décimos en la clasificación, con 29 puntos.

Febrero fue un mes dulce, un mes en el que se consiguieron diez de quince puntos, cifras extraordinarias para un equipo que empezó el mes como un verdadero cohete. Estadio difícil, con un equipo en crisis. Mestalla. Era muy complicado asaltar el feudo del equipo del Turia, pero vaya si se hizo. Goleada por cero goles a cuatro que hundió a los ché.

La cosa siguió bien, otra goleada ante el Granada, pasando por encima de los andaluces, como un verdadero rodillo. Pero la situación se torció ante el Sevilla. Los hispalenses consiguieron ganarles en el Pizjuán, pero no fue una goleada, sino un 2-0 que no reflejó del todo lo visto. El Eibar lo intentó hasta el final, y es que las señas de los de Mendilibar por aquel entonces eran no descansar hasta el final y una presión inmensa.

Y se volvió a conseguir ante el Málaga. Otra goleada para recordar en Ipurúa, tres a cero y a otra cosa en un equipo que estaba imparable en su feudo, y que acudía a Anoeta a cerrar un gran mes de febrero. Se quería terminar bien, y se sacó un punto del estadio del conjunto de Eusebio. Liderados por Pedro León los de Mendilibar consiguieron empatar en el último suspiro, cuando el extremo que se apellida precisamente León, seña del máximo rival de la Real Sociedad, el Athletic, anotaba el gol del empate para completar un partido redondo.

Imagen: Real Sociedad
Imagen: Real Sociedad

Un comienzo de año magnífico, en el que los armeros consiguieron bastantes puntos y dejaron claro que iban a ser uno de los equipos que iban a pelear por entrar en la zona europea.  

El impulso necesitado

El cuadro armero comenzó el mes de marzo de 2017 tras haber logrado empatar en su último partido a dos en el derbi guipuzcoano frente a la Real Sociedad. El mes para los armeros comenzó con la visita del líder, el Real Madrid, el conjunto eibarrés ya logró hacer daño al cuadro merengue la séptima jornada de esa misma temporada, logrando un resultado histórico en la historia de la SD Eibar, un empate a uno en el Santiago Bernabéu que se vivió como una victoria, pero sin embargo ese pensamiento de poder lograr sacar un resultado positivo en la visita del Real Madrid  a Ipurua se esfumó en apenas treinta minutos después del comienzo del choque, en el que los visitantes ya iban ganando por cero goles a tres a los veintinueve minutos del partido.

Pese a comenzar el mes de marzo con una dura derrota en casa, esto le hará hacerse más fuerte y creer en sí mismo tras una aceptable actuación frente al Real Madrid, donde los siguientes cinco partidos no caería derrotado.

En la jornada siguiente, la número veintisiete de campeonato, la SD Eibar se dejaría dos puntos esenciales para su lucha por Europa, donde visitaba El Sadar para enfrentarse al Club Atlético Osasuna, que se situaba en última posición del campeonato y finalmente regresaría a la Liga 123. En el encuentro, la primera mitad no tuvo apenas jugadas destacables, donde solo se apreciaron dos tarjetas que vieron jugadores rojillos. Sin embargo, en la segunda mitad gracias a los cambio de Rubén Peña por Takashi Inui y Kike García por Adrian González, lograron que en el minuto setenta y dos, el recién incorporado Kike García marcara el primera para los eibarreses gracias a la asistencia de Ander Capa, pero esa alegría solo le duró apenas siete minutos, donde Kenan Kodro empató el encuentro cuando faltaban apenas unos diez minutos para que se terminara el tiempo reglamentario. A la SD Eibar se le escaparon dos puntos importantes para ascender un puesto en la clasificación y alzarse hasta la séptima plaza.

Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)
Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)

La segunda jornada en Ipurua y la última del mes de marzo, la SD Eibar empató a uno frente al RCD Espanyol, donde tuvo un corto margen de reacción tras el empate perico en el minuto cincuenta de partido. El cuadro guipuzcoano comenzó adelantándose en el marcador en el minuto veinte con un gol de Kike García de cabeza tras un centro de Pedro León por la banda, pero a partir de ahí, el encuentro se igualó, el cuadro catalán buscaba el empate y los locales buscaban el segundo, donde el objetivo lo logró los visitantes con un gol de José Manuel Jurado cinco minutos después de que se reiniciara el juego, el partido fue como se esperó una lucha entre dos equipos que se seguían en la clasificación.

El mes de marzo terminó para los de José Luis Mendilibar con un balance de una derrota y dos empates, donde no disputaron más partidos ya que hubo un parón de selecciones que abarcó dos semanas, donde la selección española jugó contra la selección de Israel y venció por cuatro a uno, y posteriormente, tan solo cuatro días después, jugó un amistoso frente a la selección francesa donde salió victorioso por cero a dos.

Pese al parón, el conjunto armero no sabía que ese descanso le favorecería donde se plasmó en los resultados, en los que lograron tres victorias consecutivas y dos de ellas lejos de Ipurua.

El primer encuentro del mes de abril fue en el Estadio de La Cerámica, para enfrentarse al quinto clasificado, el Villarreal CF, un partido complicado,  en el que José Luis Mendilibar presentó un 4-4-2 con dos pivotes defensivos, que le sirvió para ayudar a la defensa de los múltiples ataques de los locales. A los veinte minutos, los locales se adelantaron con un gol de Roberto Soriano, pero los jugadores eibarreses a partir del descanso cambiaron la cara y se reinventaron, Pedro León logró el empate de penalti y seis minutos después, el delantero Kike García le dio la vuelta al marcador con una asistencia de Arbilla, pero la cosa no quedó ahí, Takashi Inui logró el uno a tres cuando faltaban tan solo quince minutos para el final del partido, pero un segundo gol de Roberto Soriano cuando faltaban cuatro minutos para el final, pusieron contra las cuerdas al conjunto armero que terminó llevándose la victoria de un campo bastante complicado.

Imagen: La Liga
Imagen: La Liga

Posteriormente, la SD Eibar recibía al equipo revelación de la temporada, la UD Las Palmas que se mantenía en una gran posición de la mano de Quique Setien, pero que estaba en decadencia por conflictos interno del club entre sus jugadores. El partido frente a los canarios parecía que quedó de cara en la primera parte, donde entre los minutos catorce y veinticuatro, los locales vencían por dos a cero, con goles de Tiago Bebe con asistencia de Antonio Luna y con el gol en propia puerta de Aythami Artiles con un centro de Tiago Bebe. Tras el descanso, la UD Las Palmas, salió con otra cara al partido, y Mauricio Lemos  quince minutos después logró recortar distancias, pero que le duró por poco tiempo ya que Kike García logró tan solo cuatro minutos después el tercer gol del partido para los locales que le caería como un jarro de agua fría a los canarios.

La racha de tres partidos con victoria terminó en el campo de Balaidos, con la victoria por cero a dos con goles de Kike García y Pedro León con asistencia de Sergio Enrich y Antonio Luna respectivamente, donde el RC Celta de Vigo no mostró su mejor cara como hizo en otros partidos de la temporada, pero que pese a ello los vascos sacaron un resultado positivo que los pondrían más cerca que nunca de las posiciones que daban acceso a la UEFA Europa League, siendo los séptimos clasificados.

El  equipo que rompió la racha fue el Real Betis Balompié, en la visita del club armero al Benito Villamarín, fue fundamental los primeros y los últimos minutos del partido, donde fueron los que acabaron con el conjunto de José Luis Mendilibar. En el minuto dos de partido, Jonas Martín logró poner el uno a cero para los locales, donde lo intentaron en todo el encuentro sin fortuna, donde los verdiblancos cerraron el partido en el ochenta y nueve con un gol de Dani Ceballos que dejó tacado al cuadro armero.

Imagen: Real Betis Balompié
Imagen: Real Betis Balompié

Pese a la dura derrota que le devolvería a la octava plaza, el cuadro guipuzcoano afrontaba la jornada treinta y cinco con una mejor cara y dispuestos a mejorar su versión frente al Athletic Club de Bilbao, donde lucharon y mostraron una buena forma de juego, pero ni los cambios que hizo el técnico, dándole minutos a Cristian Rivera, Juncá y Adrian González, no hicieron alterar el marcador, que si lograron los vizcaínos con un gol en el noventa y cuatro gracias al centrocampista Raúl García.

En la siguiente jornada, la SD Eibar tendría que disputar otro derbi vasco, esta vez en Mendizorroza frente al Deportivo Alavés, donde al menos logró puntuar ante el subcampeón de Copa del Rey que se marcó también una gran temporada en Liga, el partido fue un ida y vuelta por parte de ambos conjuntos, pero no lograron encontrar ninguno de los dos la puntería que necesitaban para batir a sus respectivos porteros, una actuación destacable fue la tarjeta roja que sacaron al guardameta armero Asier Riesgo, donde dejó al cuadro armero con uno menos desde el minuto veinticinco.

Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)
Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)

El último partido de abril terminó con victoria en casa frente al CD Leganés, una victoria ante un recién ascendido que actualmente se mantenía fuera de los puestos de descenso. El partido se sentencio en cuatro minutos, Kike García logró el primero gracias a la asistencia desde la banda de Juncá en el minuto sesenta y dos, y en el sesenta y seis, Sergi Enrich, marcó el segundo con la asistencia del mismo jugador.

Estos dos meses han tenido un balance favorable para el cuadro armero, donde vencieron y plantaron cara a clubes de alto nivel como podían ser UD Las Palmas, Real Madrid CF y Villarreal CF, donde lograron un total de  cuatro victorias, tres empates y tres derrotas en competición nacional que les hizo mantenerse en octava posición. Además se vio su mejora en la portería dejando los tres últimos encuentros la portería a cero, teniendo la mayor parte del tiempo a Yoel Rodríguez bajo palos.

Se rozó la utopía 

Llegó el final de la temporada para el equipo armero y las cosas marchaban bastante bien, siendo la mejor temporada en su historia. Mendilibar encabezó a sus pupilos a la décima plaza de LaLiga, llegando a ser candidato a Europa League incluso. La temporada a grandes rasgos fue buena para el equipo azulgrana, destacando el hecho de que se estuvo en la primera mitad de la tabla durante 35 jornadas del campeonato.

Imagen: Photo Silver (VAVEL)
Imagen: Photo Silver (VAVEL)

De todas maneras, el último mes de competición no fue del todo bueno para el cuadro eibarrés, el cual tuvo un calendario demasiado complicado y sería un retractor de los objetivos a los que se aspiraba, especialmente, el jugar competición europea. El mes de liga inició el 6 de mayo contra el Atlético de Madrid, siendo la última visita del Eibar al mítico Vicente Calderón. Los visitantes no hicieron fácil la tarea a los colchoneros, que pudieron abrir el marco de Yoel hasta los 70 minutos con anotación de Saúl, avisó más el conjunto local, pero la zaga visitante se mantuvo seria como en toda la campaña y apenas recibieron una anotación.

La acción continuó en la jornada 37 cuando los de Mendilibar recibieron en Ipurúa al Sporting de Gijón, club que daría su último chispazo en Primera antes de lidiar con el terrible descenso. Fue otro partido parejo, el cual estaba abierto para ambos conjuntos, pero solo requirió de una acción para decidirse: el gol de Burgui que le costó tres puntos al Eibar que ya perdía su segundo compromiso del mes.

Imagen: Ángel Ezkurra VAVEL
Imagen: Ángel Ezkurra VAVEL

La última fecha fue igual de trágica, no pudo cerrar de la mejor manera el Eibar, aunque casi era un sueño cumplido. La visita al Camp Nou no podía dar muchas expectativas a los armeros, pero el partido sobrepasó las mismas y la SD Eibar casi toma por asalto el feudo catalán. Inicialmente, Takashi Inui puso al Barcelona contra la pared firmando un doblete en 61 minutos, ganando 0-2, el Eibar parecía confiado de sacar la victoria contra un equipo que hasta la última fecha se peleaba el campeonato; pero las cosas sufrieron un revés y el Barcelona dio la vuelta al resultado, con polémica, autogol de Juncá y doblete de Messi incluidos para poner el resultado final 4-2 a favor del local que de igual manera no logró el título liguero. El Eibar terminó su temporada en la décima plaza, algo fantástico para un equipo que lucha constantemente por mantenerse en Primera.

Dani García, cesiones y poco más 

El mes de junio en la institución armera no fue tan movida. Empezó el período de fichajes y aunque muchos nombres sonaron tanto para entrar como para salir del equipo. En los primeros días del mes se empezó a trabajar en la renovación del centro campista Dani García para blindarlo al club año antes de que su contrato llegue a un desenlace. Su trabajo dentro del club hizo que llamara la atención de equipos tanto nacionales como internacionales; sin embargo, hasta la fecha, las negociaciones siguen estancadas y no se sabe si el capitán permanecerá en la entidad guipuzcoana.

Imagen: Diego Blanco (VAVEL)
Imagen: Diego Blanco (VAVEL)

La otra noticia relevante que rodeó a la SD Eibar fue la salida de Jordi Calavera, quien se consideraba como el suplente de Ander Capa cuando este se desvinculara del equipo. Mendilibar no le halló un lugar entre toda la plantilla contando con Arbilla y Capa para desplazarse por el costado derecho. Finalmente, fue enviado fuera del club con rumbo a Gijón para defender el escudo del Sporting.

Imagen: SD Eibar
Imagen: SD Eibar

El último enfocado en los reflectores de la postemporada fue Pedro León, quien tuvo que pasar por el quirófano al finalizar el curso, el entrenador mencionó públicamente que no había tenido mucha mejoría y se tendría que ir acoplando a pasos pequeños.

En busca del rodaje perdido

Llegó el mes de Julio a la ciudad armera, con todo lo que esto significa. En el ámbito del futbol, julio es sinónimo de vuelta a los entrenamientos, y el Eibar no iba a ser menos. Nada más empezar el mes, Mendilibar reclamó de vuelta a todos sus jugadores, para preparar una nueva temporada llena de ilusiones.

Imagen: SD Eibar
Imagen: SD Eibar

Cuando solo habían pasado dos semanas de la vuelta a los entrenamientos, llegaría la primera prueba para un Eibar con muchas caras nuevas. El partido disputado el 12 de Julio,  enfrento a Eibar y Real Unión, con un resultado final de 1-3 favorable a los armeros.

Posteriormente llegarían otra serie de partidos de pretemporada, con rivales a la altura de: Barakaldo, Watford o Leeds United. La SD Eibar no tuvo piedad con los Baracaldeses, acabando el partido con un resultado final de 4-0. Los dos partido siguientes, se llevaron a cabo en tierras inglesas. Contra el primero de ellos, el Eibar no fue capaz de llevarse la victoria, perdiendo así su primer partido de la pretemporada.

Agosto trajo consigo un nuevo cambio de aires a las filas armeras. Por una parte, se disputaron varios amistosos en tierras nacionales, y por otra parte, el mercado de fichajes se empezaba a calentar.

En cuanto a lo meramente futbolístico, el Eibar jugó cuatro partidos amistosos contra rivales de Segunda División, como; Sporting de Gijón, Oviedo, Osasuna y Zaragoza. El marcador final de estos partidos, trajo consigo 1 derrota y tres victorias, con resultados de 3-2, 1-0, 2-0 y 0-2 respectivamente.

Imagen: Andrea Royo (VAVEL)
Imagen: Andrea Royo (VAVEL)

Una vez acabada esta serie de amistosos, empezaba lo importante. La Liga cada vez estaba más cerca, y apenas quedaba tiempo. El primer partido correspondiente a esta competición, enfrentó a Málaga y Eibar, consiguiendo así su primera victoria de la temporada, al acabar imponiéndose 0-1.

La semana siguiente, se jugó uno de los partidos más bonitos en lo que a ambiente se refiere. El primer partido disputado en Ipurua, fue el derbi vasco, Eibar-Athletic. El marcador final favoreció a “los leones”, dirigidos por un inexperto Cuco Ziganda.

En lo que a fichajes se refiere, agosto fue uno de los meses más ajetreados en las oficinas armeras. En el mes más caluroso del año, se cerraron varios fichajes clave en lo que va de temporada. Algunos de estos movimientos, tienen los nombres de Paulo Oliveira, Joan Jordán, e incluso Ivan Alejo. Estos últimos mencionados, a excepción del defensa avilesino, iban  a ser claves en el transcurso de la temporada.

Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)
Imagen: Ángel Ezkurra (VAVEL)

Vuelta al cole

Lúgubres recuerdos se ciernen sobre las memorias de los eibarreses al recordar estos 60 nefastos días con los que tuvo que lidiar el equipo armero. La sensación de impotencia, de desánimo por afrontar la siguiente jornada parecía comenzar a convertirse en rutina. Partido tras partido, las ideas del técnico no se veían reflejadas sobre el campo, y los resultados no invitaban a pensar en una temporada positiva, sino todo lo contrario. Ocho jornadas de sequía, donde la SD Eibar consiguió reunir cinco puntos de 24 posibles. Una situación desmoralizadora, más en el inicio de temporada, donde cada equipo debe dar a ver su mejor imagen, para que sus rivales no se planten con tanta desfachatez como lo hicieron en Ipurúa, durante estos dos meses.

La decisión de Ander Capa

El lateral vasco tomó una decisión al principio de temporada, que conmocionó a la afición y a Jose Luís Mendilibar, como también al resto de la plantilla. Su nuevo rumbo en 2018, que sería el Athletic Club de Bilbao. La decisión no afectó mucho a su juego, pero sí en cuanto a la moral del equipo, que presenciaba como el Athletic le arrebataba una pieza fundamental. Esta decisión sería uno de los agravantes del nefasto inicio de campaña del Eibar.

Imagen: Photo Silver (VAVEL)
Imagen: Photo Silver (VAVEL)

Inestabilidad en la defensa

Rotación tras rotación, Mendilibar no conseguía encontrar el equilibrio perfecto entre sus dos centrales, algo que otorgase una solidez defensiva apta para afrontar los partidos. En el inicio de campaña, Alejandro Gálvez estaba al mando de la línea defensiva, junto al veterano Iván Ramis. El primero, ha ido perdiendo el protagonismo y la soberanía de la defensa paulatinamente, hasta el punto de plantearse si sigue en los planes del técnico de Zaldívar. El segundo, condenado por las lesiones, también ha perdido toda potestad.

Imagen: La Liga
Imagen: La Liga

En su lugar, fueron reemplazados por una de las duplas de moda por el norte. El dúo Oliveira-Arbilla, con el que Mendilibar ha conseguido por fin espantar los fantasmas del pasado.

Adaptarse o morir

En esta parte, tanto los recién llegados como Mendilibar tenían una difícil papeleta. El adaptarse es necesario para sobrevivir, y el entrenador armero tuvo claro desde el principio que, debía incluir lo antes posible a las nuevas incorporaciones en el equipo. Esta inclusión ha sido dura, incluso podría decirse que forzosa; y ha costado una cuantiosa cifra de puntos, pero ha dado sus frutos y promete dar mucha guerra en la Liga Santander.

Un Eibar dubitativo 

La Sociedad Deportiva Eibar comenzaba el mes de noviembre con infinidad de dudas, con el equipo sumido en la zona baja de la tabla de la Primera División y con muchas dudas sobre el proyecto de José Luis Mendilibar ya que los resultados sobre el terreno de juego no eran nada buenos y la imagen del equipo tampoco ayudaba a disipar dichas cuestiones. La SD Eibar comenzó el mes me de noviembre con una derrota por tres goles a uno en el derbi vasco que le enfrentó a la Real Sociedad, que mantenía a los de Mendilibar muy por debajo de donde se esperaba a la SD Eibar al inicio de la campaña.

Cambio radical 

Después de este pésimo inicio de temporada y de un parón de selecciones llegaría finalmente el punto de inflexión que tanto espereaba la hinchada armera, el día 20 de noviembre la SD Eibar recibía en casa al Real Betis Balompié, un rival fuerte que visitaba Ipurúa en condición de favorito, pero un colosal partido de la SD Eibar hizo que el encuentro acabase con un 5 a 0 favorable a los de José Luis Mendilibar, ahora si parecía que la SD Eibar comenzaba a carburar y a convencer.

Imagen: La Liga
Imagen: La Liga

Estas buenas sensaciones se prolongarían ya que las victorias continuaban, la SD Eibar buscaba cerrar el mes de noviembre de la mejor manera posible y eso pasaba por ganar el derbi vasco en Mendizorrotza ante el Deportivo Alavés y los armeros no defraudaron, el partido de Mendizorrotza fue un partido complicado y muy físico en el que se enfrentaban dos equipos que peleaban por un mismo objetivo. Hubo dos expulsados, uno por cada equipo esto hizo que no fuera un partido demasiado vistoso ya que el encuentro fue muy igualado y también fue un partido muy trabado.

Con todas estas buenas sensaciones la Sociedad Deportiva Eibar afrontaba la vuelta de la eliminatoria de la copa del rey que le enfrentaba al RC Celta, la SD Eibar llegaba por debajo en el marcador pero el resultado no estaba ni mucho menos cerrado, la ida se había saldado con un 1 a 2 favorable para los gallegos. Finalmente, los armeros no fueron capaces de dar la vuelta a este resultado y la eliminatoria se decantó del lado celeste tras vencer en casa a la SD Eibar por 1 a 0 pero a pesar del resultado la SD Eibar se fue con buenas sensaciones.

La SD Eibar comenzaba el mes de diciembre con plenitud de confianza tras los resultados cosechados anteriormente y se preparaba para recibir al RCD Espanyol de Quique Sánchez Flores que tampoco atravesaba su mejor momento pero aún así son un equipo con jugadores que pueden decidir encuentros. Finalmente el partido se decantó del lado armero que venció por 3 a 1 al conjunto catalán sin problema alguno. Después de este encuentro los armeros tenían que viajar hasta la comunidad de Madrid para enfrentarse al Getafe CF que se encontraba por delante de ellos en mitad de tabla, el partido acabó con 0 a 0.

El 16 de diciembre llegaba la prueba de fuego para los de José Luis Mendilibar ya que el Valencia CF visitaba el estadio municipal de Ipurúa peleando por la primera posición de la clasificación, tras un gran partido remontada incluida la SD Eibar venció el partido por 2 a 1. En racha y peleando ya por objetivos mayores que la permanencia la SD Eibar recibía a un equipo en su misma situación, el Girona CF de Pablo Machín, el partido lo ganaron los armeros por 4 a1 que logran así cerrar el año a 3 puntos de los puestos europeos, haciendo soñar una vez más a la todo un pueblo, a toda una hinchada, a toda la Sociedad Deportiva Eibar.

Uno por uno: así ha sido el 2017 para el Eibar

Anuario VAVEL Eibar 2017: Dmitrovic, la sorpresa del año

Anuario VAVEL Eibar 2017: José Ángel, el predilecto del carril izquierdo

Anuario VAVEL Eibar 2017: Cristian Rivera, una de cal y otra de arena

Anuario VAVEL Eibar 2017: Bebé, ultimátum

 

Anuario VAVEL Eibar 2017: Escalante, dueño de lo defensivo

 

Anuario VAVEL Eibar 2017: Iván Alejo, en constante progresión

Anuario VAVEL Eibar 2017: Fran Rico, un habitual de la enfermería armera

Anuario VAVEL Eibar 2017: Iván Ramis, año truncado por las lesiones

Anuario VAVEL Eibar 2017: Pedro León, un mago lastrado

Anuario VAVEL Eibar 2017: Kike, un luchador nato

Anuario VAVEL Eibar 2017: Joan Jordán, en constante evolución

Anuario VAVEL Eibar 2017: Peña, poco protagonismo

Anuario VAVEL Eibar 2017: Yoel, sin suerte alguna

Anuario VAVEL Eibar 2017: Riesgo, un año difícil

Anuario VAVEL Eibar 2017: Arbilla, cada vez más imprescindible

Anuario VAVEL Eibar 2017: Sergi Enrich, el hombre gol

Anuario VAVEL Eibar 2017: Inui, clave para Mendilibar

Anuario VAVEL Eibar 2017: David Juncà, titular (in)discutible

Anuario Vavel Eibar 2017: Alejandro Gálvez, garantía a tiempo parcial

Anuario VAVEL Eibar 2017: David Lombán, un fichaje sin estrella

Anuario VAVEL Eibar 2017: Paulo Oliveira, un año de cambios

Anuario VAVEL Eibar 2017: Charles, más que goles

Anuario VAVEL EIbar 2017: Ander Capa, el correcaminos

Anuario VAVEL Eibar 2017: Dani García, el líder de los armeros

VAVEL Logo