Anuario VAVEL FC Barcelona 2017: Paulinho, la potencia personificada
Paulinho jugando fácil en un partido en el Camp Nou | Ernesto Aradilla - VAVEL

El jugador brasileño Paulinho Bezerra viene brillando hasta tal punto de que empieza a agarrarse con fuerza a la titularidad del equipo azulgrana. Esta es una condición que el carioca se está ganando a pulso a base de grandes actuaciones que han servido para ayudar al equipo con goles y buen juego, llevando en muchos casos a la victoria. 

Tan criticado en el pasado como deseado en el presente 

Esa sería la frase que podría perfectamente definir a este jugador que llegó a Barcelona habiendo puesto dinero de su parte, y en medio de la "crisis Neymar". Las críticas se dispararon en cuanto se anunciaron las condiciones de su fichaje: por el coste, una inversión de 40 millones por un centrocampista prácticamente desconocido en Europa, que a sus 29 años llegaba procedente de la liga china.

Con el paso de las semanas, el futbolista parece haberse ganado a pulso el respeto y el cariño de la afición, aunque es muy pronto en una temporada que será larga. Por el momento lo está consiguiendo y eso es gracias a su vistoso juego. A día de hoy es uno de los mediocentros que más posibilidades tiene de entrar en un XI inicial, sea el partido que sea, porque el técnico sabe que va a rendir.

Su buena conexión con Messi hace fuerte al Barça

Otro de los aspectos que hacen que este jugador brille es la gran sintonía que tiene con el astro argentino, los dos se entienden a la perfección y eso es algo que maravilla al mundo, se buscan en cada momento y juegan fácil, es el socio que a Messi le faltaba con la marcha de Neymar, las paredes y el "joga bonito" entre el brasileño y el argentino están más que asegurados para toda la temporada.

Su llegada y potencia lo hacen especial 

Es cierto que es un gran jugador, pero para triunfar se debe tener algo que destaque sobre los demás, algo que te haga especial y diferente. Su capacidad de llegada y su potencia, unidas a su trabajo, hacen de Paulinho un futbolista especial. Al internacional con Brasil lo mismo lo vemos rematando una jugada como despejando el balón del área propia, y eso lo hace esencial para cualquier esquema, ya que es justo de lo que carecía el Barcelona de Luis Enrique.

Otro de sus aspectos fundamentales es el gol, Paulinho es un rematador, llega arriba, marca y sentencia partidos, hace a su equipo sumar puntos como hizo en Getafe o incluso en Bilbao, donde le vimos exhausto llegar a empujar un balón en una carrera espectacular para sentenciar el partido y asegurar una nueva victoria para su equipo. 

Paulinho, durante el clásico | Foto: Dani Nieto - VAVEL
Paulinho, durante el clásico | Foto: Dani Nieto - VAVEL

A todo ritmo

Paulinho no es un jugador propenso a lesionarse o sufrir problemas físicos, nada más hay que ver la potencia de la que hace gala cada semana, pero existe un dato sorprendente: Paulinho empezó la temporada jugando con el Guangzhou Evergrande, disputando un gran número de partidos sin descanso, para luego recalar en el Barcelona. Si todo continúa como hasta ahora, Paulinho podría acabar esta temporada jugando unos 75 partidos, un número demasiado alto, teniendo en cuenta que después llega el Mundial de Rusia 2018.

Paulinho celebrando un gol frente al Deportivo/ Noelia Déniz (VAVEL)
Paulinho celebrando un gol frente al Deportivo | Noelia Déniz - VAVEL

Ilusiona al barcelonismo 

El carioca está haciendo méritos para ser un jugador representativo en Can Barça. Le falta mucho por demostrar pero va por buen camino y, si sigue actuando a ese gran nivel, posiblemente dará mucho a este Barcelona, que a día de hoy se mantiene invicto y con posibilidades reales de ganar todos los títulos que está disputando.

VAVEL Logo