Anuario VAVEL Atlético de Madrid 2017: Augusto Fernández, el hombre del mal fario
Anuario VAVEL Atlético de Madrid 2017: Augusto Fernández, el hombre del mal fario FOTO:VAVEL

Si hay alguien que quiere olvidar este año 2017, sobre todo los primeros seis meses, ese es Augusto Fernández. El jugador del Atlético ha podido disfrutar bien poco del fútbol. Nada más comenzar la temporada 2016/2017, su segunda con el club madrileño, se lesionaba tras disputar tres encuentros por la Liga BBVA, sufrió la rotura de ligamentos cruzados en su rodilla derecha frente a Deportivo La Coruña. En el comienzo del partido al ex Celta de Vigo se le trabó la rodilla con el césped y rápidamente fue retirado en camilla del campo de juego, para que minutos después se confirmara la peor noticia, que estaría alejado de las canchas aproximadamente siete meses.

FOTO: VAVEL
FOTO: VAVEL

El 27 de septiembre de 2016 fue intervenido y, desde ese mismo momento, comenzaba la cuenta atrás para volverle a ver sobre el terreno de juego. Una cuenta atrás que no ha sido fácil, el internacional argentino veía a sus compañeros disfrutar de su pasión y él seguía sin poder ayudar al equipo.

A pesar del pronóstico de esos siete meses con los que se estimaba que volvería a estar a disposición de su técnico entre marzo y abril, no fue así. Se perdió toda la temporada, no solo con el Atlético sino también con la selección argentina.

Reaparición en México y fichaje veraniego

Casi un año después, Augusto volvía a vestirse de corto para ser titular en el debut del Atleti en la pretemporada en México. Solo jugó los primeros 45 minutos dejando su sitio a José María Giménez en la segunda mitad. Pocos minutos pero muy importantes. Al término del encuentro el futbolista se mostraba encantado y manifestaba haberse sentido igual que el día que debutó como profesional. No es para menos, esto auguraba que su vuelta era más que evidente.

Para los colchoneros Augusto tenía que ser el fichaje del verano.  Al no haber sido partícipe durante 8 meses, su reaparición significaba ser el fichaje estrella para afrontar la nueva temporada que no se le avecinaba nada fácil al Atlético. Varios problemas hacían pensar esa dificultad en el nuevo curso futbolístico: el problema de no poder traer a nuevos jugadores por la sanción FIFA, la retirada de Tiago y la poca solidez defensiva demostrada en la pretemporada. Sin duda, la vuelta del centrocampista apuntaba a ser un activo para el Cholo y paliaría esas dudas en el centro del campo y por ende en la defensa.

Nueva e ilusionante temporada

Con ilusión, habiendo dejado atrás la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha y en plena forma, el albiceleste empezaba la “vuelta al cole”. Pero otra vez, una lesión se cruzaba en su camino. Cuando parecía que todo iba a volver a la normalidad, aunque sin minutos en las dos primeas jornadas de Liga frente a Las Palmas y Girona, el seleccionador argentino le llamaba para acudir a la convocatoria con su país. El mal fario del mediocentro quiso entonces que en un entrenamiento con la selección sufriera una lesión muscular en los isquiotibiales del muslo derecho que le ha mantendría en el dique seco otro tanto tiempo.

Esos problemas musculares volvieron a aplazar su regreso que, por fin, llegó en Elche, el pasado 25 de octubre. En el Martínez Valero Augusto dejó buenas sensaciones, más allá de que todavía le faltaba ritmo de competición. Tras el Elche, llegó noviembre y con él, el momento de Augusto en Liga. El 4 de noviembre Simeone le colocó como titular curiosamente ante el Deportivo de La Coruña, con quien comenzara su calvario hacía más de un año.  

FOTO: VAVEL

Augusto Fernández cierra un fatídico 2017 con 10 partidos, cuatro en Liga, dos en Copa, uno en Champions y tres amistosos, sumando 464 minutos. Cifra que no sabemos si aumentará pues su nombre suena para salir en el mercado invernal a pesar de ser una apuesta del Cholo por sus condiciones: manda, toca presiona, sabe colocarse y no deja huecos a su espalda. Pero la competencia en su posición es más que complicada tras la irrupción de Thomas. 

 

 

 

VAVEL Logo