Anuario VAVEL 2017: Gabi Fernández ¡oh! capitán, mi capitán
Anuario VAVEL 2017: Gabi Fernández ¡oh! capitán, mi capitán

Este año ha sido un año que va a terminar con una mitad de temporada en la que ha tenido menos protagonismo que en años anteriores y que ya estamos viendo como poco a poco el Cholo va dejandole menos minutos.

Aún así el jugador madrileño es uno de los jugadores franquicia del Atlético, es el ‘Gran Capitán’, el jugador que hace vestuario, el jugador que es la extensión de Simeone en el terreno de juego y el ‘tercer entrenador’ cuando está en el banquillo, sigue siendo coraje y valentía, además de intensidad e inteligencia.

De enero a mayo de 10

Gabi ha sido uno de los jugadores que la segunda mitad de la temporada pasada más destacaron en el centro del campo del Atlético, su aporte defensivo y su control de las situaciones fueron clave para que el club rojiblanco acabara una temporada como la 16/17 de buena manera. El centrocampista jugó un total de 50 partidos esa temporada y fue clavo para conseguir el tercer puesto en la clasificación de la Liga Santander, y para llegar hasta semifinales en Champions League, en la que fueron eliminados por el Real Madrid.

La temporada pasada no hizo goles pero hizo un total de 2.566 pases buenos entre las tres competiciones que jugó el Atlético de Madrid, y acumuló un total de 16 tarjetas en total, todo ello en 50 partidos oficiales.

Comienzo de temporada de menos a más

Esta temporada, el jugador rojiblanco lleva 21 partidos entre liga y Champions, y ha hecho 1.061 pases buenos y no ha sido amonestado ninguna vez, además el canterano atlético ha sido clave en el centro del campo del equipo en muchas ocasiones, porque eso es Gabi, puro sacrificio y cabeza dentro del campo.

Gabi ha sabido llevar con buen gusto el tener menos protagonismo en los ‘onces’ del Cholo Simeone esta temporada, ha sabido y ha entendido que con 34 años su papel tiene que ser menos físico, y más mental, más de apoyo, más de vestuario, y más de corazón, aunque pudiendo dar todo con los minutos que se le dan, que son bastantes teniendo en cuenta los partidos que ha jugado.

Capitán dentro, pero también fuera

Cuando Gabi no está con el brazalete en el brazo dentro del césped, se le puede ver en la banda, sufriendo, como un aficionado más, y ejerciendo de capitán, dando instrucciones y apoyando a sus compañeros, nos recuerda, quizá, al que hoy es entrenador del conjunto colchonero cuando en su época de rojiblanco, cuando el entrenador era Gregorio Manzano, y veíamos al Cholo gritar más que el propio ‘Goyo’ a sus compañeros dando instrucciones, ojalá podamos ver eso de nuevo y en unos años podamos ver a Gabi en el banquillo, pero de traje y corbata, guiándonos hacia una nueva final, un nuevo título o un nuevo triunfo.

El ‘capi’ rojiblanco es un pilar fundamental dentro del campo, todos sus compañeros le respetan y es como un hermano mayor para todos ellos, aparte de representar perfectamente los valores del club y de representar el escudo que lleva en el pecho de la mejor manera que se puede, es ejemplo para cualquiera de sus compañeros y eso hace que el peso de sus galones no sean capaces de llevarlos, aún, ninguno de los posibles futuros capitanes como son Saúl, Thomas o Lucas, o los que ya son capitanes pero no tienen aún el peso de Gabi, como Koke.

Gabi es el escudo del Atleti y la afición lo sabe

Gabriel Fernández es ídolo indiscutible de la afición, como él mismo dijo “no fui un fichaje de los más esperados, o el que más ilusión hizo a la afición, pero me he ganado poco a poco con esfuerzo el cariño de la afición” y es así, porque es verdad que Gabi no fue un jugador que la afición vitoreara a su vuelta a la que fue su casa, es más, el jugador tuvo que sudar, y mucho, para que la afición colchonera le reconociera su trabajo y su amor por estos colores. Y tuvo que esperar mucho más para que el amor por él fuera incondicional, tan incondicional que ahora, ‘a la voz del capitán, marcharemos otra vez, todos los hinchas volverán a enloquecer, Gabriel Fernández, a tu lado yo estaré, adelante forza Atleti a vencer, ¡a vencer!’, le canta el estadio entero reconociendo que él es el faro del equipo, el que guía al equipo y al que hay que seguir con los ojos cerrados.

En definitiva, este año para Gabi ha sido un año de algún cambio, menos minutos aunque bien aprovechados, pero con sus galones intactos y con una hinchada que ‘vuelve a enloquecer’ con su ‘Gran Capitán’ y que siempre ira detrás de él a por la victoria, un año que no ha sido bueno en cuanto a triunfos, pero sí en cuanto a seguir forjando su leyenda en rojo y blanco en los corazones de todos los atléticos 

VAVEL Logo