Anuario VAVEL Girona FC 2017: Pablo Machín, historia viva
Pablo Machín junto a sus hijas en la celebración del ascenso. (Foto: Girona FC)

Machín, a sus 42 años, ya podrá contar a sus hijos y a sus nietos que él consiguió subir al Girona a Primera División. Pero, ¿cómo ha sido este 2017 para Pablo Machín en el Girona?

El Girona de Pablo Machín empezaba el año en el segundo puesto de la Liga 1|2|3, solamente por detrás del Levante. El equipo iba como un tiro hacia la Primera División, Pablo estaba tranquilo en el puesto, viendo el objetivo cada vez más cerca. Siempre fiel a su estilo de realizar un juego muy vistoso mediante la acumulación de futbolistas en el centro del campo, todo iba sobre ruedas. El año parecía ser tranquilo, entonces fue cuando le llegaron los problemas al técnico soriano. Tras tres derrotas consecutivas, los fantasmas del play-off acechaban con los perseguidores recortando puntos y la afición se empezaba a mosquear. Ahí fue donde entró en juego la mejor arma de Pablo Machín, su serenidad y su calma, para apaciguar a las masas: “Somos segundos, todos los equipos, menos uno, querrían estar en nuestro lugar”.

A raíz de esa inspiradora frase y de varias charlas psicológicas en el vestuario, Pablo volvió a encarrilar al equipo para llevarlo en volandas a Primera División en la jornada 41 ante el Zaragoza.

Tras un mercado estival muy movido en Montilivi, el soriano no iba a dejar atrás su idea de fútbol, ni en Primera, con su peculiar formación de 3-5-2. Llegaba la pretemporada y Pablo, siempre acompañado de su libreta, iba dando forma al equipo ajustando los fichajes y las cesiones a la mejor posición posible.

Pablo Machín, sonriente en la previa de un Almería-Girona. | Foto: almeríajuega
Pablo Machín, sonriente en la previa de un Almería-Girona. | Foto: almeríajuega

Tras una pretemporada de altibajos, el equipo no convencía demasiado para conseguir la permanencia, pero lo importante es que Pablo Machín estaba en el banquillo con la máxima confianza en sus jugadores. Cuestionado por sus alineaciones en más de una ocasión, el entrenador soriano del Girona fue capaz de conseguir poner al Girona en puestos europeos tras las dos primeras jornadas en Primera División mediante un empate ante el todopoderoso Atlético de Madrid en el primer partido en la historia del Girona en Primera y con una victoria ante el Málaga. Lejos de ser un tipo serio, Machín es un hombre sonriente y simpático en todo momento, así que decidió darle un toque de humor a la situación tras el partido ante el Málaga, cuando el Girona ocupaba la cuarta plaza, diciendo: “Vamos cuartos, tendremos que empezar a preparar la previa de Champions”.

El equipo fluía y Machín y todo Girona sonreían, no solo se estaba cumpliendo el sueño de jugar en Primera, sino que se estaba realizando una gran temporada. Entonces fue cuando llegó el día para Pablo Machín, tocaba enfrentarse al Barcelona de Messi. Esa situación fue una de las mas sonadas en la prensa española, la decisión de Pablo Machín de “sacrificar” a uno de sus hombres, en este caso Pablo Maffeo, para parar a Messi con un intenso marcaje al hombre que consiguió que el astro argentino no realizara un espectacular partido, aunque eso no evitara la derrota por 0-3.

Otro de los días más importantes en la vida de Machín y que tendrá grabado a fuego en la mente y en currículum seguro que es el partido ante el Real Madrid, donde el de Gómara quiso jugar, y jugó, consiguiendo así una victoria por 2-1 ante el campeón de Europa y de Liga de la temporada anterior.

Tras ese gran momento del Girona llegaron de nuevo las dudas hacia el equipo, y como de costumbre hacia el entrenador, cuando se escaparon dos partidos (Betis y Alavés) en el último suspiro. Pero eso no es motivo alguno para reprochar ni al equipo ni al entrenador, ya que una vez más, el técnico ha levantado a sus jugadores y ha sido capaz de retomar la situación y acabar en buena forma 2017.

Machín, conversando con Quique Sánchez Flores en el último Espanyol-Girona. | Foto: Ernesto Aradilla
Machín, conversando con Quique Sánchez Flores en el último Espanyol-Girona. | Foto: Ernesto Aradilla

Pablo Machín acaba el año 2017 al frente de un Girona que es décimo clasificado de la Liga Santander y que está a cuatro puntos de puestos europeos en este sueño que está cumpliendo día a día desde el día en el que logró el ascenso tras el 0-0 ante el Zaragoza en la jornada 41 de la Liga 1|2|3.

VAVEL Logo