Análisis del rival: un Formentera con licencia para soñar
Extásis formenterano tras eliminar al Athletic  |  Fotografía: LaLiga

La Copa del Rey se ha convertido por méritos propios en el torneo ideal para las sorpresas. Cada año, equipos pequeños eliminan a los grandes y se cuelan en los televisores de todo el país. Esta temporada ha sido la SD Formentera, junto al Lleida Esportiu, el encargado de seguir soñando en el torneo del ko.

El conjunto de Tito García Sanjuán recibirá este miércoles al Deportivo Alavés con la mente puesta en seguir vivo en la competición. En la ronda anterior ya eliminaron al Athletic Club gracias a un gol en el último minuto que dejó San Mamés helado. 

Largo camino

Como todos los equipos de Segunda B y Tercera División que participan en la Copa del Rey, el Formentera ha tenido que eliminar a varios rivales para llegar hasta los octavos de final. Concretamente han sido tres los equipos que han sucumbido ante los pitiusos: Tarazona, Logroñés y Athletic.

El 6 de septiembre recibían en el Estadi Municipal de Sant Francesc al Tarazona aragonés, que compite en el grupo XVII de Tercera. El partido llegaba con el resultado inicial al final cuando el local Juan Antonio marcó el 1-0 en el 89. Celebraban ya el pase de ronda cuando el visitante Casado empató en el descuento. En la tanda de penaltis el guardameta local, Contreras, detuvo el quinto lanzamiento y dio el pase a su equipo.

La segunda ronda la volvieron a disputar en casa. Esta vez el rival era la UD Logroñés, de su misma categoría. En un partido con muchas ocasiones, el resultado final era 2-2, que volvía a mandar el partido a la prórroga. El local Dailos marcaba el 3-2 en el 95, pero el Logroñés empataba de penalti en el 103. El exalavesista Gabri ponía dos minutos después el 4-3 definitivo.

En dieciseisavos de final el rival del Formentera era el Athletic. En la ida los pitiusos aguantaron, y al cuarto de hora del comienzo de la segunda parte se pusieron por delante en el marcador por medio de Liñán. La alegría no duró mucho, y Raúl García puso el 1-1 definitivo, que ponía a los vascos en situación de ventaja de cara a la vuelta. El Athletic dominó el duelo en San Mamés, pero no consiguió marcar. El Formentera empezó a crecer a un cuarto de hora del final, y generó varias ocasiones de peligro. En la última jugada del partido, cuando parecía que iban a caer eliminados, Muñiz remataba un córner al fondo de la red y llevaba el éxtasis a los aficionados desplazados. 

Fotografía: La Liga
El Formentera visitó San Mamés por primera vez  |  Fotografía: LaLiga

Lo importante, la salvación

Al igual que sucede en Vitoria, en Formentera saben que lo importante no es la Copa, sino la Liga. El cuadro pitiuso tiene entre ceja y ceja conseguir la salvación en una categoría que les ha costado años alcanzar. Es un año especial, ya que no en vano el Formentera debuta esta temporada en Segunda B a sus 46 años de historia.

Ese ascenso lo lograron precisamente en Vitoria, contra el filial del cuadro babazorro. En la ida los goles de Ale, en propia puerta, y de Juan Antonio daban una clara ventaja a los rojinegros. En la vuelta, con decenas de aficionados desplazados, un gol de Ojeda en el tiempo de descuento sellaba un ascenso que los fieles del equipo ya llevaban minutos celebrando. 

En verano llegaron 11 fichajes para buscar sufrir lo menos posible en su debut. El equipo debutó con victoria en Ibiza contra la Peña Deportiva, y tras la quinta jornada aventajaban ya en cuatro puntos al descenso. Una mala racha de cuatro partidos sin ganar les dejó a las puertas del descenso, pero tras un buen final de primera vuelta son décimos a ocho puntos de la zona roja. Están a seis de la promoción, pero el cumplimiento de su objetivo va por buen camino.

Tito García Sanjuán, de la cancha al banquillo

Uno de los principales responsables de este milagro es el entrenador del equipo, José Ángel 'Tito' García Sanjuán. A sus 43 años, esta es su segunda temporada en el banquillo de Sant Francesc. No dudó en renovar su contrato tras consumar el ascenso a Segunda B la temporada pasada. 

Su carrera siempre ha estado ligada al balón de fútbol, pero no siempre al césped. Su hermano Jesús jugó más de 200 partidos con el Zaragoza, y ganó la Recopa frente al Arsenal. Si bien siempre ha sido entrenador de fútbol, como profesional fue jugador de fútbol sala. En el ya desaparecido Zaragoza de su ciudad natal ganó la Liga Nacional de Fútbol sala en el año 1995. Su mayor éxito llegó en las filas del Talavera, con el que ganó la Copa de Europa de la temporada 1997-1998.

Una vez retirado volvió al césped, para sentarse en varios banquillos de equipos modestos de la Comunidad Valenciana, como el Benicarló o el Borriol, además de en las categorías inferiores del Villarreal. En 2015 fichó por el Legirus Inter finlandés, recién fundado esa temporada gracias a financiación rusa. En junio 2016, cuando lideraban su grupo de cuarta división pero estaba inmerso en múltiples problemas económicos, García Sanjuán firmó por una temporada con el Formentera.

García Sanjuán, en un entrenamiento  |  Fotografía: SD Formentera
García Sanjuán, en un entrenamiento | Fotografía: SD Formentera

Veteranos de garantías

En una categoría tan disputada como Segunda B es necesario conjuntar de forma correcta experiencia y juventud. Varios de los jugadores titulares y piezas clave del equipo superan la treintena, con muchos minutos y partidos en la categoría. 

El mediapunta Joseba Garmendia es el principal exponente de esta categoría. A sus 32 años, acumula casi 250 partidos en su carrera, algunos de ellos en Primera. Gabri Gómez, que jugó en el Alavés entre 2002 y 2008, fue importante el año pasado, y esta temporada acostumbra a salir desde el banquillo. Sin embargo, para el mayor emblema del club esta es sólo su segunda temporada en Segunda B. Se trata del portero y capitán, Marcos Contreras, en el Formentera desde 2011. Fue el ídolo del equipo en Copa el año pasado y este año ya fue clave contra el Tarazona.

Otro de los jugadores con peso en el equipo es el mediocentro Fernando Liñán. Sin embargo, no jugará contra el Alavés. Ha recibido una oferta económicamente muy fuerte del Ibiza de Tercera, y su salida del club parece inminente. Para paliar su más que posible baja y las lesiones que sufre el equipo el club ha fichado en el mercado de invierno a los centrocampistas David Crespo y Alejandro Puertas, procedentes del Llosetense y Levante, respectivamente.

Los mayores problemas de lesiones llegan en los laterales. El ghanés Fobi se lesionó de la rodilla en noviembre y será baja toda la temporada, y el lateral izquierdo Tejera está en proceso de recuperación, lo que llevaría al argentino Agus, extremo, al lateral. El veterano Romero tampoco estará disponible para el duelo de ida. Joseba Garmendia, con molestias en los últimos días, parece recuperado, aunque es probable que sea suplente por las rotaciones. 

La mayor incógnita es si Tito García Sanjuán formará con defensa de cinco con Agus en la izquierda. o si sigue con defensa de cuatro, con el mismo como lateral o con un central reconvertido. Muñiz y Nando Quesada jugarán en el centro del campo, puede que acompañados por un tercer hombre. Este podría ser el recién llegado Crespo, de un perfil más cercano a Liñán, u otro si se decanta por un perfil más ofensivo. El ataque es innegociable. La izquierda es para Omar, y la derecha para Riera, habilidoso extremo y uno de los jugadores más peligrosos del equipo. En punta jugará Juan Antonio.

Posibles onces

            Defensa de cuatro                                       Defensa de cinco

VAVEL Logo