Análisis del rival: Cádiz CF, la ilusión por bandera
Los jugadores del Cádiz celebran un gol conseguido en un partido de esta campaña | Foto: LaLiga

Partido muy especial el que tendrá lugar este miércoles, a partir de las 21:00 horas, en el Estadio Ramón de Carranza. De un lado, el Sevilla FC celebrará el debut de Vincenzo Montella, quien llegara en los últimos días de diciembre al banquillo nervionense en sustitución de Eduardo Berizzo. De otro lado, la Tacita de Plata volverá a disfrutar en su coliseo a un rival de Primera, y nuevamente con el componente de rivalidad autonómica en un perfecto telón de fondo, como lo es siempre un derbi andaluz de estas características. Los locales llegan tras superar al eterno rival sevillista, el Real Betis, mientras que los de Nervión eliminaron sin mayores problemas al FC Cartagena de Segunda B en la ronda anterior.

Un rival nada fácil de batir

La única eliminatoria copera entre Cádiz y Sevilla, en la 2005/06, se saldó con victoria amarilla (3-2 en la ida en Carranza y 0-0 en la vuelta)

El rival del equipo sevillista en esta ronda de octavos de final del torneo del KO no partirá precisamente como favorito para pasar la eliminatoria dada la diferencia obvia de calidad entre uno y otro plantel, uno de Segunda División y otro que juega Liga de Campeones. Aún con ello, el conjunto gaditano no puede ser subestimado en absoluto, pues dentro de LaLiga 1|2|3 es uno de los oponentes más sólidos y complicados de batir (actualmente es segundo en la tabla, en posiciones de ascenso directo). Pero es que, en segundo lugar, el Cádiz ya sabe lo que es eliminar al Sevilla de este torneo, tras hacerlo en la campaña 2005/06, en la que los gaditanos vencieron 3-2 en Carranza (goles de Mirosavljevic, Medina y Martí en propia puerta para los de casa y doblete de Kanouté para los sevillistas) y aguantaron un empate a cero en el Sánchez-Pizjuán.

Además, solo hay que echar una mirada a las rondas previas para advertir su potencial: los amarillos superaron a dos oponentes de su categoría, UD Almería y Osasuna (ambos en Carranza con marcador de 1-0), y se "cargaron", contra todo pronóstico, a otro Primera como es el Real Betis, perdiendo la ida en Carranza por un gol a dos y logrando una impresionante remontada en el Villamarín con resultado de 3-5. Los goles de David Barral, Dani Romera (en dos ocasiones), Aitor García y Kecojevic rubricaron en letras doradas el sueño cadista, que quiere prolongarse ahora ante el otro club grande de la capital andaluza.

Por otro lado, cabe tener presente el envidiable estado de forma de este Cádiz, que tras un comienzo algo decepcionante de temporada, lograba iniciar una impresionante racha de resultados a raíz de su victoria en la jornada 13 de Segunda ante el Almería en el Estadio de los Juegos Mediterráneos (0-2). Tras eso, Reus, Sporting, Valladolid, Albacete, Zaragoza y Barça B en Liga y el propio Betis en Copa pasaron cayeron bajo el domino de un Cádiz que lograba así la friolera de ocho victorias consecutivas en partido oficial, cortándose esa dinámica en el último partido del 2017 con un trabajado y complicado empate en el Heliodoro Rodríguez López de Tenerife (1-1). Así pues, la última derrota cadista en competición data de 24 de octubre, precisamente en la ida copera ante el conjunto verdiblanco.

La lucha no se negocia

El Cádiz CF tiene una de las identidades, en cuanto a estilo de juego y forma de entender el fútbol se refiere, más claras de toda la Segunda División. A nadie en la categoría de plata se le escapa que, cuando el Submarino Amarillo sale al campo, va a ser un equipo de mucho orden, disciplina y que basará su táctica en la solidez defensiva y en el contraataque y las transiciones rápidas, aprovechando la velocidad de sus delanteros. El sacrificio, la solidaridad y el trabajo en equipo son algunos de los alegatos incuestionables del conjunto amarillo, trasladado al eslogan "La lucha no se negocia", que ya es todo un lema tanto para el equipo como para la afición.

Pancarta desplegada por los Brigadas Amarillas en Carranza | Foto: Cádiz CF (Twitter)
Pancarta desplegada por los Brigadas Amarillas en Carranza | Foto: Cádiz CF (Twitter)

Álvaro Cervera, el capitán general de este Cádiz, que es segundo clasificado en LaLiga 1|2|3

Ese ADN se traslada a la plantilla, en la que se intenta que nadie destaque individualmente en favor del buen desempeño del conjunto. De cualquier forma, la verdadera estrella y puntal de este proyecto está en el banquillo con Álvaro Cervera. El actual técnico fue el encargado de emerger al fútbol profesional al Submarino Amarillo tras seis años anclado en la Segunda División B. Pero no contento con la mera permanencia, en el año de su regreso se convirtió en una de las grandes sensaciones de LaLiga 1|2|3, clasificándose para el playoff de ascenso a la máxima categoría y quedándose a las puertas de subir, siendo superado por el CD Tenerife en una igualada eliminatoria (1-1) que se llevaron los chicharreros por su mejor posición en la fase regular. Por aquel entonces ya mostraba con fuerza todas las virtudes que le hacen ser un gran equipo y que hoy día siguen siendo sus armas, las mismas que le han devuelto a soñar por el mismo objetivo y las mismas que le han aupado, al término de 2017, a la segunda posición de la tabla (36 puntos, solo tres menos que el líder, la SD Huesca), en posiciones de ascenso directo a LaLiga Santander.

Con dos puñales por banda

En cuanto a referentes de la plantilla, el Cádiz cuenta con una columna vertebral sólida y veterana, jugadores que cuentan con la total confianza de su entrenador y que saben a la perfección qué es lo que éste quiere de ellos. Alberto Cifuentes, a sus 38 años, es el guardián indiscutible de la meta, escoltado por defensores experimentados y fiables, como el lateral diestro Carpio, todo un diplomado en la categoría de plata, o los espigados centrales Ivan Kecojevic, Mikel Villanueva y Marcos Mauro (superiores todos ellos al 1,89 cm de altura), junto al capitán Servando. Por delante, Jon Ander Garrido es un bastión defensivo pero por otro lado deberá lamentar la baja de su piedra angular del centrocampo, un José Mari que será baja por lesión todo lo que resta de temporada, lo que obliga a dar un paso al frente a otros hombres de talento, como Rafidine Abdullah y el ex canterano madridista Álex Fernández. En punta, alterna juventud y experiencia, centímetros y velocidad, sobresaliendo el nombre del "trotamundos" David Barral, máximo goleador amarillo en la temporada con siete goles (cuatro en Liga y tres en Copa). También cabe mencionar a José Ángel Carrillo, ariete que llegó a la Tacita este verano después de pasar las dos temporadas anteriores en el filial sevillista, con el que lograba el ascenso a Segunda y la permanencia en dicha categoría.

Carrillo celebrando un gol con la camiseta del Cádiz | Foto: LaLiga
Carrillo celebrando un gol con la camiseta del Cádiz | Foto: LaLiga

No obstante, el mayor valor del equipo se encuentra, indudablemente, en los costados del ataque. Por la derecha Salvi Sánchez (que también compitió en la cantera sevillista) y por la izquierda Álvaro García, causan continuos estragos a las defensas rivales con su velocidad, desborde y regate. Eléctricos y decisivos con sus internadas y su olfato goleador, el pasado verano estuvieron cerca de dejar el Submarino ante ofertas de clubes de mayor categoría (como una mareante oferta que supuestamente llegó desde el Getafe CF), pero para alegría del cadismo terminaron renovando hasta 2022 y la fiel parroquia amarilla podrá seguir disfrutándolos como mínimo hasta el final de este curso.

Salvi Sánchez, uno de los mayores baluartes de este Cádiz | Foto: LaLiga
Salvi Sánchez, uno de los mayores baluartes de este Cádiz | Foto: LaLiga

Las rotaciones de la Copa

Hay que tener en cuenta, eso sí, que este miércoles Cervera posiblemente opte por jugadores menos habituales y deje a los titulares para la Liga, la auténtica guerra para esta escuadra, tal y como ha hecho en las rondas anteriores. Así, entre otros cambios, lo más probable es que, como ocurriera ante el Betis, el ex madridista Rubén Yáñez, titular absoluto en Copa, se ponga bajo los palos y que Salvi y Álvaro sean reemplazados por Moha Traoré y Aitor García, que ya fueron capaces de amargar la noche al Betis en el Villamarín. Como delantero, el almeriense Dani Romera opta a la titularidad después del doblete logrado ante los verdiblancos.

VAVEL Logo