El traspaso de poderes se atasca
El traspaso de poderes se atasca FOTO: Linkedin

Con la llegada del nuevo año se esperaba que los nuevos propietarios del club, Jesús León y Luís Oliver, empezaran a trabajar de inmediato de cara a reforzar la plantilla en el mercado de invierno y así afrontar la remontada que haga que el equipo se salve. Tras la junta de accionistas del pasado día 29 de diciembre donde Jesús León asistió “de oyente”, se esperaba que fuera nombrado consejero por cooptación (término que se usa cuando una sociedad designa vacantes en el consejo por voto de los integrantes del mismo). Este hecho no se produjo, de manera sorpresiva, alegando el secretario del consejo de administración, que dudaba de la legalidad del nombramiento al no estar incluido en el orden del día. Incluso el club, tras la asamblea, se encargó de lanzar un comunicado indicando que Azaveco (empresa del hasta ahora máximo accionista Carlos González) había propuesto nombrar a Jesús León como consejero pero que no había sido posible al no ser admitido por el secretario del consejo de administración. Quizá este comunicado puede ser interpretado como una declaración de intenciones y una muestra de buena fe, pero los acontecimientos que desde entonces se han producido están haciendo tambalear dicha afirmación.

El preceptivo ok de Prasa a la operación, materializado en la renuncia a su derecho de tanteo, ha hecho que corran rumores por los que Carlos González está ralentizando los pasos para que el traspaso de poderes sea efectivo. Según los términos de la operación, los nuevos dueños entregaron a la firma del contrato un millón de euros, y una vez obtenido el ok de prasa se escrituraría la compraventa de acciones, momento en que Azaveco recibiría otros dos millones de euros. Pues al parecer, León y Oliver llevan varios días detrás de Carlos González para escriturar la operación y por ello empezar a trabajar, sin que sea posible la reunión.

Parón en la operación

Esto está provocando un parón en unas operaciones que evidentemente deben estar en marcha para poderlas cerrar a tiempo, y este parón, si es que es cierto, provocaría un claro perjuicio en el club, pues es lógico que los jugadores a los que se le ha tanteado no puedan o no quieran esperar al día 22, momento en que está fijada la junta extraordinaria de accionistas donde oficialmente entrarán los nuevos gestores.

Se espera y desea que este parón no sea tal y que todo se deba a “problemas de agenda” del Sr. González, que se puedan resolver en horas o días y con ello las operaciones puedan llevarse a cabo, y la plantilla pueda reforzarse con tiempo suficiente para que el más que lógico acople de las piezas tenga lugar con tiempo suficiente para ser efectivo.

Reunión con colectivos

Por último, y no menos importante, hay que destacar las reuniones que el próximo presidente, Jesús León, ha mantenido con peñas y colectivos del club, para conocer sus inquietudes y sobre todo para acercar unas posturas que con la actual directiva iban cada uno por su lado. Estos colectivos han destacado la seriedad, las ganas de trabajar y el compromiso de trabajar todos de la mano que los nuevos propietarios tienen y que si se confirma harán que “el reino del arcángel” vuelva a ser el de todos, y no el de unos pocos.

VAVEL Logo