El Real Madrid Castilla resbala en el Cerro del Espino
Foto: Daniel Nieto - VAVEL

El Real Madrid Castilla afrontaba el primer partido de la vuelta de la liga con un once novedoso. Víctor Campuzano entraba a formar parte de la alineación titular situándose en la banda derecha, en sustitución de Franchu Feuillassier, como parte de los cambios tácticos que Santi Solari ha realizado de cara a continuar con la racha de victorias que precedía al conjunto blanco.

El partido se desarrolló de una forma atípica, ambos conjuntos saltaron al terreno de juego con un especial cuidado, ya que las condiciones del verde del Cerro del Espino no eran las más adecuadas para disputar el choque. Con un campo encharcado y con gran abundancia de barro los jugadores tuvieron que usar botas con tacos de aluminio para una mejor sujeción.

Pese a una primera parte bastante equilibrada, el encuentro comenzaba con el dominio del esférico por parte del Rayo Majadahonda. En el minuto 10  de partido llegaba el primer gol del equipo local tras un saque desafortunado de Javi Belman que pegaba en la espalda de Chiki y cuyo remate caía a los pies de Pichín que solo tuvo que empujarla para introducirla en la portería blanca. Cinco minutos (15') después llegaba el segundo por parte de Chiki, que se hacía con el rechace de una falta que daba al palo.

Durante los primeros instantes se vio un Real Madrid Castilla poco acertado de cara a portería, con una conducción de balón lenta y equivocada y poca presión con respecto al contrario. Fue a partir del minuto 20 de partido donde se pudo apreciar una evolución del filial, que dispuso un juego mucho más fluido y con buenas aproximaciones a la portería rival gracias a dos faltas de Óscar, una de ellas rematada de cabeza por Víctor Campuzano. Por otra parte se pudo ver un Rayo Majadahonda que desarrolló la mayoría de la primera parte del partido en la zona trasera, sin sacar el balón del espacio de la defensa, triangulando con el portero constantemente.

La segunda mitad del encuentro se presentó con cambios sorprendentes en la alineación blanca por la cual entraba Dani Gómez en sustitución de Jaume o Álvaro Tejero por Luismi Quezada. Ambos conjuntos salieron con un esquema de juego claro teniendo el Real Madrid Castilla la primera aproximación peligrosa (51'). Escasos dos minutos después es anulado un gol al Rayo Majadahonda por posición antirreglamentaria de Chiki. Es en el minuto 62 cuando el equipo local consigue aumentar la distancia en el marcador anotando su tercer gol tras una jugada por la banda izquierda que remata directamente Dani Martínez desde el punto de penalti.

Sería a falta de cinco minutos para terminar el encuentro en el Cerro del Espino (87`) cuando el filial blanco recortaría distancias gracias a un jugada dentro del área pequeña que acabaría con gol de Dani Gómez, que suma ya cinco tantos en su cuenta personal. Este tiempo se desarrolló con muchas pérdidas de balón por parte del conjunto de Santi Solari, que acusaban no solo las malas condiciones del terreno, sino también el esfuerzo físico pese a haber conseguido equilibrar el partido con una actitud más que notable. Por su parte los locales, muy cómodos en el campo y con una conducción de balón segura y directa, consiguieron que los tres puntos no salieran de casa.

Un encuentro bastante igualado a pesar del resultado que se ha saldado con un 3-1 a favor del Rayo Majadahonda y con un cúmulo total de cuatro tarjetas amarillas a Ayoub (28') y Óscar (68') por parte del equipo local y Javi Sánchez (61') y Jaime Seoane (68') por parte del conjunto madridista.

VAVEL Logo