El Villanovense no vence pero convence
Vía @cfvillanovense en Twitter.com

Aun con los bolsillos llenos con envoltorios de turrones y luciendo el típico abrigo, regalo de reyes por excelencia, tocaba volver al Romero Cuerda. Mejor dicho, al "Municipal Villanovense", porque, aunque el club no lo haya hecho oficial aun, el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena aprobó en pleno el cambio de nombre del estadio del CF Villanovense, de acuerdo con la Ley de Memoria Histórica. Sea con el nombre que sea, el humilde estadio serón acogía la 19º jornada de liga de esta presente temporada, es decir, la primera jornada de la segunda vuelta. La primera seguro que la recuerdan. San Fernando - Villanovense, alineación indebida, impugnación del partido. ¿Recuerdan ya? Seguro que sí. Y es que la famosa primera jornada dio mucho de qué hablar. 

Los isleños visitaban el feudo serón con las ideas bien claras: puntuar. Ya que, tras la marcha de dos de sus jugadores más importantes, como lo son Toni Doblas y Chris, los gaditanos se encuentran en proceso de redistribución de su plantilla, y más de su once titular. 

En una situación similar se encontraban los locales, ya que, aunque no hubieran perdido piezas clave de su plantilla, si que habían sumado dos incorporaciones, una de ellas considerada clave. Y sí, hablamos del delantero murciano Diego Sánchez, quien llegó la semana pasada a la localidad extremeña para convertirse en el "killer" del equipo.

Sin premio al esfuerzo

La primera parte fue un auténtico baño de juego de los locales, que vivieron probablemente los mejores 45 minutos de la temporada. 

Ambos equipos mostraron dos sistemas parecidos. Los locales con su inseparable 4-2-3-1, con Diego Sánchez como referencia de ataque. Los visitantes, con un 4-3-3 con mediapunta. Ambas formaciones suelen buscar tener la posesión, sin embargo el resultado fue totalmente diferente. Los locales tomaron el balón en el minuto uno y agarraron bien fuerte las riendas del juego. Tal fue la fuerza con la que las agarraron, que no pudieron arrebatárselas sus rivales en toda la primera mitad. Fue un auténtico recital sin premio. 

Dieguito disfrutó de la que pudo ser su mejor tarde en el Romero Cuerda, si el ansia de gol no le hubiera supuesto un inconveniente. El extremo almendralejense fue un auténtico incordio para su par, Nano. Este, por su parte, en un intento de llevar su equipo arriba, amplió su recorrido más de la cuenta, lo que creaba unos grandes espacios que aprovechaba el extremo local. 

Así, Dieguito, Annunziata y Diego Sánchez formaron el trío perfecto y gozaron de una cantidad considerable de ocasiones, pero ya sea por la defensa, el guardameta o incluso los palos, el balón no terminó en el fondo de las mallas. 

Por su parte, los visitantes dedicaron toda la primera mitad a frustrar los ataques del rival e intentar montar la contra tras recuperar el balón, pero se veían muy faltos de confianza ante un Villanovense que competía a un muy alto nivel. No obstante, gozaron de una de las ocasiones más claras del partido. De hecho fue la única del cuadro gaditano en la primera parte y la más clara de todo el encuentro. El Villanovense movía el balón por todas las líneas y, en un despiste de Pajuelo, Óscar Martín, muy atento, interceptó un pase en la frontal del área y se plantó solo ante Leandro, quien sacó el balón "a bocajarro" con una espléndida parada. 

Segundas partes nunca fueron buenas

Si los primeros 45 minutos no habían dejado nada claro sobre el campo, lo que pasó en la segunda mitad empeoró la situación. Se podría decir que cada equipo dominó en una mitad, pero no es cierto. La verdad es que la segunda parte no tuvo dominador claro. El San Fernando redistribuyó sus líneas y su defensa se solidificó. Esto consiguió que el Villanovense, que había jugado a placer durante toda la primera mitad, se encontrara más incómodo en el campo, ya que sus rivales no dejaban tantos huecos. De esta manera fueron ganando en posesión los visitantes, lo que los locales en intranquilidad. Los minutos pasaban y los nervios se exacerbaban. Así, Casares falló una ocasión clara para los isleños por precipitarse ante la meta de Leandro. Pero eso no fue todo, porque Jacobo y Dieguito cometieron el mismo error para los locales, que no lograron conseguir mostrar su mejor versión. 

Ante una situación complicada, ambos entrenadores decidieron introducir incorporaciones en el campo. Iván Ania, dando minutos a Kamal, Elías y el recién llegado Dani Muñoz, únicamente consiguió que su equipo perdiera la dinámica explosiva con la que contaba, pero subsanó las carencias físicas de los que abandonaron el terreno de juego. Pérez Herrera, por su parte, optó por modificar el sistema y pelear más por la posesión del balón. Así el partido perdió todo su fuelle. Hasta que, en el minuto 70, Jacobo tuvo, esta vez sí, la ocasión más clara del encuentro, aunque fue algo digno de estudio. El tímido remate del joven extremo, a centro de Tapia, sorprendió a todos al ver cómo David Ramírez se quedaba inmovilizado y un defensa sacó el balón bajo palos.

Los últimos diez minutos bien podrían haber correspondido a un partido de una categoría inferior. Nadie paraba el balón. Si el Villanovense atacaba, los visitantes contragolpeaban sin orden ni concierto y viceversa. 

Y con este final de locos se llegó a a la conclusión de este intenso encuentro. El CF Villanovense no consiguió la victoria en casa aunque compitió a un muy buen nivel. Por su parte, los locales regresan a San Fernando con un punto muy valioso por la dificultad del choque.

Mejores actuaciones

3 PUNTOS Leandro
2 PUNTOS Casares
1 PUNTO Annunziata
VAVEL Logo