Pelayo Morilla, un jugador a seguir de cerca
Imagen: Diego Blanco-VAVEL

Hay jugadores que destacan ya desde una temprana edad y ese es el caso de Pelayo Morilla, nacido el 30 de noviembre de 2001, es una de las jóvenes promesas que atesora Mareo. Y es que con 16 años ya ha debutado en una categoría tan dura como es la 2ªB, algo que no consiguen muchos.

Suele jugar de extremo derecho, aunque también puede desenvolverse perfectamente en la mediapunta. Titular fijo en el once del Juvenil A del Sporting, donde subió este año después de finalizar su etapa de cadete, donde jugaba en Liga Nacional.

Ha renovado en septiembre por 5 temporadas, cubriendo de esta manera las 3 de juvenil y las 2 del filial.

Y es que los números no engañan, ya que esta temporada con el juvenil ha marcado cuatro goles repartidos en 15 partidos. Con un total de 1.012 minutos jugados y titular en 11 de los 15 encuentros disputados. Marcaría su primer gol ya en la primera jornada de la temporada frente al Compostela, y solo le hicieron falta 27 minutos, los demás tantos llegarían frente a Lugo, Areosa y Val Miñor Nigrán.

Su debut en 2ªB con el filial sportinguista se producía en el enfrentamiento que llevaba a los gijoneses a enfrentarse al S.D. Gernika Club en tierras vascas y que finalizaría con victoria asturiana por tres a cinco. Jugaría dos minutos, pero supone un gran paso adelante en una prometedora carrera que no ha hecho más que comenzar y que de momento no parece tener techo.

Habrá que ver de lo que es capaz esta joven promesa rojiblanca y quién sabe si dentro de algunas temporadas lo veremos vistiendo la zamarra del primer equipo, de momento lo que sí se sabe es que atesora una gran calidad y técnica en sus botas que seguramente no pasen desapercibidas para los seleccionadores de las categorías inferiores de la selección española.

Aún es joven, pero con trabajo y una cabeza bien amueblada puede llegar muy lejos, ya que se esperan grandes cosas de este chico.

VAVEL Logo