El Submarino naufraga en la orilla
Villarrealcf.es

El Leganés certifica la sorpresa en el Estadio de la Cerámica y disputará los cuartos de la Copa por primera vez en su historia. Mientras los de Calleja rozaron la heroíca remontada pero quedan apeados de la competición del caos en octavos de final. El resultado global fue de empate a dos goles, pero el tanto a domicilio del Leganés obra del Zhar dedice la eliminatoria. 

El resultado de la ida permitía al Leganés disfrutar de una mínima ventaja. Y un tanto de los pepineros obligaría a los amarillos a marcar tres tantos. El Submarino salió enchufado desde el primer minuto con la necesidad de igualar rápidamente. El juego transcurría en zona visitante, la posesión sólo tenía un color; el amarillo. Sin embargo, el planteamiento del conjunto madrileño diseñado para defender cerca del área daba sus frutos. Más balón que ocasiones en el primer tramo del choque y la sensación de que los de Madrid tenían el partido donde querían. 

El Zhar sentenció con un golazo

Ante tanto llegada, Fornals tuvo la primera y clara ocasión, pero Champagne apareció por primera vez en el camino de los "groguets". En la acción posterior, El Zhar encontró un pasillo por el costado derecho, encaró la meta de Barbosa y definió a la perfección con una vaselina milimétrica. Era la primera salida del conjunto blanquiazul. Y era un jarro de agua fría para el Villarreal. Un tanto que encarrilaba el pase del Leganés. Así llegó el partido al término de los 45 minutos. Constantes ataques del Villarreal y efectividad máxima del Leganés.

El Submarino muere con las botas puestas

Lejos de rendirse, el Villarreal salió con todo y a por todo tras el descanso. Y fruto de ello llegó el empate y la esperanza para la afición del Submarino, que empezó a creer en la remontada y a animar a los suyos. Dani Raba  igualaba la contienda,  después de una serie de rebotes en el área pequeña, el canterano remató de forma inapelable para el arquero. Un tanto que dio un giro por completo al partido y a la eliminatoria. Todo parecía vendido y en una acción aislada el partido acogía otro calor.

El Villarreal se volcó sobre la meta del Leganés. Centro tras centro. Llegada tras llegada. Tiro tras tiro. La muralla "pepinera" resistía las embestidas del Submarino. Fornals volvió a disponer de una magnífica ocasión, pero se volvió a topar con Champagne. Minutos más tarde, el colegiado anulaba un tanto de Enes Unal. El delantero turco estaba ligeramente adelantado y el línier aceró levantando la bandera. No dejaba de intentarlo el conjunto del Villarreal.  

Calleja dio entrada al recién aterrizado Roger Martínez para disputar los últimos 20 minutos. El colombiano debutaba con la elástica amarilla. El Villarreal acababa con Unal, Bacca y Roger en punta. Parecía que estaba todo decidido, incluso pudo rematar el partido Beaveau en un contragolpe. Pero el Villarreal volvió renacer y a creer. Cheryshev conseguía el 2-1 a falta de dos minutos y el estadio se venía abajo. A un solo tanto del pase a cuartos de final. Los últimos minutos se disputaron en área del Leganés, y Barbosa se incorporó al ataque en las últimas acciones.

Pero no fue suficiente para culminar la remontada y conseguir el pase. El Villarreal murió con las botas puestas y se dejó el alma hasta el último minuto. La decepción de unos, y la alegría de otros. Más si es para hacer historia. El conjunto pepinero se defendió con uñas y dientes, y consiguió el pase para los cuartos de final de la Copa del Rey, por primera vez en su historia.

VAVEL Logo